El Buen Vivir. Ecuador vota el 2 de Abril.

Ramón Pedregal Casanova ||

Escritor. Presidente de AMANE, Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales ||

 

¿Qué es el Buen Vivir?

EL Buen Vivir es un principio constitucional basado en el ´Sumak Kawsay, que recoge una visión del mundo centrada en el ser humano, como parte de un entorno natural y social.

En concreto el Buen Vivir es:“La satisfacción de las necesidades, la consecución de una calidad de vida y muerte digna, el amar y ser amado, el florecimiento saludable de todos y todas, en paz y armonía con la naturaleza y la prolongación indefinida de las culturas humanas. El Buen Vivir supone tener tiempo libre para la contemplación y la emancipación, y que las libertades, oportunidades, capacidades y potencialidades reales de los individuos se amplíen y florezcan de modo que permitan lograr simultáneamente aquello que la sociedad, los territorios, las diversas identidades colectivas y cada uno -visto como un ser humano universal y particular a la vez- valora como objetivo de vida deseable (tanto material como subjetivamente y sin producir ningún tipo de dominación a un otro)”. Plan Nacional para el Buen Vivir 2009 – 2013

http://www.buenvivir.gob.ec/inicio

 

Ha empezado la campaña de la 2ª vuelta de las elecciones en Ecuador. La discusión en torno a las ideas de las dos partes enfrentadas, la derecha proimperial y el gobierno del Socialismo de la Revolución Ciudadana, del que, durante los 10 años que lleva transformando la realidad, ha venido siendo máximo representante Rafael Correa, que da paso a Lenin Moreno para dirigir el poder político sostenido por Alianza País.

El candidato opositor, Guillermo Lasso, y el oficialista, Lenín Moreno.

Alianza País explicaba en su programa que el Buen Vivir significa “la satisfacción de las necesidades, …” porque hasta 2007, cuando gana las elecciones, la clase trabajadora ecuatoriana sólo conocía las necesidades, la satisfacción se la habían robado: los capitalistas se ponían al mando del imperio y no pagaban impuestos, dejaban a la mayoría sin ninguna protección social, se llevaban el dinero de todos a los paraísos fiscales… La Revolución Ciudadana ha hecho que la vida del pueblo ecuatoriano cambie de forma radical. A la emigración que había salido del país por millones la protegió con leyes y equipos para que en cualquier lugar encontrase el amparo de su propio gobierno, el mismo gobierno que se empleó en facilitar la vuelta a quien lo prefiriese. El gobierno que, protegiendo la verdad, acogió a Julian Assange, el que no cedió a las presiones del imperio estadounidense, el más poderoso de la historia, ni cedió a los servidores de semejante firma.

Con tanta dignidad como esa muestra de ética nos enseña en tiempos tan difíciles, está formando parte del ALBA-TCP y de UNASUR, organismos creados siguiendo las palabras de Simón Bolívar, el héroe independentista que soñó con un continente nación:

“Es una idea grandiosa pretender formar de todo el Mundo Nuevo una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo. Ya que tiene un origen, una lengua, unas costumbres y una religión, debería, por consiguiente, tener un solo gobierno que confederase los diferentes estados que hayan de formarse.”.

Alba-TCP y UNASUR abrazan a los países que con sus gobiernos aspiran a independizar a América Latina por segunda vez. Con la mayor dignidad, el gobierno de Alianza País se dispuso a sostener la soberanía de Ecuador, y entre las primeras decisiones rechazó el dominio estadounidense que suponía el Tratado de Libre Comercio (TLC).

Y también, ganadas las elecciones, comenzó el tiempo de la aplicación del programa social. En el programa de Alianza País estaba aprobado el aumento de las ayudas a los sectores más empobrecidos, la construcción de viviendas a precios bajos y con pagos fáciles de acometer. Se abrió la puerta con la Asamblea Constituyente en 2007, la aprobación del Referéndum en 2008 y las elecciones en 2009. Triunfo tras el triunfo de Alianza País puso en 3 años a Ecuador en el camino nuevo, en la dirección del cambio social de “la satisfacción de las necesidades”, y en 2013 el Presidente Correa y Alianza País volvieron a ganar.

