Dios en la Constitución de Tejas

no images were found

Rafael Fernández

Una columnista del New York Times comentaba hace pocos días con sorna el último debate entre los candidatos republicanos a la Presidencia USA e informaba de que en el Estado de Tejas quien no crea en Dios no puede ocupar ningún puesto en la Administración Pública.

Dejando a un lado el lamentable nivel intelectual y el fundamentalismo religioso del plantel republicano (Perry, Gobernador de Tejas, no cree en la teoría de la evolución y organiza rogativas religiosas oficiales en épocas de sequía; la candidata Bachmann, congresista por Minnesota, no sabe que Libia está en África; Romney, Gobernador de Massachusetts y ex-obispo mormón, afirma llevar una ropa interior que le protege contra el pecado,…) me resistía a creer que eso fuese posible en el siglo XXI en un país supuestamente civilizado, así que busqué en Internet la Constitución del Estado de Tejas (equivalente a nuestros Estatutos de Autonomía) y, voila, en el apartado 4º del artículo 1º, entre otras referencias a la religión, di con el cuerpo del delito, con una redacción bien retorcida para ocultar el desafuero:

«Pruebas de religión: en este Estado nunca se requerirá a nadie que se someta a pruebas de religión para ocupar puesto oficial alguno, ni se verá excluido de ocuparlo a causa de sus creencias religiosas, SIEMPRE QUE RECONOZCA LA EXISTENCIA DE UN SER SUPREMO»1.

Y esto ocurre en la patria de la libertad, hogar de la democracia, sin que nadie lo remedie ni vaya a la ONU a denunciar la discriminación tejana contra ateos, agnósticos y politeístas, esa ONU en la que con tanta frecuencia los representantes usanos denuncian a Irán por su islamismo radical y abominan del fundamentalismo de los talibanes afganos.

1. Vd. Texto de la Constitución del Estado de Tejas (en inglés).

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.