Sobre el cooperativismo

Leopoldo de Gregorio

Economista

El presente y breve artículo constituye la respuesta a una crónica publicada por Officine Zero, en la que se denunciaba el desmantelamiento de una fábrica italiana y el recurso utilizado por sus trabajadores para (manteniendo su rentabilidad), impedir los despidos y su demolición. Sin abundar en las causas por las que estos despidos y este desmantelamiento se puedan producir; sino más bien sobre el derecho a acogerse a este recurso. Y de manera adicional a los pros y los contras que se derivan de haber tenido que recurrir a él.

Atributtion: comune-info.net

Atributtion: comune-info.net

Estimado Andrés Ruggeri:

Leído el artículo Solidaridad y apoyo para con la fábrica recuperada “Officine Zero” de Roma, considero necesario decir lo siguiente:

Entiendo que los obreros amenazados por el cierre de una empresa que sus propietarios no consideran rentable (una vez ponderado el hecho de que ellos son capaces de conseguir su rentabilidad), están en su derecho a oponerse a un desmantelamiento que en primer lugar los colocaría en una situación de desempleo y en segundo lugar en detrimento del PIB del país.

En lo que a vosotros se refiere no se puede contemplar como válido que con su derribo se obtengan unos beneficios que por no estar sustentados en una riqueza real serían especulativos. El valor intrínseco de una empresa deficitaria (real o provocada), no le podemos adscribir un valor de mercado superior al que como conjunto tuvieran en ese mismo mercado todos los componentes materiales que estuvieran conformándola. En este contexto es necesario enfatizar el derecho y la prioridad que -sobre los que trate de arrogarse la empresa-, habrán de asistir a los trabajadores para, intentando mantener sus puestos de trabajo, tratar de hacerla rentable. En vuestro caso concurre una valoración que siendo ajena a los fines perseguido con su creación, en función de una estimación exclusivamente especulativa considera que aquéllos que contribuyeron a realizarla vuelvan a ser considerados como un factor de producción. El importe de la venta que en vuestro caso pretende obtener el empresario representa la asunción de una valoración extraña a los medios y a los objetivos perseguidos con la forja de esta empresa. Constituye una especulación en la que como tal no se ha tenido en cuenta que se ha creado de la nada la representatividad de unos medios de cambio que por su naturaleza (con independencia de los efectos que han de ocasionar en la economía) son de naturaleza virtual; unos medios de cambio que estarían modificando  la masa dineraria del país, y que de ser asignados al beneficiario de esta especulación lo estarían enriqueciendo en detrimento del resto de la comunidad. En concordancia con lo expuesto y una vez alcanzado un acuerdo entre las empresas y los trabajadores, apoyo la ocupación de las que se encuentren en esta situación. Lo cual no me impide asimismo contemplar que más allá de la superación de ciertas situaciones puntuales, con estas ocupaciones no resolvemos los problemas que con ellas pretendiéramos solventar.

Atributtion: comune-info.net

Atributtion: comune-info.net

Para fundamentar lo que he asertado hemos de tener en cuenta que con la conformación de una cooperativa, lo único que estaremos haciendo es multiplicar el número de propietarios en unas entidades que se estarían desenvolviendo y siguiendo los mismos parámetros que caracterizan a una economía capitalista. Ya en la década de 1870, Engels comprendió que la nacionalización, al igual que el cooperativismo no crea por sí misma algo externo al capitalismo. Las nacionalizaciones y el cooperativismo han sido recursos que ha tenido que emplear la sociedad para contrarrestar la rapacidad con la que el capitalismo determina lo que haya de ser el mercado.

En lo que se refiere al cooperativismo y en tanto en cuanto no se utilice una mano de obra alienada, los beneficios obtenidos estarán siendo democráticamente repartidos; es decir, no concurrirán las diferencias que tienen lugar en el mal llamado modelo económico de libre mercado como consecuencia de la espantosa disparidad existente entre lo producido y lo distribuido; pero no se estará resolviendo la situación del resto de la ciudadanía. En función de las diferencias que concurren entre el valor de uso y el de cambio, su prosperidad y su futuro seguirán condicionando los del resto de la comunidad. Seguirían reproduciéndose los que llegarían al mundo con un pan bajo el brazo y los que tuvieran que ser utilizados para hacer posible en esta economía la multiplicación de los panes y los peces. Creo que es posible hacer mucho más. Considero que actualmente la tecnología nos brinda la oportunidad de dejar de ser utilizados como un factor de producción y construir lo que haya de ser nuestro propio destino.

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.