Lecturas sobre la carta de los “ex dirigentes” de IU al PSOE

Pedro González de Molina Soler

CLI-AS

Hace poco se ha levantado un revuelo por la carta enviada por unos intelectuales al PSOE, instando a la socialdemocracia (mal llamada así, porque realmente son “social-liberales”). El artículo publicado tanto por El País como por “El Diario.es” rezaba “Ex-dirigentes de IU participarán en la Conferencia Política del PSOE” (1), siendo un titular bastante malicioso por parte del diario del Grupo PRISA, y por parte de la redacción del Diario.es, ya que la mayoría de los firmantes son, o han sido, militantes del PSOE, excepto 3 que son militantes de IU, Garzón, que ya ha dicho que no va a participar en la Conferencia presencialmente, y Pilar del Río, viuda de Saramago, cercana a Convocatoria Cívica (2).

02_01Es un titular malicioso porque esperaba crear un revuelo mediático y atacar el flanco más débil de IU, que es Izquierda Abierta, ya que esta formación capitaneada por Llamazares tiene un rumbo errático y poca consistencia como organización, enfrascada en su batalla particular contra su oponente interno, el PCE, siendo desfavorable por ahora a la formación del asturiano. También es un torpedo a la línea de flotación de Convocatoria Cívica (3), que también tiene un rumbo errático y una falta absoluta de organización, mientras el PSOE aprovecha esta operación para dar cierta imagen de que la “intelectualidad razonable” (los que quieren parar a la derecha por encima de todo), está con ellos.

¿De qué más sirve esta operación? Primero, Rubalcaba se apunta un tanto de cara a la propia organización y resultado de la Conferencia, logrando un doble objetivo, salir reforzado frente a los “críticos” (o mejor dicho, posibles competidores), y dar cierto halo “intelectual y comprometido” a una Conferencia con una ausencia notable de intelectuales o figuras de referencia a nivel político (más allá de la vaca sagrada, o sea Felipe González). En segundo lugar, colocan a Izquierda Abierta, al que consideran un competidor por el mismo espacio del centro-izquierda, en una situación comprometida, al “robarle” varias de las estrellas que sonaban como posibles “candidatos” a las europeas, y, por lo tanto, introducen contradicciones en la formación de Llamazares, que sale dañada y le coloca en una posición más débil en su disputa orgánica con el PCE (a pesar de que Garzón había afirmado que no iría en la lista), además da la imagen de que se llevan a los militantes “más razonables” dentro del partido y dejan dentro a los “más sectarios o los más ambiciosos”. Tercero, también crea tensiones en Convocatoria Cívica, otro grupo que participa en Convocatoria (unión de movimientos sociales, sindicato de estudiantes y partidos de izquierdas antineoliberal, entre los que están IU, CLI-AS, ANOVA, etc.), tratando de debilitar esta opción que podría disputar gran parte del electorado que votaba al PSOE, o lo sigue votando, ya sea por afinidad o porque no tiene nada mejor a lo que votar. Cuarto, da una “imagen” de querer ser de nuevo la “casa común de la izquierda”, mientras su espacio más a la izquierda “parece” que se desmorona (aunque no sea cierto). Quinto, descabalgan la figura de Garzón como posible candidato a nada junto a IU, figura que temían, ya sea de forma real o imaginada, porque podía darles un susto en las europeas, y que, al ser neutralizada, les hace respirar más tranquilos (4). Hasta aquí las lecturas sobre la operación de la carta y los “ex-dirigentes de IU“.

¿Qué lecturas podemos sacar de las últimas declaraciones de los dirigentes del PSOE, para ser exactos Oscar López, García-Page y Jáuregui, en las sendas entrevistas y artículos publicados entre los días 5 y 6 de noviembre? La primera está clara: todos coinciden con diversas fórmulas que el PSOE es un proyecto autónomo y que pretende recuperar la mayoría. García-Page lo dice bien clarito; “Pero el PSOE no sólo tiene que aspirar a tener mayoría, sino que además la puede tener. Y si da la impresión contraria es que nunca la tendría. No se pueden descartar los diálogos con ningún tipo de fuerza, pero de ninguna manera tenemos que buscar una plataforma conjunta. Que haya gente de IU que ahora se acerque al PSOE va más bien en la línea contraria. Es gente que ya saltó de aquella acera. Todos los avances que se han producido han venido siempre del PSOE” (5). Óscar López afirma tajante ante la pregunta sobre si gobernarían con IU lo siguiente; “Este es un partido de mayorías y lo va a seguir siendo. El PSOE se presenta en solitario y aspira a gobernar”. De hecho en este párrafo se expresa de forma aún más clara; “Es que parece que cada vez que el PSOE reclama su espacio apela al voto útil. Nosotros tenemos unas señas de identidad claras, que son las socialistas. Y tenemos un proyecto político que es de izquierdas sí, pero que conecta con la mayoría social. Lo que está destruyendo el PP y lo que están reclamando muchos en las calles es la obra socialista. Yo recuerdo lo que decían entonces otras izquierdas cuando aquel PSOE estaba montando este sistema: criticar todos los días. La única izquierda, la izquierda real que ha transformado este país, la que conecta con la mayoría social es el PSOE”(6).