En 2007, Alianza País tiene que hacer frente al 36,7% de pobreza, ése era el país que sometía el capitalismo desde el gobierno, y Alianza País le fue dando la vuelta: 7 años más tarde había reducido la pobreza al 23% y en el caso de la pobreza extrema, que superaba el 16,5% quedaba en el 8%, el esfuerzo titánico de un gobierno que se encontraba de un día para otro con un país sin fondos, ha sido ejemplo de trabajo y preocupación por la clase trabajadora.

Otro ejemplo, la distancia entre lo que cobraban los ricos y los salarios de los y las trabajadoras se redujo en esos años de 42 veces de uno a otro a 25. En la enseñanza pública el esfuerzo ha sido de dimensiones enormes, el gobierno de Alianza País llevó a las aulas en este tiempo de gobierno a dos millones más de estudiantes. Un dato también revelador sobre la enseñanza, si antes de que Alianza País gobernase el número de estudiantes becados no pasaba de 237, sólo de 2007 a 2015 Alianza País consiguió 14.276 nuevas becas, e invirtió más de 1.000 millones de dólares en 4 nuevas universidades, Universidad Nueva de Educación, Universidad Regional Amazónica, Universidad de las Artes, y, el Proyecto Yachay. El paro ha bajado ostensiblemente, en 2015 ya estaba en el 4,3%, para entonces ya era el país con el nivel de paro más bajo de Latino América. El salario que el gobierno dependiente del imperio lo mantenía en 160 dólares, Alianza País lo subió a 366. Si antes sólo el 26% de la población tenía seguro social, de 2007 a 2015 alcanzaba al 67% de la población. El número de médicos en esos años de gobierno de Correa sobrepasó los 20.000, 21 hospitales, y 1.200 médicos que se había exiliado económicamente volvieron allí a trabajar. Las cifras dicen dónde ha combatido y ha vencido el gobierno transformador.

Para su independencia el gobierno del Presidente Correa cerró la base militar de Manta, desde la que operaba el imperio vigilando y organizando sus intervenciones en Centro América y el continente Sur. Y ahí se encontró Correa con el golpe de Estado que el imperio le preparaba: en un acto público al que acudía para buscar una solución sobre salarios a la policía, un sector de ésta intentó axfisiarle con gases lacrimógenos, y refugiado en el hospital al que acudió le secuestraron, y al no poder retenerle aún tirotearon el coche en el que iba. Pero los golpistas fracasaron y el complot imperial contra el único gobierno que había defendido al pueblo trabajador, quedó al descubierto. El odio de la clase burguesa, de quienes se enriquecían empobreciendo a la mayoría, de quienes se llevaban lo de todos a los paraísos fiscales, de quienes no pagaban impuestos, el odio de esa burguesía entreguista que había llevado a la clase trabajadora de Ecuador, al verdadero Ecuador, a la mayor crisis de su historia hasta hacer que perdiese su moneda porque dejó de valer, el odio de tales individuos proimperio estadounidense, se había manifestado en su intento de magnicidio.

La investigación demostró cómo el gobierno estadounidense y su agencia USAID dieron el dinero al sector golpista de la policía y a ciertos dirigentes de la organización Pachatukit.

De la misma manera no fue pequeño el enfrentamiento del gobierno de Alianza País para defender a Ecuador frente a la agresión ecológica más grande del mundo causada por la petrolera Chevrón, la segunda de EEUU, un poder inmenso al que sólo vence la valentía de quien defiende al pueblo, Alianza País.

