Teledetodos e Infocivica: por la libertad de información

Declaración conjunta de Teledetodos e Infocivica (*)

Por la libertad de información

En la actual coyuntura económica, nos parece que la existencia de un servicio público de radio, televisión y servicios interactivos y participativos en la red es crucial para defender las diversidades y las identidades culturales y lingüísticas, el pluralismo, la cohesión social y la integración multicultural, la promoción de las libertades fundamentales y el funcionamiento de la democracia.

La alarma por la situación de crisis económica no puede servir como coartada para encubrir otro tipo de intereses políticos y económicos: la reducción del servicio público, en términos de coste-rentabilidad supondría que los ciudadanos dejarían de tener a su disposición contenidos caracterizados por la diversidad, la imparcialidad y el acceso universal.

La reducción de los presupuestos asignados a los organismos públicos de radiodifusión podría significar a corto plazo una pérdida de derechos fundamentales de los ciudadanos.

Pedimos a los gobiernos que mantengan la existencia de un servicio público de alta calidad, capaz de ofrecer una alternativa real a la programación de las cadenas comerciales y que, sin tener necesariamente que competir por las cuotas de pantalla y los ingresos procedentes de la publicidad, ocupe un lugar visible como base fundamental de la preservación del pluralismo en los medios de comunicación, el diálogo democrático y el acceso para todos los ciudadanos a unos contenidos de calidad.

Estos medios de comunicación necesitan fuentes de financiación adecuadas y un cuadro normativo estable y previsible. La presencia de las nuevas tecnologías es indispensable, con el fin de desarrollar las tareas del servicio público en la oferta de contenidos culturales de calidad y novedad, en estrecha asociación con las comunidades culturales y los grandes centros de excelencia en innovación: universidades, centros de investigación, laboratorios, centros tecnológicos y talleres de experimentación de nuevos lenguajes y modalidades expresivas de la comunicación y del espectáculo.

Para los colectivos sociales y los partidos minoritarios, para los agentes sociales, ONGs o asociaciones de consumidores y usuarios, el servicio público de radiodifusión es la mejor plataforma para proyectar sus actividades al conjunto de la sociedad.

Manifestamos nuestra voluntad de defender la existencia de un servicio público:

1. Que reafirme una oferta audiovisual independiente, de calidad y tecnológicamente solvente, con unos medios económicos, técnicos y humanos adecuados a dichos objetivos.

2. Que sea coherente con las demandas de los ciudadanos, ajustándose a criterios de rentabilidad social.

3. Que sea el principal baluarte y la garantía de que prevalezca el interés general de crear una opinión pública libre: veracidad, independencia y pluralidad de la información, defensa de los derechos humanos, apoyo a la educación y a la formación, al desarrollo cultural y a la cohesión social.

4. Que cuente con un modelo de gestión eficiente capaz de rentabilizar al máximo la producción y los recursos propios, con criterios que garanticen la independencia política y estimulen la profesionalidad y con suficientes recursos de financiación.

5. Que sea capaz de generar una oferta interesante, innovadora y de calidad dirigida a grandes segmentos de la población y justificada por su rentabilidad social.

6. Que cumpla un papel estratégico para el desarrollo de las identidades y de las industrias culturales y que garantice el derecho de acceso a los grupos sociales. Que profundice en la objetividad y la imparcialidad de sus informaciones, la pluralidad de opiniones, el respeto a las minorías y la participación social.

7. Que refuerce la colaboración con otros operadores audiovisuales públicos, fomentando la producción independiente.

8. Y, finalmente, que participe de forma activa en el desarrollo de la Sociedad de la información para todos: con servicios de radio, televisión digital de alta definición y los servicios interactivos y participativos en la red, con una aportación significativa de contenidos y servicios móviles y multiplataforma. En definitiva, que facilite el acceso universal de los ciudadanos a una interesante oferta, tanto generalista como especializada, mejorando así la alfabetización mediática para el interés público, es decir, de toda la colectividad.

(*) Teledetodos (España) e Infocivica (Argentina) son dos colectivos dedicados a la defensa de la radio y la televisión de servicio público.

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.