España hoy: los rostros del fascismo

Juan Rivera

Colectivo Prometeo. FCSM

El viernes  9 de Mayo se celebró el Día de la Victoria que conmemora la derrota nazi en la Segunda  Guerra Mundial. Por desgracia, a casi 70 años de la efeméride cada vez son más las luces de alarma encendidas. Nos advierten que en amplios sectores políticos de Occidente se mantienen el Odio, Racismo y Clasismo como pilares ideológicos.

01_caras_fascismoAparte de casos tan llamativos como el de Ucrania con la presencia directa -convenientemente  silenciada por los medios de difusión y sus dueños- de neonazis entre los golpistas de Kiev, el pensamiento ultraderechista tradicional está cuajando en importantes sectores populares de Francia, Suecia, Gran Bretaña, Hungría… Y de camino va impregnando las propuestas políticas del conservadurismo neoliberal, mayoritario en EE.UU., Japón y Europa Occidental.

El problema se agrava aún más cuando a un discurso político que busca la hegemonía totalitaria sólo se le contesta por los sectores de Izquierda que  sufren (y sufrirán ) en sus carnes la embestida desde la perspectiva  de quienes se conforman con magros réditos electorales a corto plazo y no se articula un discurso de oposición que presente una alternativa global política, económica y social.

En el contexto de retroceso liberticida, España no es una excepción. Más bien lo contrario. Nos marca nuestra peculiar idiosincrasia, nuestra trayectoria histórica. Aquí el Franquismo no fue obligado ni a representar la pantomima de su derrota. Murió en la cama, llorado por quienes se beneficiaron de su capacidad represiva. Muchos de ellos reconvertidos sin pudor a los pocos meses en la guardia pretoriana del  “nuevo sistema democrático”.

Por doquier asistimos a la vindicación sin disimulo del “Por el Imperio hacia Dios”. A la  utilización vomitiva de los aparatos de agitación y propaganda capitalista   para imponer el cogollo de la teoría  fascista: gobierno de las élites, control de las mentalidades y persecución del disidente.

Un campo de concentración experimental

Han ganado en sutileza. En lugar de crear “ghettos” que al final resultan incómodos porque terminan siendo visibles, pretenden convertir todo el territorio nacional en un campo de concentración experimental en el que las vallas de Ceuta y Melilla son metáforas de doble valor: nos encierran. a la vez que impiden el paso a sangre impura.

Esta sentencia se le atribuyó al magnate David Rockefeller hace unos años: “Estamos al borde de una transformación global. Todo lo que necesitamos es una gran crisis y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial”. Aunque la frase fuese apócrifa seguiría siendo premonitoria. El elemento clave  para conseguir la sumisión y la rendición es el miedo. Y éste se inocula paralizando la sociedad atacada con una crisis económica que ponga patas arriba los logros conseguidos para beneficio de “los Jefes”- banqueros, dueños de multinacionales, empresarios que globalizan la explotación en todo el mundo- que, al diseñar la economía, nunca se equivocan ( “Mussolini ha sempre raggione / siempre tiene razón”).

El Nuevo Orden, nostálgico del Tercer Reich, quiere despojar a la Ciudadanía de Dignidad y Derechos, reconvirtiéndola en siervos de la gleba con Mac Donalds y telefonía móvil.

Paso a paso nos encaminan al redil sin escapatoria. Se fomenta el engaño y la impostura en los procesos electorales. No importa lo prometido en campaña, ni se va a cumplir ni nadie lo puede exigir. La Economía, motor de la Historia, escapa del control de los órganos electos. Se jibariza la Sanidad, Educación y Servicios Sociales siguiendo  los dictados indiscutibles de autoproclamados “gurús”. Sin discusión. Todo el poder para el Jefe “pedían los seguidores de Gil Robles. Es el mismo concepto.

A los humillados además se les comienza a exigir que den gracias por estar explotados. De momento pueden no besar la mano del patrón. A la Justicia, tan laxa y genuflexa con la Cúspide, no le tiembla la mano para cumplir la ley de  los poderosos. La que tiene de epicentro la sagrada propiedady no se deja amilanar por desahucios y sanciones que conducen a la marginación y pobreza.

Aún no han prendido las antorchas de los desfiles pero en España buscan que esa faceta la convaliden las procesiones. No en balde fuimos la variante nacionalcatólica. A los jóvenes más formados se les cierra el futuro mientras les indican el camino del exilio. No interesan mentes críticas.

El rostro del fascismo es caleidoscópico

El rostro del fascismo es caleidoscópico. Puede venir repeinado con gomina y el amuleto de su advocación colgado al cuello. También en las variantes de prepotente, corrupto, falsificador de la historia que humilla a los ofendidos, político que no muda el semblante si sus decisiones dejan sin comer a centenares de convecinos… Tiene muchas caras, todas cambiantes pero una sola mirada: para ellos somos la raza inferior.

Quieren obediencia ciega y por eso les molesta tanto cualquier atisbo de resistencia. Y les regocija infinito nuestras torpezas.

Dentro de unas semanas se celebrarán elecciones europeas. Los poderes fácticos esperan y desean una baja participación que salve los muebles a los partidarios del sistema. Venderán la abstención como prueba de madurez y nuevo triunfo de “la democracia”.

Si preocupante es nuestra falta de visión por no haber sido capaces – la Izquierda y los sectores populares golpeados por el experimento capitalista puesto en marcha con la crisis financiera- de lograr la confluencia y la unidad, aún más preocupante es el panorama que nos dibuja la desidia instalada entre quienes sufren la crudeza del momento.

Aunque considero que es desperdiciar una de las pocas oportunidades que el Sistema  tiene para ser atacado, comprendo a mis amig@s que se niegan a ir a votar porque practican en su día a día la resistencia mediante la acción directa.

Puedo llegar a ver  lógico el titubeo entre quienes instalad@s en el pensamiento alternativo, dudan la opción a elegir. En ambos casos compartimos trinchera. Y por desgracia nos van a dar  ocasiones para demostrarlo.

Lo que me resulta incomprensible son  l@s resignad@s que se dejan llevar al Matadero y plantean como única oposición  la blasfemia en la barra del bar. Encarnan esa curiosa y mayoritaria religiosidad hispana que tiene de dioses a Messi-Ronaldo y de Virgen a Belén Esteban.

En estos casos y para combatir una posible depresión, me gusta releer a Primo Levi. Recordar la importancia que tiene no olvidar, ni en las circunstancias más extremas, que somos personas con derechos. Y que en condiciones mucho peores se resistió. Pese a que   en las preliminares se cayó en el error de no calibrar al enemigo.

El fascismo/franquismo/nazismo/teapartysmo/fundamentalismo religioso de cualquier Dios…tiene muchos rostros. La forma de ganarle sigue siendo la misma. No incluye la resignación.

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.