Vienen las elecciones y el candidato de Alianza País, Lenin Moreno, gana la 1ª vuelta y puede ganar la 2ª y definitiva. Pero ya está diciendo el banquero opositor, ¡otro banquero!, ¡otro enriquecido con la usura!, que en caso de ganar su primera medida sería sacar a Ecuador del Alba (Alianza Bolivariana para las Américas – Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América). El banquero dispone de la red que los de su clase tienden para atrapar a los pueblos en todas sus dimensiones. Si usted mueve un céntimo, no digamos los millones invertidos por el gobierno de Alianza País, el banquero lo tiene contado y quiere cogerlo y atarlo con una cadena que mueve como si fuese rabo de perro. Cada uno de sus eslabones se coge a otro y a otro, de uno en uno, hasta el último que se cierra abrazado al tirador de su caja fuerte, guardada en la caja fuerte del imperio del mundo. Le estorba la independencia, la soberanía de Ecuador, la satisfacción de las necesidades del pueblo trabajador.

También se propone acabar con la Ley de Comunicación http://derechoalacomunicacion.ucr.ac.cr/wp-content/uploads/2015/04/Ley-organica-de-comunicacion-ecuador.pdf , un triunfo de las clases trabajadoras como explica muy bien http://churocomunicacion.blogspot.com.es/2013/07/ley-de-comunicacion-una-herramienta.html en su comunicado “Análisis de Ley Orgánica Comunicación de Ecuador”; merece la pena leerlo para saber lo que quiere tirar el banquero. Más información en http://www.andes.info.ec/es/noticias/ley-comunicacion-ecuador-es-herramienta-defensa-sociedad.html .

Y cómo no, el banquero también se propone terminar con la política de atención que el gobierno de Alianza País viene aplicando a los sectores más débiles, por ejemplo, el banquero y los banqueros se opone a la política de Alianza País que sirve a las familias trabajadoras del pueblo, a los hijos del pueblo para que puedan acceder a la enseñanza superior.

Los aliados del banquero y los banqueros no se han visto beneficiados con Alianza País. Pensar en América Latina soberana llevará a comprender el poderoso brazo del pueblo con un gobierno que tiene por principio los beneficios sociales, “la satisfacción de las necesidades” que se propone el Buen Vivir, primero con el Presidente Correa, y ahora Lenin Moreno.

Queda por ver lo que “la satisfacción de las necesidades” que lleva a cabo el Buen Vivir, supondría en el conjunto de América Latina, el significado que alcanza actuar y pensar con los pueblos latinoamericanos unidos, en Alianza como un sólo País, y, en el caso aquí tratado, en el pueblo ecuatoriano.

Para llevar a cabo ese proyecto debe alertarse, debe darse conciencia y llamar a la conciencia: ¡cuidado también con quienes titulándose de izquierda, refiere su discurso a causas limitadas y particulares!, ¡cuidado con quien busca cambiar el todo por la parte, el conjunto por un asunto o fracción! Cuidado con los enemigos del avance social de los 10 últimos años.

Cuando el ruido es confuso, la cadena del enemigo se agita cerca; deberíamos saber, estar advertidos, ser conscientes de que la están agitando desde el extremo de la caja fuerte a que está sujeta, ese extremo que encontramos si retrocedemos paso a paso por ella como si siguiésemos la pista de un ladrón.

La lucha ideológica, la guerra ideológica se decide en Ecuador entre el 30 de Marzo y el 2 de Abril. Las victorias son siempre un referente, y la clase obrera de Ecuador y de toda Latinoamérica tiene que sostener y empujar el cambio que empezó con el Presidente Correa, y eso es innegable, a pesar de los traspiés, de lo que se deba corregir, porque hay que cambiar lo que deba ser cambiado, y continuar avanzando con Lenin Moreno en la Presidencia. Su victoria será la victoria de la clase trabajadora en todas partes.

