Órdago 2.0 y la obvia e insoslayable necedad de la izquierda española

Vicente Serrano ||

Presidente de Alternativa Ciudadana Progresista ||

Si algo ha conseguido el nacional-catalanismo es hacernos creer que lo del “Procés” es una pelea entre el PP y Cataluña. Hace pocos días, una vieja amiga que hacía tiempo no veía me decía que se había vuelto independentista porque con el PP es imposible arreglar esto. Evidentemente, yo le contesté que en Cataluña gobernaba la derecha pero con acento catalán. Su respuesta fue que puesta a que le roben prefiere que lo hagan solo los de aquí. Ya no se si era por una cuestión de cantidad ¡que no lo creo! o de calidad ¡Nada como un corrupto catalán! ¿Dónde va a parar? ¡Consuma corruptos de la tierra!

Necedades

Todavía hay gente que anda diciendo que, en realidad, los de JxSi no quieren la independencia que solo es una estrategia para mantenerse en el poder y que la respuesta del PP (nunca del gobierno, ya sabemos que el malo es el PP y el PP es España, hasta para los españoles ¿Sinécdoque, metonimia o gilipollez? Los que le votan por eso y los que no por lo mismo)…. En fin, como decía que se retroalimentan y que “nosotros” que somos de izquierdas estamos por encima de eso y mejor dejar que se peleen a ver si se destrozan entre ellos. ¡JA! Y, mientras tanto, destrozando todo lo social y positivo que teníamos en este país (España, toda), los unos y los otros.

No se puede ser equidistante (no por que lo diga Rajoy, porque lo digo yo). Y lo decía Celaya y recito de memoria: “….maldigo la poesía concebida como un lujo cultural por los neutrales que lavándose las manos se desentienden y evaden, maldigo la poesía de quien no toma partido, partido hasta mancharseme siento un obrero que trabaja con otros a España, a España y sus aceros…”

El complejo franquista/antifranquista de ser español atenaza a la izquierda. No entiendo cómo no han florecido psicoanalistas como plagas en un país con el mayor índice de traumas de identidad del planeta. Pareciera que la historia de España solo existe desde el 36-39 y lo anterior está marcado por el franquismo, aunque éste no existiera. Vamos para 40 años sin franquismo pero su impronta en el inconsciente colectivo, incluso como rechazo, nos atenaza hoy día.

El españolito que vino al mundo tras la Transición tiene helado el corazón y embotada la mente. Será por eso que la izquierda es incapaz de afrontar una de las situaciones más complicadas para el devenir de la clase social a la que pretende representar.

Dicen que quien en la pubertad no “mata al padre” está condenado a una eterna adolescencia, a una inmadurez permanente que le impide afrontar el futuro con lucidez. Y es que el padre al que “matar” era el franquismo y no España. Y el tiempo para hacerlo fueron los 80 y principio de los 90, pero vivimos una falsa juventud de discoteca, movida madrileña y drogas, financiada por el socialismo retroalimentado por las maletas Flic y Flac y la CIA.

Y andamos con dogmas de los 70 afrontando retos del siglo XXI. Señores, el derecho de autodeterminación es para quien sufre la opresión nacional: El Sahara, Palestina y poco más. Aquí, en Cataluña, no hay opresión nacional. Como se preguntaba en 1999 James Petras hablando del bilingüismo: “¿No es hora ya de que los progresistas catalanes dejen de imitar a la derecha norteamericana?” O, reflexionando sobre el derecho de autodeterminación un año antes: “sugiero que no se maneje el principio de la autodeterminación como dogma universal aplicable en todos los lugares y en cualquier época. Debe considerarse en un sentido más pragmático y flexible, examinándose su aplicación en relación con otros valores democráticos y en el contexto del bienestar de la sociedad”.

Ya más cercano en el tiempo en dos interesantes Crónicas Sabatinas (I y II) de Salvador López Arnal donde reflexiona sobre las equivocaciones de la izquierda catalana (y española diría yo): “Nos equivocamos, nos seguimos equivocando, cuando seguimos defendiendo, tras años de avance de la lengua y la cultura en catalán, y con indudable autonomía política, el derecho de autodeterminación del pueblo catalán”

También recientemente Rodrigo Vázquez de Prada apuntaba que “el planteamiento de Lenin sobre el derecho a la autodeterminación no estaba formulado en abstracto sino en tanto en cuanto existiera una nación opresora y una nación oprimida y que hablar de Cataluña como de una nación oprimida era una auténtica barbaridad”. http://www.cronicapopular.es/?s=Respuesta+a+Pedro+Montes

El Órdago

No estarán los de CSQEP en la reunión para poner fecha del referéndum, si lo hará Dante Fachín, más papista que el Papa (Pablo). Cuando parodio aquello de Alemania “me gusta tanto la izquierda que prefiero que haya dos”, quiero decir que una de ellas sea ‘no nacionalista’; unidad si, pero sabiendo que queremos construir. Podem y Catalunya en Comú son dos brazos de un mismo cuerpo que ha abducido a toda la izquierda (excepto el PSC, esos se abducen solos) con la ambigüedad calculada del “si pero no” o del “no pero si” mientras el grupo dirigente es claramente nacionalista… catalán ¡claro!

Tendremos fecha de referéndum y convocatoria, más difícil es que haya referéndum –No, gracias– y las confluencias podemitas (“comunes” incluidos) pretenden asistir desde la barrera, desde la falsa equidistancia, a un espectáculo del que todos pretenden sacar réditos electorales sea cual sea el resultado. ¡Qué ingenuidad Ada! ¡Qué ingenuidad Pablo! Solo saldrán reforzadas las derechas: las del PP y Ciudadanos y las de PDeCat y ERC. Las opciones de la izquierda desnortada sufrirán un nuevo revés, su apuesta por la desmembración de España como forma de debilitar el Estado le puede resultar muy cara condenando a las clases trabajadoras al gobierno de la derecha por largo tiempo.

Es tiempo de construir alternativas de izquierda para España. El sistema capitalista maquilla la situación y pequeñas mejoras económicas las vende mediáticamente como grandes logros, aun cuando la existencia es dura para tantos conciudadanos. La perspectiva de unas nuevas elecciones no contempla una derrota de la derecha, más bien al contrario. Alguna reflexión debería sacarse de esto.

Si el sueño de la razón produce monstruos la ensoñación de la sinrazón desastres. O ¡al tiempo!

*Autor de “El valor real del voto”, Ed. El Viejo Topo, 2016

1 comentario de “Órdago 2.0 y la obvia e insoslayable necedad de la izquierda española

  1. Pedro
    30 mayo, 2017 at 17:44

    Magnífico. Muy certero y claro. Necesitamos que surja ya una izquierda no sumisa a ninguna derecha, es decir, que surja una izquierda que lo sea de verdad

    Hot debate. What do you think? Thumb up 8 Thumb down 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*