No vamos a entrar en el hecho de que no sólo es obra socialista, ya que no es el objeto de este artículo, así que leamos entre líneas. No sólo piensan en un proyecto autónomo, sino que no cuentan en ningún caso con IU para gobernar en el Estado central, dejando claro que la experiencia andaluza está bien para Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y Diputaciones, pero no para el Gobierno de España, lo que resulta un mazazo para la alianza “madrileño-andaluza” que aspira a reeditar un pacto de Andalucía a nivel nacional. ¿Qué significa que no cuenten con IU para gobernar? Que van encaminados a un proyecto de la “Gran Coalición” a la alemana, que ha sido reeditada con desastrosos resultados en Grecia y en Italia (y en la propia Alemania, donde se ha llegado al esperpento de que con mayoría de izquierdas en el parlamento el SPD prefiera pactar con Merkel que con DIE LINKE, para gran regocijo de la patronal industrial y de la gran banca de este país, y por ende, de Europa). Por tanto, el PSOE no es ajeno al “Zeigest” (el espíritu de los tiempos), y sigue los pasos del SPD y de la mal llamada “socialdemocracia” europea (que realmente son social-liberales), y están dispuestos a hacer lo que haga falta por salvar al sistema financiero europeo.

Ahora vamos con Jáuregui y sus opiniones, que son muy interesantes para ver por donde se mueve el PSOE a nivel ideológico, y por donde irán sus propuestas (7): ” El mundo cambia tanto y tan rápidamente que la izquierda debe ser capaz de renovar sus propuestas y sus soluciones en los nuevos parámetros de la globalización, de la revolución tecnológica y en la nueva sociedad de la información”.

Además de hacer un llamamiento a aplicar una serie de reformas estructurales (que realmente son contrarreformas como hemos visto en su aplicación), para sacar a España de la crisis, hablando de un programa de rentas pactado entre sindicatos y patronal, y una inversión mayor en Sanidad o Educación, se apuesta por recuperar la negociación colectiva, por seguir la senda del crecimiento, por un modelo federal, medidas anti-corrupción, y por introducir más derechos civiles en la Carta Magna. La palabra que más resalta en el artículo de Jáuregui es “consenso”, que realmente significa “consenso con el PP, y algún partido de la derecha nacionalista”, que es a lo que nos tienen acostumbrados en España el PSOE, donde curiosamente, en su gran mayoría, perdemos la mayoría de españoles. Por otro lado, siguen viviendo en la ilusión de que seguimos en la época dorada del capitalismo, y la derecha triunfante, se va a avenir a pactar algo (8), y que en el otro lado de la mesa hay alguien para negociar.

Todos los intentos de “modernización” de la izquierda han ido en la línea de volverla más de derechas, tal y como afirma en su magnífico libro de Raffaele Simone titulado “El monstruo dulce“, e ir poco a poco horadando el Estado del Bienestar que se pretende mantener, hasta el punto de acabar poniéndolo en serio peligro, siendo un ejemplo de esto la “contrarreforma” de la edad de jubilación acometida por el PSOE con Zapatero, o la contrarreforma Constitucional o la laboral, que han abierto el camino al PP a continuar por la misma senda pero de forma más radical y contundente. ¿Qué nos hace sospechar esto? Que se trata de una Conferencia dirigida a hacer “gatopardismo”, o sea “que cambie todo, para que todo siga igual”, siendo otro ejemplo la sustitución de los derechos laborales, políticos, sociales y económicos, que eran el garante de las políticas socialistas clásicas, por los derechos civiles, de las minorías, etc., siendo una clara renuncia al transfondo emancipador y transformador de las ideas socialistas clásicas.

Este hecho debe servir de lección a la alianza “madrileño-andaluza” del PCE, que cree en la vana ilusión de ser la llave del Gobierno del PSOE, y debe servir para que se tomen en serio la construcción de una alternativa creíble, de izquierdas, participativa, popular, antineoliberal y amplia, que ocupe el espacio de la izquierda en este país, con un discurso claro, con un horizonte de transformación social, y con un planteamiento estratégico y programático de largo recorrido. También debe servir a las formaciones anexas a IU, como Izquierda Abierta, o en menor medida Convocatoria Cívica, para que también se tomen en serio este proceso de construcción de esta alternativa, que por ahora se llama Convocatoria, ya que nos va el futuro en ello. Es hora de trabajar duramente, por los que sufren, por los excluidos, por los pobres, por las clases medias, es hora de trabajar por un futuro mejor para todos, aunque sea a costa de que unos pocos, los más ricos, vivan peor.

Como decía un dicho socialista: “Ante los problemas, da un paso al frente”, adelante compañeros/as.

  1. http://politica.elpais.com/politica/2013/11/02/actualidad/1383414512_813777.html
  2. La lista está al final de este artículo: http://politica.elpais.com/politica/2013/11/05/actualidad/1383681464_075441.html
  3. Lista de firmantes de Convocatoria Cívica: http://convocatoriacivica.es/prueba/
  4. Estando en la Casa de España de Toulouse, en una charla sobre la crisis en España que organizaba un profesor de la Universidad Mirail, nos visitó una eurodiputada del PSOE, afín a Alfonso Guerra y perteneciente a la corriente de opinión Izquierda Socialista, que afirmaba con alivio que gracias a la cerrazón del PCE, Garzón no iba a salir como candidato a las europeas, que en su opinión, y la de sus compañeros, podía servir para barrerles en las elecciones (tal y como se temían). Supongo que al ver como les ha salido la jugada respirarán más tranquilos ahora.
  5. http://www.publico.es/479585/de-ninguna-manera-tenemos-que-buscar-una-plataforma-conjunta-con-izquierda-unida
  6. http://www.publico.es/479966/la-unica-izquierda-la-izquierda-real-es-el-psoe
  7. http://elpais.com/elpais/2013/11/01/opinion/1383309927_604068.html
  8. Para una descripción más amplia de este proceso ver “La pactomanía de Rubalcaba y el nuevo pacto PP-PSOE”: http://cli-as.org/2013/06/17/la-pactomania-de-rubalcaba-y-el-nuevo-pacto-pp-psoe-i/

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.