AMESDE rinde un homenaje no “oficialista” a Marcos Ana

Alba Peraleda || Periodista

Fotos de Bernd Kolter 

Hay homenajes y homenajes, los oficiales y los que nacen del corazón, de la amistad, de la admiración. Cuando digo “oficiales”, no me refiero a los que rinden las autoridades del Estado, sino al que pueden rendirle a una persona las autoridades del partido político, en el que militaba. Marcos Ana era, como es bien sabido, comunista, pero militante de un partido que estuvo siempre en la vanguardia de la lucha para la instauración de la democracia en España frente a la dictadura franquista, y que no se reconocería en lo que es hoy el Partido Comunista de España, más afín al 15-M que a los principios revolucionarios que presidieron su trayectoria en el pasado.

Jaime Ruiz, presidente de AMESDE

Amparo Climent, actriz, y Carlos Olalla, actor, presentadores del acto

Antonio Gallifa, economista, durante su intervención en el acto

Por eso, cuando digo que hay homenajes y homenajes, pienso en el oficial que se rindió a Marcos Ana en el auditorio Marcelino Camacho de CC.OO, en el que una serie de personajes salieron a la palestra para soltarnos uno tras otro su discursito de circunstancias, lleno de tópicos para la ocasión, con el cuerpo presente del fallecido en el ataúd, rodeados de decenas de coronas y ramos de flores. Sí, mucho público, pero gran frialdad, como cuando se tiene que cumplir con un rito obligado. Aunque ya estamos acostumbrados a la apropiación de los muertos por personas que se reclaman de sus ideas, aunque no tengan ya nada que ver con las del que se ha ido, el homenaje “oficial” del auditorio Marcelino Camacho resultó un caso flagrante de “apropiación indebida”, de “aprovechamiento”, de “explotación2 de un muerto.

Muy diferente fue el acto organizado por AMESDE (Asociación de la Memoria Social y Democrática), el 8 de febrero, en el Paraninfo de la Universidad de San Bernardo. Este acto, a diferencia del otro, transmitía emoción, sentimiento, calor humano, porque los que estaban allí y participaron en el homenaje eran amigos de Marcos Ana, ya fuera porque lo habían conocido personalmente o porque sabían de su lucha, de su prisión, de sus sufrimientos, y de su voz de poeta por la libertad.

Presentado por la actriz Amparo Climent y el actor Carlos Olalla, en el acto participaron numerosas personas del mundo de la cultura, así como destacados militantes y activistas políticos y sociales. Tal como los dos presentadores del acto lo habían ideado, cada interviniente debería limitarse a leer un breve extracto de una obra de Marcos Ana, ya fuera prosa o poesía, dando así voz, a través de los textos leídos, a la del propio Marcos Ana, y definir en una sola palabra lo que éste representaba para ellos.

Después de unas palabras de Jaime Ruiz, presidente de AMESDE, la actriz Amparo Climent y el actor Carlos Olalla fueron llamando uno a uno a los numerosos intervinientes, entre otros, Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la UNESCO y presidente de la Fundación Cultura de Paz, los ex rectores de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa y José Carrillo, los sacerdotes Padre Ángel y Javier Baeza, MENSAJEROS POR LA PAZ Y párroco de San Carlos Borromeo, las actrices Claudia Gravi, María Maristany, madre de Carlos Olalla, y Beatriz Bergamín; los actores Emilio Gutiérrez Caba y Fernando Marín; el periodista Rafael Fraguas; la letrada Cristina Almeida, el poeta Luis García Montero, la escritora Almudena Grandes, el economista Antonio Gallifa, y las historiadoras Mirta Núñez Díaz-Balart y María Rosa de Madariaga. En cuanto a los intervinientes del mundo de la política y el activismo social, cabe destacar a Víctor Díaz Cardiel, ex secretario general del Partido Comunista de Madrid, Luis Pérez Lara, ex dirigente de CC.OO, Manuel de la Rocha, dirigente de Izquierda Socialista, Montserrat Muñoz, de Izquierda Abierta, ex alcaldesa de San Fernando de Henares y ex diputada, y Javier Moreno, presidente del Foro por la Memoria. Por último, entre los amigos más cercanos al poeta, cabe mencionar a Diego Navarro, que expresó con la palabra “hermano” lo que para él significaba Marcos Ana.

Fue un acto impregnado de calor humano y emoción, con intermedios musicales a cargo de Fernando Fuster y Susana Martins, que pusieron música a un poema de Marcos Ana y cantaron un poema de Miguel Hernández. El acto terminó con las luces del Paraninfo apagadas y el espacio iluminado solo con el parpadeo de decenas de lucecitas, mientras que de una cajita de música salían los sones de la Internacional coreados por los asistentes al acto.

2 comentarios de “AMESDE rinde un homenaje no “oficialista” a Marcos Ana

  1. Guillermo
    13 febrero, 2017 at 20:57

    Estoy de acuerdo que el PCE de ahora no tiene nada en común con el Partido Comunista de Marcos Ana, ni con el de muchos muchos de nosotros y es muy de agradecer este acto verdadero y reconocible por el propio poeta, pero muchos de los asistentes tampoco creo yo que sean ni siquiera comunistas.sBA9

  2. 13 febrero, 2017 at 22:17

    Pena de no haber podido asistir a ninguno de los actos para mí fue un ejemplo y referente, escucharle entre amigos, era cargarse de paz. No creo que el comunismo de Marcos, tenga nada que ver con el de José Carrillo, su forma de actuar como Rector de la Universidad deja mucho que desear…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *