Las desterradas hijas de Eva

Carlmelchor || Realizador y periodista.
Madrid.

A las republicanas se las llamó Las nuevas Eva, nombre muy mal visto en su tiempo que supuetamente iría acompañado de actitudes incorrectas, a modo de semilla, mal ejemplo y marca personal en un país descaradamente masculino. El hombre era el poder, el macho, la fuerza, el dueño, señor y rey de la casa.

Ideólogas y voceadoras asociadas al régimen como Pilar Primo de Rivera (1907-1991) afirmaban cosas como ésta: «Las mujeres nunca descubren nada; les falta, desde luego, el talento creador, reservado por Dios para las inteligencia varoniles, nosotras no podemos hacer más que interpretar mejor o peor lo que los hombres nos han hecho».

|

Entrevista a Consuelo García del Cid Guerra, autora del libro Las desterradas hijas de Eva, libro de investigación sobre los maltratos, las humillaciones, las violencias físicas y psíquicas, y el adoctrinamiento franquista ejercidos sobre las adolescentes de los reformatorios y maternidades, y sobre las niñas de corta edad de los preventorios infantiles
(Madrid 2-10-2012).

|

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *