Masiva participación en consulta social sobre privatización del Canal de Isabel II

Paula Guerra || Periodista.
Madrid.

La participación en la consulta social sobre la privatización del Canal de Isabel II superó, con creces, las expectativas de sus organizadores. En algunos puntos de votación hubo que recurrir a medidas de emergencia para fotocopiar nuevas papeletas ante la masiva presencia de votantes. Los resultados oficiales se darán a conocer el 5 de marzo en rueda de prensa.

no images were found

A los diversos puntos de votación las personas se acercaban a votar con bastante información sobre la consulta. ©JJ Delapeña

“Éxito rotundo”. Así calificaron sus organizadores la consulta social sobre la privatización del Canal de Isabel II realizada el domingo 4 de marzo. A pesar de la amenaza de lluvia, desde temprano algunos puntos de votación se llenaron de gente que esperaba a que se constituyeran las mesas. Fue lo que ocurrió en lugares como la Puerta del Sol o la Plaza de Lavapiés. En otros sitios algunas mesas se constituyeron con algo de retraso, pero a las 12 del día todas ellas (más de 300) estaban funcionando.

El referéndum fue organizado por la Plataforma contra la Privatización del Canal de Isabel II y las Asambleas Populares del 15M de Madrid. Como apoyo en temas de logística, difusión de material y turnos de mesas participaron diferentes asociaciones de vecinos, miembros del 15M, movimientos ecologistas, afiliados a sindicatos y militantes de Izquierda Anticapitalista, Equo e Izquierda Unida (IU).

El horario de mayor afluencia de votantes fue entre las doce y la una de la tarde. Desde la mesa de la Plaza Dalí, en el barrio Salamanca, señalaron que a esa hora  “no dábamos abasto, había una cola muy larga”, señaló unos de los responsables.

En todas las mesas de votación consultadas por Crónica Popular la respuesta fue la misma: la participación de los ciudadanos fue, con creces, mayor de la esperada. Este hecho sorprendió hasta tal punto a los organizadores que en muchos lugares hubo que recurrir a fotocopias de urgencia ante las masiva participación ciudadana. Fue el caso, entre otros, de la Plaza de Lavapiés, las Glorietas de Bilbao y Quevedo, el Parque Santander y la Plaza Dalí, en el barrio Salamanca.

El ‘terrateniente’, detrás de la plataforma

La alegría de los convocantes ni siquiera fue empañada por el artículo que ayer publicó El Mundo bajo el título ‘Un terrateniente al frente de la marea azul’. En la nota, el periódico de Pedro. J. Ramírez afirmaba que Ladislao Martínez, uno de los referentes de la Plataforma contra la privatización del canal, es un “terrateniente” cuya “filosofía de vida contrasta con sus propiedades”. El artículo acusa a Martínez de comprar un piso en Madrid de más de 600.000 euros, en plena burbuja inmobiliaria, y de tener participación en la titularidad de cuatro fincas rústicas en el municipio Coquense de Garcinarro.

En la plataforma restaron importancia a la información. Recordaron que Ladislao Martínez es conocido por llevar más de 30 años en el activismo ecológico y, últimamente, también por su implicación en la lucha contra la privatización del canal. Y preguntan: “¿Si eres dueño de un piso y de unas cuántas hectáreas estás obligado a ser un conservador de derechas?”.

Quejas y gracias

Responsables de diversos puntos de votación señalaron que, en términos generales, las personas se acercaban a votar con bastante información sobre la consulta. En menor medida, hubo quienes se llegaron hasta las urnas pidiendo más información antes de emitir su voto. En aquellos casos, los responsables explicaban por qué se hacía la consulta y quiénes estaban detrás de ella. Otro aspecto en el que coincidieron fue que la gente se mostró agradecida por la consulta. “Nos daban las ‘gracias’ por preguntarles su opinión”, señalaron en una de las mesas del Parque de El Retiro.

Sin embargo, también hubo quejas. Una, en particular: la poca difusión de la consulta en medios de comunicación masivos. De hecho, unos votantes de la Glorieta de Bilbao se quejaron ante los responsables de mesa: “¿¡Por qué no ha salido en la tele ni en la radio!?”, preguntaban, mientras los responsables intentaban explicar el carácter popular del referéndum.

Sabor a victoria, con un incidente

Hacia el final de la jornada las caras eran alegres. La opinión compartida por organizadores y participantes era que nadie esperaba una participación tan masiva, sobre todo tomando en cuenta que la difusión se había realizado, básicamente, a través de las redes sociales, los colectivos y el “boca a boca”.

El único incidente del que se tenía conocimiento al cierre de esta edición fue el ocurrido en Boadilla del Monte, donde la policía retiró la mesa de votación. “Lo más probable es que haya una sanción”, señaló Pilar Esquinas, miembro de la Comisión de Legal de la Plataforma contra la Privatización del Canal de Isabel II.

En cuanto a los resultados obtenidos (se esperaban 300.000 votos) y los pasos a seguir después de una encuesta cuyos resultados no son vinculantes, Esquinas afirmó que esta información será entregada en una rueda de prensa el día 5 de mayo, a las 11 de la mañana, en la sede de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM).

no images were found

La participación en la consulta social sobre la privatización del Canal de Isabel II superó, con creces, las expectativas de sus organizadores. ©Paula Guerra

|

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*