Jerusalén ocupada

Ramón Pedregal Casanova ||

Escritor. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. ||

“En Al-Quds, toda la humanidad está en Al-Quds, pero no veo a nadie en Al-Quds, excepto usted”. Poema titulado “En Jerusalén”. Autor: Tamim Al-Barghouti.

La ocupación de Jerusalén, Al-Quds, forma parte del plan general sionista de neocolonización de Palestina. Así figura en todos sus documentos, así lo han hecho saber sus representantes en sus declaraciones y esa ha sido su práctica desde 1948. Por eso todo su plan es declarado ilegal en los organismos internacionales. En la ONU se aprobó el artículo 181 que partía Palestina, entregando al ente sionista que se creaba para la neocolonización la mayor parte del territorio, empezando por una parte de Jerusalén y las mejores tierras. ¿Qué queda de aquella partición acordada entre las potencias interesadas? Los sionistas han continuado comiendo territorio, a pesar de que el Derecho Internacional se lo prohibe. Ahora bien, ¿quién hace que se respete el Derecho Internacional?

El régimen israelí, en su afán por apoderarse de Jerusalén, ha expulsado a familias palestinas de sus viviendas, ha derribado casas y edificios, les ha prohibido la entrada a la ciudad, ha anulado su residencia, ha recluido a la población palestina en zonas de las que no puede salir, ha construido un muro que no deja que tenga contacto la población palestina interior y la exterior, familiares, conocidos, barrios, pueblos, todos separados, en guetos, y si salen de ellos deben andar por caminos apartados y vigilados, esperar en los check point, pasar controles militares. Les está prohibido establecerse en otras poblaciones, les está prohibido crear una familia con alguien de otra ciudad de fuera de Jerusalén, ¿cómo se le llama a eso?

Desde la elección de Trump como representante de EEUU, los sionistas han multiplicado esas acciones criminales, y digo criminales porque el Derecho Internacional las califica como crímenes de guerra. Pero también las han aumentado, porque en Jerusalén, en Palestina en general, sólo resiste el pueblo palestino, y fuera no hay más que palabras y palabras: los países árabes están divididos, tienen guerras internas o, simplemente, dejan hacer en silencio.

Lo ocurrido en la Explanada de las Mezquitas es un ejemplo, está bajo custodia de Jordania-Palestina y la jurisdicción internacional. Israel, los sionistas, el ejército neocolonial cierra el acceso y pone sus condiciones para entrar, quieren los 10.000.000.000 millones que deja el turismo, pero, sobre todo, quieren la ciudad, Jerusalén. Así cerrarían el propósito de hacerla su capital, pondrían el velo de la religión judaica a su conquista, y facilitarían a Trump el cumplimiento de su promesa de llevar las embajada. De este modo echarían una palada de tierra más sobre la Resistencia Palestina: la neocolonización es un objetivo político.

Por eso intentan quedarse con el centro de oración más importante de Oriente, el corazón de la identidad de Palestina: La Mezquita de Al Aqsa. Llevan mucho tiempo creando dificultades a su acceso: hacen excavaciones en los alrededores y bajo ella, la asaltan, incendian y provocan incidentes con resultado de muertos y heridos palestinos, en cada ocasión causan grandes destrozos… El pueblo palestino sabe lo que le han hecho, sabe lo que hace el bandido sionista. El plan sionista está trazado desde el principio de la neocolonización: acabar con un símbolo es disolver la personalidad de quien se identifica con aquello, es el paso más seguro para deshacer su autoestima y su unidad.

Israel, el sionismo, que en la ONU fue declarado una forma de fascismo, sigue en la realización de su crimen.

Por eso, aunque sea apartarnos de Jerusalén por un momento, -volveremos a Jerusalén inmediatamente- recojamos las últimas noticias sobre la otra manera de comerse a Jerusalén- Palestina, la otra forma que emplean para instalar la empresa sionista, la creación de los asentamientos:

23 de Diciembre de 2016:
El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas declara ilegales las colonias judías y exige que se ponga fin a su construcción.

24 de Enero de 2017:
El régimen sionista aprueba la construcción en Cisjordania de 2.500 viviendas y 566 en Jerusalén Este.

1 de Febrero de 20017:
El régimen sionista aprueba la construcción en Cisjordania de otras 3.000 nuevas viviendas.

7 de Febrero de 2017:
El régimen sionista da por legalizadas 4.000 viviendas construidas para colonos en Cisjordania.

7 de Junio de 2017:
El régimen sionista aprueba 1.100 viviendas en Cisjordania, y otras 900 están a la espera de ser aprobadas.

Nikolay Madlenov, enviado especial de la ONU para Oriente Próximo, ha declarado que la ley aprobada para construir estas colonias “tendrá consecuencias legales para Israel y reducirá las perspectivas de paz árabe-israelí.” La Resolución 2334 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas es contraria a esa ley. Pero la corrupción y el falseamiento de los poderosos anida y se hace fuerte en las más altas instituciones: El Cuarteto Internacional para Oriente Próximo (ONU, UE, Rusia y EEUU) dicen estar “preocupados” por los “enfrentamientos”, ¿enfrentamientos?, ¿no es una guerra de ocupación declarada contra el pueblo de Palestina?

Volvemos a Al-Quds: en ese intento continuo de Israel por acabar con lo palestino y sustituirlo por imágenes sionistas para crear una “normalidad” de religión judía, han llegando a concederse ellos mismos el derecho a la libre circulación por esos mismos lugares, prohibiéndolo a la población palestina.

¿Los que están “preocupados” van a hacer algo?, porque, debido a esta ola que rebasa por enésima vez el vaso, desde Octubre de 2015 los sionistas llevan asesinados a 330 palestinos, niños, niñas, mujeres, hombres y ancianos… y parece que aquí no ha pasado nada.

Desde 1969 el régimen colonial sionista no se había atrevido a cerrar La Explanada de las Mezquitas; si tenemos en cuenta que se encontraba bajo administración Palestina y Jordana y ahora ha quedado en manos de los ocupantes, ¿van a hacer alguna cosa los poderosos de los Organismos Internacionales? ¿Van a hacer alguna cosa los gobiernos árabes? ¿Van a bombardear a Israel? ¿Van a establecer su bloqueo legal, no como Israel bloquea a Gaza de forma ilegal desde hace 10 años? ¿Van a retener sus cuentas en el extranjero? ¿Qué van a hacer para ayudar al pueblo palestino?

Ésta es la paz de Israel: en Jerusalén el ejército de ocupación en un sólo día ha asesinado a 5 palestinos, ha causado 450 heridos, 23 de ellos con armas de fuego, 215 con bombas de gases tóxicos, 147 con balas de goma, y 65 han resultado con huesos rotos a base de golpes de culata y porras: ésta es la paz que Israel ofrece. Lo que haga en Jerusalén, lo que haga al pueblo de Palestina tachará una vez más al ente sionista y sus sostenedores como falsos demócratas, como falsos humanistas, quedarán bloqueados en el término “genocidas”.

Como se ha dicho tantas veces, la solidaridad con Palestina es fundamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*