Bombas de EEUU en Siria. Base de guerra de Rota

Francisco Frutos Gras ||

Ex Secretario General del PCE ||

Los dos destructores que bombardearon Siria salieron de la base de guerra de Rota, el territorio de España cuya entrega al terrorismo de EEUU por el gobierno del PSOE primero y por el del PP después, fue prácticamente total, hasta el punto de que Rota, y Morón, son algo parecido a Gibraltar, sin ninguna soberanía nacional.

Podemos preguntar a Kichi, el alcalde de Cádiz, y a los alcaldes, comerciantes, sindicatos y trabajadores de la zona, que defienden las bases de guerra porque crean riqueza y puestos de trabajo, qué piensan de este ataque y qué pensarán si algún día hay un contraataque de represalia contra la zona que destruya y mate. 

Y podemos pedir a ERC si va a exigir explicaciones al gobierno por este ataque a Siria realizado por dos destructores que salieron de Rota, habida cuenta de lo celosa que fue ERC inquiriendo y criticando al gobierno por dejar repostar a barcos de guerra rusos que se dirigían a Siria en Ceuta, en celosa vigilancia pro OTAN.

Y podemos continuar exigiendo explicaciones al Gobierno por haber aprobado este nuevo ataque terrorista de EEUU, su amo político y militar, sin ni siquiera haber sido informado previamente del ataque, cuando esto acentúa todos los peligros potenciales de una guerra general y dificulta aún más la solución política y pacífica de la guerra de agresión en Siria.

Y preguntar al PSOE, el de unos/as y el de otras/os, si en su regeneración política, o lo que sea, piensa continuar con su viejo esquema de apoyo y participación en las guerras, como hicieron directamente en Yugoslavia y Libia, o si se incorporarán y participarán en un movimiento por la paz, el desarme y contra las guerras.

A veces no nos damos cuenta de los peligros que nos acechan a las gentes normales, que somos la mayoría, si no hay capacidad de acabar con esta locura iniciada hace muchos años contra los pueblos de la región del Medio Oriente en general y contra el de Siria en particular. Cuando se juega tanto tiempo con las armas con el único objetivo de saquear riquezas y dominar territorios, y además se cree controlar los hechos, llega un momento que una chispa lo puede hacer explotar todo y ya nadie es capaz de controlar y reconducir los hechos. 
En consecuencia con todo lo dicho, sólo hay un modo de evitar un enfrentamiento generalizado, y es que EEUU y la OTAN y  aliados no tengan un poder omnipotente y omnipresente, que les haga pensar que son dueños de todo. Y esto sólo será posible si, en vez de este poder imperial unilateral, exista, más que un poder, una relación compartida, pacífica y fuerte, basada en la negociación política, el diálogo, la colaboración y el intercambio económico y comercial entre las naciones y la solución colectiva de los problemas, independientemente de la orientación ideológica que haya en cada nación.

Esto es posible, hay ya un embrión de ello, que quieren liquidar, con un golpe de Estado institucional como en Brasil o bloqueos económicos y bajada de los precios de las materias primas en Rusia: los BRICS, (Rusia, Brasil, India, China, Sudáfrica), al que deberían reforzar e ir sumándose muchos otros Estados que tienen mucho que ganar con la paz y nada con la guerra.

En España, es imprescindible extender, ampliar y fortalecer un potente movimiento por la paz y contra la guerra, y eso pasa por salir de la OTAN y reconvertir las bases de guerra de Rota, Morón y otras en bases para la paz y el desarrollo social de los pueblos empobrecidos por la explotación y la guerra, tan cerca de nosotros y tan lejos de tener una alternativa diferente a la patera, el Mediterráneo, las alambradas y, muchas veces, la muerte.

Como veis, no hay soluciones milagrosas a problemas graves. Sólo compromiso, voluntad, organización y acción.

(Sábado, 8 de abril de 2017).

 

Y Trump sigue la estela de los anteriores. ¿Alguien pensaba que sería diferente a Obama?