Saber de Venezuela

Las falsificaciones aderezadas como noticias que se difunden sobre Venezuela en la sociedad capitalista, son producidas, sin ningún escrúpulo, por las multinacionales de la información, empresas grandes en su capital y muy privado, y de ética social y política cenagosa, provocativa, criminal, y hasta llaman a la intervención militar del ladrón del mundo, el imperio. Seguro que conoce alguna de las últimas falsificaciones informativas, atentatorias, para frenar los cambios sociales que el gobierno está implementando, cambios cuyo fin es que el pueblo disponga de los bienes nacionales. ¿Pero en qué se emplea la prensa vinculada al imperio? En el ataque al gobierno que procura hacer frente a cualquier medida que beneficie a la mayoría.

Están a la orden del día las páginas y los informativos de radio y tv con las palabras de personajes conocidos, (Manuela Carmena y los suyos en el Ayuntamiento de Madrid, Almagro, por la OEA, órgano de creación y dominio estadounidense, y les siguen en la labor de desinformación diaria otros personajes que se pronuncian sobre “los presos políticos”, sobre “la escasez de alimentos”, sobre la falta de dinero, sobre la violencia, instrumentos de sus dueños imperiales en el camino de su programa delictivo, con ello se oculta o falsifica el trabajo del gobierno venezolano. Desinformar. Confundir. Debilitar. Crear caos social. Intervenir militarmente. Tirar al gobierno y acabar con el poder popular. Imponer gobierno imperialista. Los colaboradores con estos planes están en permanente actividad.

El profesor Luis Britto García, narrador, dramaturgo, ensayista, guionista, autor de Rajatabla (Premio Casa de las Américas mención Cuento 1970), Abrapalabra (Premio Casa de las Américas mención Novela 1979), La misa del esclavo (Premio Latinoamericano de Dramaturgia Andrés Bello 1977), y de otras más de 50 obras hasta la última sobre Ezequiel Zamora, hoy héroe nacional, que murió en 1859 tras numerosas victorias militares al frente del pueblo desheredado sobre el ejército de la oligarquía. Las ideas libertadoras de Ezequiel Zamora fueron recogidas por quienes desde entonces hasta nuestros días han luchado y luchan por el pueblo venezolano.

Pero si necesita saber sobre la historia de estos últimos años de Venezuela, si necesita saber que ha pasado para llegar al hoy, tiene la mejor información en el libro del profesor Britto García Venezuela golpeada. Mediocracia contra democracia. Investigación de unos medios por encima de toda sospecha. Así conocerá en qué condiciones y cómo se fabrica el discurso con el que los medios más conocidos y más poderosos, pertenecientes a la propiedad privada, dan la información, ese discurso repetitivo que alimenta sus intereses en la cabeza de la gente.

Para que el producto les saliese y les salga como es su deseo… ¿Qué hicieron en aquellos primeros años y qué hacen?

Luis Britto García

El profesor Luis Britto García nos informa con claridad y detenimiento de la actividad que llevan a cabo: “en los primeros meses del año 2003 casi 500 comunicadores, columnistas y artistas fueron despedidos o vetados. Una fracción de dueños de los medios prohíbe toda disidencia y clausura de hecho la libertad de expresión y creación”. De esta manera, la información que usted recibe, o que esos personajes conocidos que hablan de presos y faltas de alimentos en Venezuela reciben, se direcciona desde los despachos del gran capital bancario petrolero, armamentístico, y se elabora en las redacciones-filtros de periódicos y demás medios informativos del gran capital. Las noticias tienen pensamiento, tienen intereses, tienen cuenta en algún bolsillo gran propiedad privada. El alarmismo, la negación de todo lo que tenga que ver con el mejor reparto social, el terror informativo, es su punta de lanza atacando cualquier poder que el pueblo pueda intentar levantar.

La minoría ha dispuesto altavoces que en todo momento reproducen noticiariamente su orden, el modelo moral, ético y político que les justifica. ¿Por qué desalientan, ridiculizan, atacan a cualquier movimiento que llame a la redistribución de la riqueza, en este caso en Venezuela? ¿Por qué Clinton, Bush, Obama, ahora Trump, han ido multiplicando el envío de dinero a la oposición, multiplicando el bloqueo en la banca internacional, en el comercio, por qué descapitalizan la moneda venezolana, sus servicios secretos dirigen a los sectores violentos, amenazan con intervenir con la 4ª Flota y la pone a patrullar frente a Venezuela, por qué todos éstos presidentes multiplican y multiplican el presupuesto militar hasta más que doblar lo que el resto del mundo entero gasta? Sólo hay una respuesta: les interesa vencer, derrotar a la resistencia a su robo, y la propaganda cuenta, y si alguien se les resiste…les interesa la guerra. Al fin y al cabo están invirtiendo porque es la ley del capital, invertir para beneficiarse, y para el capital esa inversión en el arma de falsificación informativa es fuente segura de beneficio, al final del camino con destrucción incluida, en sus cálculos es tan jugoso que lo ven como un premio de aprobación a su apropiación de los bienes de cada lugar en el mundo.

Por eso, las amenazas a Venezuela, las mentiras que difunden como información sobre Venezuela, nacen en sus medios presidenciales y siguen el curso de tinta, de imágenes y de palabra en sus medios que venden y distribuyen. Un empresario estadounidense declaraba que poseer esos medios era poseer fábricas de dinero.

El profesor Britto escribe en su libro que ser propietario de uno de esos medios es disponer de un actor político y, refiriéndose a Venezuela, subraya que “poseer el actor es confiscar lo político con miras a la incautación de las reservas de hidrocarburos más grandes del hemisferio a favor de una potencia hegemónica foránea. Para ejemplo del mundo, a los venezolanos nos ha correspondido mostrar que su poder tiene un límite en la voluntad soberana”.

El libro, que trata con sumo cuidado los acontecimientos de los últimos años de Venezuela, mediante el contraste de lo expuesto por medios informativos de las multinacionales y de los medios informativos del pueblo, sería recomendable para las figuras públicas y para quienes no disponen más información que la del lado de la empresa privada. Entenderá por qué los medios apoyados por EEUU han fracasado en su intento de darle la vuelta al país, con todo el apoyo que reciben de fuera no han derrotado a la mayoría electoral en su idea de persistir en la lucha por la justicia social. Los medios de las multinacionales, a pesar del boicot al que han sometido a las clase trabajadora, no han podido tirar al gobierno, no han deshecho la Constitución… y así, mintiendo contra el pueblo se han encontrado con un pueblo capaz de entender lo que ocurre. El apoyo popular al gobierno bolivariano es evidente, al otro lado queda la rotulación de las mentiras como la mano que revuelve el lodo para ensuciar el agua. La vacuna social contra la mentira se ha convertido en incredulidad en la mayoría social hacia el aparato de propaganda del gran capital.

El profesor Luis Britto García finaliza: “Repasemos los eventos decisivos de la vida venezolana en los últimos años. En ninguno de ellos han impuesto su criterio los medios. No pudieron detener la sublevación social masiva del 27 de febrero de 1989, que durante una semana sacudió al país. No pudieron torcer la simpatía popular a la rebelión del 4 de febrero de 1992. No pudieron restaurar la fe del pueblo en los partidos del status, que determinó el virtual desalojo de éstos de los procesos electorales desde 1993. No lograron la derrota de la candidatura de Hugo Chávez Frías en las elecciones de 1998. A pesar del pacto de apoyo con el dictador Carmona, no pudieron evitar la caída de éste ni el regreso del Presidente electo. Después de emplearse a fondo en el apoyo del cierre patronal y del sabotaje petrolero de 2002 y 2003, tampoco pudieron imponer su voluntad.

Vale la pena reflexionar sobre las causas de estos consecutivos fracasos.”

Podríamos continuar, pero es tiempo de que vea y escuche Telesur para ponerse al día, y lea el pequeño libro aquí mencionado.

Título: Venezuela golpeada. Mediocracia contra democracia. Investigación de unos medios por encima de toda sospecha.

Autor: Luis Britto García.

Edita : Hiru. Colección Sediciones 25.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *