Brigadas vecinales presentan demanda por “vulneración de derechos fundamentales”

Paula Guerra || Periodista.
 Madrid.

El 14 de septiembre las Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos (BVODH), colectivo que documenta y denuncia las redadas racistas que se producen en Madrid, presentará una demanda ante los Juzgados de lo Contencioso Administrativo por “vulneración de derechos fundamentales” debido a la presión que dicen sufrir por parte de las autoridades.

no images were found

Concentración, el 13 de marzo de 2012, frente a los juzgados de Plaza de Castilla. ©Brigadas Vecinales

En un comunicado hecho público recientemente, el colectivo afirma que la Delegación de Gobierno de Madrid ha admitido a trámite expedientes sancionadores a nueve de sus voluntarios y que “el acoso a los observadores de las brigadas se orienta en un mismo sentido: coaccionar a las personas que realizan esta labor”. En el texto, señalan que “se han vulnerado derechos básico como la libertad de información y expresión, pues emitimos opiniones políticas basadas en hechos reales, ciertos y conocidos como son las redadas racistas”.

Las BVODH se constituyeron en el año 2009 con el objetivo de documentar y denunciar todo tipo de actuación discriminatoria por raza, etnia, origen, género y orientación sexual. Una labor cuyos resultados se pueden apreciar en el informe ‘Controles de identidad racistas en Madrid’, documento que recoge las redadas por perfil racial llevadas a cabo entre 2009 y 2011. El colectivo ha adelantado que próximamente dará a conocer un segundo informe con datos de este año. 

Las redadas continúan

Según las BVODH la publicación de la Circular X/2012 en mayo de 2012 (un documento del Ministerio del Interior que califica de ilegal las redadas racistas) no ha contribuido a disminuir este tipo de prácticas.

Desde la publicación de esta circular “hemos recibido144 avisos de control de identidad por perfil racial efectuados por agentes uniformados del Cuerpo Nacional de Policía”. Por otro lado, afirman que en su cuenta de Twitter (@BrigadasDDHH) ya son más de mil los avisos de controles racistas efectuados en el área metropolitana de Madrid, tanto por agentes uniformados como por agentes de paisano, “especialmente en los barrios de Usera y Lavapiés y en intercambiadores de autobuses como los de la Avenida de América y Moncloa”.

Por ello, han iniciado una campaña de recogida de firmas con el objetivo de que la Delegación de Gobierno admita a trámite la demanda por vulneración de derechos fundamentales.

+ Artículos relacionados: Redadas racistas: Cuando ser diferente te hace ‘peligroso’

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*