Bien, pues ya tienen la prueba del algodón. Ha descargado los misiles antes de que hubiera la más mínima investigación que avalara un poco la sarta de mentiras que preparan e inventan los criminales antes de cometer el crimen. Ningún presidente de EEUU va a hacer algo diferente a lo que el régimen dictatorial mundial del armamento y los golpes de Estado está dispuesto a permitir. O sea, que los que hacían sesudos análisis sobre que Trump iba a  quebrar el tinglado de poder mundial fundamentado en los intereses económicos, políticos y militares imperiales de EEUU, pueden ir pensando en otras cosas.

Y para que no queden dudas de que es con Bashar al Assad y el gobierno sirio con los que quieren acabar y no con los terroristas, exactamente igual que Obama-Clinton, ha continuado bombardeando, esta vez con gran despliegue propagandístico, manipulando la nueva tragedia humana acabada de producir, ya que de forma regular Rusia y Siria ya han denunciado bombardeos  de EEUU y aliados sobre la población civil.

Alguien de verdad se cree que iban a hacer algo diferente a lo que han hecho en Iraq y Libia, destruyendo a Estados que, independientemente de que se pudiera estar más o menos de acuerdo con lo que representaban, eran los más avanzados social y culturalmente de la zona y de muchos otras zonas, y defendían unas posiciones independientes y soberanas, para sus propias naciones y para construir una unidad económica y política colectiva de estados diversos  que no coincidían con los intereses de EEUU y compinches. El caso más claro fue el de Libia, con la destrucción del país y el asesinato de miles de libios y de Muamar al Gadafi.

Y Trump, para no ser menos que sus predecesores, tiene en la ONU a otra hiena sionista, Nikki Haley, que parece querer demostrar que todo puede empeorar y que el hecho de ser mujer no sólo no es ninguna garantía de paz, diálogo y política para solucionar los problemas, sino que puede empeorarlo todo. 

Y en La UE, los lacayos de EEUU rápidamente se han puesto a la orden del nuevo jefe, que ya ha dejado de ser homófobo, machista, grosero y unas cuantas cosas más que se gritaban en las manifestaciones, para convertirse en el que les da las órdenes y les mesa la cabeza si son buenos. Y han aplaudido los bombardeos y piden más.

De nuevo, ustedes pueblo, sabrán qué hacen, si aplaudir a Trump y a sus sicarios, o salen a la calle a decir basta, no sea que los actos terroristas que hemos sufrido en España, Francia, Bélgica, Alemania…, se multipliquen, al dar carta blanca a los terroristas mientras se ataca a los que los combaten. El que avisa no es traidor.

Paz en Siria, en la región y en el mundo. 

(Viernes, 7 de abril de 2017).

 

Continuación: nuevo acto de conocida bandera.

No se trata ya como se dice en informaciones que merecen toda la credibilidad de un ataque de “falsa bandera”, como se ha hecho tantas veces atribuyendo a una persona, grupo o nación un acto criminal, preparado y realizado por los mismos que lo atribuyen a otros, para justificar una condena, la demonización de un dirigente o gobernante, un bombardeo ejemplar o una guerra.

En el caso actual de las víctimas de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, y de Siria en general, debemos decir exactamente que la “falsa bandera” es una conocida bandera, hecha de los diversos retazos que han aportado los países que han creado, impulsado, entrenado y financiado a los grupos terroristas que, gradualmente, desde Afganistán a Siria, pasando por Iraq, Libia y Yemen, han creado un amplio movimiento terrorista y fanatizado, capaz de llevar a la inmolación a una parte de sus miembros.

Estamos hablando de todos los gobernantes de EEUU, del Israel sionista, de la Arabia Saudí y Qatar feudales, de la Turquía reaccionaria, de la Francia y Gran Bretaña, colonias caducadas, detrás de las cuales va toda la UE, que, asimismo, es el perrillo faldero de EEUU.

