Discrepancia leal pero clara con Alberto Garzón y la socialdemocracia. Democracia económica es socialismo

Carlos Martinez

Primer Secretario de Alternativa Socialista

Alberto Garzón en su afán lógico de reivindicar el carácter de izquierda nítida y comprometida de su formación, ha hecho unas declaraciones a EuropaPress con las que en una parte, discrepamos. No puede, al objeto de diferenciarse de otra fuerza emergente que se define ni de izquierdas ni de derechas y hablar con una calculada ambigüedad electoralista, descalificar a la socialdemocracia. Primero porque el PSOE no es socialdemócrata hace años, pero Podemos tampoco lo es, pues la socialdemocracia consecuente y obrera es de izquierdas y sus presupuestos efectivamente en la UE son ilegales.

Hoy en día, llevar adelante un programa socialdemócrata coherente y verdadero en la Unión Europea es imposible, si se aceptan sus reglas del juego y esa es la gran traición de los partidos que un día fueron socialdemócratas, se llamen como se llamen ahora. Además ,por eso se rebelaron Oskar Lafontaine o Mélanchon, entre otros, o ha tomado tanta fuerza el Partido Socialistas de los Países Bajos.

En segundo lugar porque los partidos comunistas europeos hace años que tienen programas socialdemócratas. No confundamos socialismo democrático con socioliberalismo. No otorguemos a otras fuerzas emergentes categorías ideológicas que no tienen, ni se plantean tener y, además, no les corresponden.

El socialismo democrático en estos momentos es revolucionario y nítidamente de izquierdas. Los socialdemócratas cuando eran partidos obreros, nacionalizaron empresas, crearon poderosos sectores públicos y banca pública y controlaron la economía y si bien es cierto que no “remataron” muchas veces sus programas, hicieron mejorar y mucho las condiciones de vida de varias clases trabajadoras nacionales, fundamentalmente en el centro-norte de Europa.

El socialismo democrático, es patrimonio de los socialistas y los socialistas, nos organizamos en partidos socialistas e impulsamos programas socialistas en democracia y a partir de la democracia y no escondemos ni nuestras ideas, ni nuestros colores. Ese patrimonio ideológico, se lo ofrecemos a las clases populares y trabajadoras para construir colectivamente el bienestar y la igualdad, el reparto de la riqueza y la democracia económica, pues es un bien común.

Pero también somos conscientes de que la situación actual de emergencia social, económica y política exige la unidad de las izquierdas y de los antineoliberales en su conjunto. Por eso los socialistas republicanos, en las izquierdas y la lucha de clases exigimos unidad y coherencia de las fuerzas populares para derribar al bipartidismo. Basta pues de cálculos y de jugar al despiste de algunos, pero también de descalificaciones o de equivocaciones. Estoy convencido cada día más de que la única esperanza es el socialismo democrático y ruego que desde posiciones sectarias, no se confunda socialismo democrático con tercera vía, felipismo o blairismo. Tampoco con nacionalismo popular o justicialismo.

http://www.europapress.es/nacional/noticia-iu-acusa-podemos-ambiguedad-ideologica-virar-socialdemocracia-sacrificando-principios-izquierda-20141221124246.html

Un cuento de Navidad

Había una vez una presidenta de la Junta de Andalucía que decía preocuparse por las andaluzas y los andaluces, sobre todo por los que lo están pasando tan mal. Una presidenta a la que le gusta mandar y manda. Pero en la Consejería de Empleo, ahí es nada, fueron despedidos siendo ella ya consejera con mucho mando en plaza, unos ochocientos trabajadores técnicos de empleo -vaya contradicción con la de paro que hay en Andalucía- que una tal Carmen Aguayo y un tal Antonio Avila -que son tan mentirosos que ambos afirman ser socialistas, cuando en realidad son unos ultraliberales redomados- se empeñaron en despedir al objeto de satisfacer las leoninas condiciones de déficit que el PP o partido corrupto, imponía al Gobierno del partido de los EREs en Andalucía, de forma injusta.

Cientos de miles de familias andaluzas no podrán tomar y entre ellas las de técnicos de empleo despedidos de las UTEDLT

Cientos de miles de familias andaluzas no podrán tomar y entre ellas las de técnicos de empleo despedidos de las UTEDLT

Por aquello de la Navidad y la Biblia, los técnicos superiores y de designación politica, de la Junta de Andalucía -que tragaron con el robo masivo de Formación y los ERE,s- entregaron la cabeza de Juan el Bautista a Herodes gracias a la danza libidinosa, cobarde y cruel de la Aguayo que exigía el Montoro-Herodes, cortada con gusto, sin piedad y sabemos que con placer por esos sicarios de la citada Consejería de los ERE,s es decir la de des-Empleo. El notario gustoso fue un ex-directivo del IFA-IDEA, recuerdo, llamado Antonio Avila, que, además, tal y como el Tribunal Supremo está sentenciando, cometió fraude de ley, en los despidos.

Pues bien la tal Susana Diaz que también de forma fraudulenta afirma ser socialista a pesar de no saber en qué consiste eso, conoce ya perfectamente que más de ochocientas personas injustamente despedidas según el Tribunal Supremo van a pasar unas tristes navidades con 430 euros -los que tienen suerte- o bien ya sin nada. Seguramente, contando tan solo con la solidaridad de sus familias, que no con la de Susana Diaz, que, impertérrita, sigue afirmando que le interesan los problemas de los andaluces. Pero no arregla la grave situación de personas que está en su mano resolver. Si ella incumple sentencias y actúa como una empresaria choriza y vulneradora de las justas decisiones del alto tribunal. ¿Cómo va a ser creíble que le importen personas, a las que en ocasiones- y es cierto-, le resultar ser muy difícil apoyar, más allá que con palabras?

Alguien le puede desear que se le atragante el turrón que cientos de miles de familias andaluzas no podrán tomar y entre ellas las de técnicos de empleo despedidos de las UTEDLT -que es como se llama el organismo al que pertenecían-, a pesar de estar en la calle todavía en flagrante incumplimiento de sentencias. Pero no, seré mejor persona que ella, no le desearé que se le atragante el dulce valenciano universal que ella comerá artesano y de la mejor calidad. Solo le deseo que los andaluces dejen de creerla de una vez; los escasos que todavía se fían de ella.

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.