Hablamos, entre otros/as muchos/as de un siniestro personaje como José María Aznar, que, siendo un criminal de guerra consagrado por la realidad y amnistiado por el poder mafioso internacional, todavía ayer se atrevía a jactarse, con estilo de matón barriobajero, de su participación en los crímenes de Iraq. 

Y ahora, toda esta Santa Alianza, a la que se ha unido Trump, para que algunos despistados vayan conociendo de quién se trata, ha entonado a una, la condena de Bashar al Assad, de su gobierno y de su ejército, indignados y compungidos, según dicen,  por las imágenes de niños, mujeres y hombres muertos. Farsantes. Vosotros sois los criminales.

A ver si algún día despierta la conciencia de un sector de la sociedad suficientemente numeroso, combativo y justiciero, que les denuncie, condene, detenga y encarcele.

Buscad ahí a los responsables. Hay más.

(Jueves, 6 de abril de 2017).

   

Nueva matanza en Siria: los agresores acusan a los agredidos. No es nuevo, es lo de siempre

Desde el principio de la guerra de agresión contra Siria, los criminales coaligados de EEUU, Francia, Gran Bretaña, la UE en conjunto, Turquía, Israel, Arabia Saudí, Qatar…., desde la OTAN o desde la complicidad con esta organización terrorista, han armado, entrenado, impulsado y financiado a los terroristas y mercenarios que desde hace seis años siembran la muerte, la destrucción y el caos en Siria.

Y siempre, sin equivocarse una sola vez, acusan al “régimen de Assad”de los actos de barbarie que ellos cometen, inducen o toleran. Y continuarán haciéndolo hasta que sus mercenarios no sean total y absolutamente extirpados y expulsados de este hermoso, culto, solidario y fraternal país, al que tanto dolor han producido.

Por ello, en cada ocasión que lo hagan, o incluso en este momento que son derrotados por el pueblo, gobierno y ejército sirios, se les debe continuar denunciando sin tregua ni concesión, cuando sus organizaciones afines, colaboradoras de todas sus fechorías, cual es el caso del llamado “Observatorio Sirio para los Derechos Humanos”, una organización dirigida desde Londres por una sola persona al servicio de la Coalición de la Guerra, inician una nueva campaña de falsedades y manipulaciones.

Parecía que desde que sus terroristas tuvieron que salir por piernas, los que pudieron, de Alepo, Damasco, Palmira  y otras ciudades y zonas, se habían calmado algo los furores bélicos de la canallesca que no tiene ningún escrúpulo en seguir matando y destruyendo, pero, alentados o tolerados por sus amos occidentales, que con todas las pruebas y datos en contra acusan a la aviación rusa o siria de la nueva matanza con gases en Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, al Oeste de Siria, no cejan en sus esfuerzos por eliminar a Bashar al Assad y a lo que representa de la escena de Siria y de la Región.

Hace varias semanas, el vicecanciller sirio Faisal al-Miqdad suministró informes a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) y a la ONU en los cuales denunciaban que varias organizaciones terroristas, Frente Al Nusra y otras, habían trasladado sustancias tóxicas al país con el propósito de utilizarlas. El gobierno sirio condena el uso de armas químicas y desde 2014 ha entregado todas las que tenía al OPAQ, algo que esta organización ha corroborado.

Por ahí va la tozuda realidad, no por los vericuetos de la mentira y de la manipulación utilizados en Libia primero y luego en Siria, que, como ha quedado demostrado, sólo han servido para destruir Libia e intentar hacer lo mismo con Siria, con tal de eliminar un Estado independiente y soberano, que ha jugado un gran papel en la historia de la Región y que, sin duda, continuará jugando.

Y cito a estos dos países, sin dejar de lado a Afganistán, Iraq, Yemen, Somalia.., y a todos los países que sufren el terrorismo creado o fomentado desde la Coalición de la Guerra, la que lanza el grito al cielo contra Siria, acusándola de las fechorías que ellos cometen.

(Miércoles, 5 de abril de 2017).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *