El cinismo y la mentira delante de la ventana. “Democracia”

Francisco Frutos Gras ||

Secretario general del PCE ||

Desde los ventanales abiertos en el comedor de mi chiringuito  de Calella de la Costa frente a la playa y al horizonte, veo pasar una avioneta con una gran pancarta y una sola palabra también grande “DEMOCRACIA”. Es la forma de continuar expresándose el nazional-secesionismo en Catalunya a los cuatro días de los atentados terroristas en los que murieron 14 personas y fueron heridas de diversa gravedad casi un centenar, de los que la mayoría eran turistas extranjeros. Entre los muertos, “dos catalanes y dos de nacionaliadad española”, según sabias palabras de Joaquim Forn, el recién nombrado conseller d´Interior de La Generalitat. 

 

Según la pancarta aérea, ésta es la principal preocupación de los catalanes y españoles ahora mismo, la “democracia” para Catalunya que, como todo el mundo sabe, es una dictadura y una colonia saqueada por la explotadora y ladrona España. Hay que ver lo embusteros, cínicos, aventureros y provocadores que pueden ser esas gentes.

Y de nuevo tiro de la memoria para recordar, y resulta que la inmensa mayoría de los que ahora exigen “democracia”, sean los abuelos y padres en la misma tesitura que sus hijos y nietos, ni estaban ni se les esperaba cuando en Catalunya una importante minoría de rojos, trabajadores y trabajadoras que en gran parte eran los insultados “charnegos” de los años 50, luchaban y se la jugaban por defender los derechos laborales y sociales, las libertades sindicales y políticas, entre ellas las de Catalunya con la reivindicación de la recuperación del “Estatut d´autonomia” de Catalunya, liquidado por el franquismo, al igual que hizo con las libertades democráticas en toda España.

Y muchos independentistas veteranos de ahora eran entonces franquistas hasta la médula, activísimos en la economía, algunos con grandes negocios y beneficios en ella, en la administración y en los medios de propaganda, hasta el punto de que muchas veces eran los principales perseguidores del rojerío; o bien masivamente pasivos, por aquello de que con Franco “había paz y pan”

Francamente, uno encuentra esperpéntico que haya gente que se atreva a pasear estas consignas por calles y playas, para decir que a pesar del atentado siguen en el mismo proceso golpista contra la democracia que hay, no para mejorarla, transformarla y profundizarla, sino para liquidarla por un futuro paraíso catalán, en el que todos seremos altos, bellos, felices y libres, algo muy parecido a las consignas salafistas, cuando España ya no robe a Catalunya, y se hayan olvidado las políticas conservadoras y neoliberales de privatizaciones y recortes laborales y sociales aplicadas por la Generalitat, de acuerdo con el capital catalán y español, que es lo mismo, y con el PP, y ya se haya amnistiado a los corruptos y ladrones que durante más de 30 años saquearon las arcas públicas, presidiendo el Govern. 

Y entonces se podrá poner en una gran placa en la Plaza Catalunya, o en el Paseo de Gracia, “Gracias Pujol y familia, Prenafeta, Alavedra, Gordó, Millet, Montull, Mas…,” y por extensión a todos los que han colaborado en recaudar el dinero que debía servir para el bien público, en gastarlo en propiedades particulares y colocarlo en paraísos fiscales de todo tipo. Vaya, que nada han tenido que envidiar a las diversas Gürtel del PP en capacidad recaudatoria y derrochadora.

Y no se preocupen, la política seguirá igual para todos ellos, si no le damos un vuelco y les desenmascaramos totalmente, ya que las comisiones de investigación propuestas a veces en el Parlament no se aprueban nunca por innecesarias según el justo criterio y las decisiones de ERC, entre otros, cuando afectan “als nostres lladres”.

Que viva la democracia de verdad, no  de playa.

 

Los facinerosos y energúmenos de la cultura

Sabadell está gobernada por una coalición entre Unitat pel Canvi, ERC, Guanyem y Crida per Sabadell, en la que está integrada la CUP, con su alcalde desde julio, Maties Serracant, después de sustituir al alcalde de ERC, que ha gobernado media legislatura. La concejal de (in)cultura, Montserrat Chacón, de ERC, encargó un estudio al “historiador” Josep Abad para cambiar los nombres de calles y plazas de Sabadell y adecuarlos a la nueva concepción de la historieta catalana, contada por facinerosos y energúmenos de la cultura, la política, la razón y hasta del más elemental sentido común. En el estudio, encargado por el ayuntamiento a un “historiador”,  este no se corta un pelo y coincide con todos los fanáticos descerebrados de Sabadell y de Catalunya, planteando quitar el nombre de Antonio Machado de una plaza por “españolista y anticatalanista”. 

VICTOR CUCURULL

Asimismo, y para que no decaiga el nivel de cretinidad, propone también que se tengan en cuenta los nombres de Francisco de Quevedo, por ser “hostil a la lengua, cultuta y nación catalanas”; y a Francisco de Goya, Calderón de la Barca, Garcilaso de la Vega, Luís de Góngora, José de Espronceda, Ramón de Campoamor, Gustavo Adolfo Bécquer, Leandro Fernández de Moratín, Tirso de Molina o Mariano José Larra, ya que son “paradigmáticos del modelo pseudo cultural franquista”. Este engendro plantea renovar también las calles dedicadas a Agustina de Aragón, Bailén, Dos de Mayo, Numancia, Covadonga, Francisco Pizarro, Rif y Tetuán. Y para no quedarse corto y dar a conocer sus señas de identidad reaccionarias completas y evitar equívocos, suprimir también las calles dedicadas a Dolores Ibárruri, por ser seguidora de Stalin, y de Rafael de Riego, el creador del himno de la República.

Es muy preocupante que esto se produzca en Sabadell, (“quién te ha visto y quién te ve”), que fue, junto con Tarrassa y el Baix Llobregat, uno de los bastiones comarcales más fuertes, en Catalunya y en el conjunto de España, de las luchas del movimiento obrero y de CCOO, y una gran base de organización y trabajo de los militantes del PSUC y de otras organizaciones comunistas. Tanto fanatismo identitario, ignorancia e ineptitud sólo pueden conducir a la degradación de la vida política, social y cultural. 

A mí no me sirve ni me tranquiliza el desmentido del alcalde de Sabadell, afirmando que la plaza Antonio Machado continuará con el mismo nombre. El problema de fondo para todos es cómo se ha podido llegar a esta situación en la que un individuo, por encargo de un ayuntamiento de una gran ciudad como Sabadell, pueda atreverse a escribir y presentar a consideración un escrito que raya el filofascismo y, lo que es más grave, la imbecilidad total, que aún puede ser más peligrosa, eso sí, en catalán. Y todo ello en la línea de aquellos escritos y conferencias, en especial el simposio celebrado en Arenys de Munt (Barcelona), el 25 de noviembre de 2014, en el que Victor Cucurull, Albert Codinas, Jordi Bilbeny, Patricia Gabancho, Josep Mir, Francesc Jutglar, Isaac Mestres, Manuel Cuyás, (biógrafo de Jordi Pujol) Lluís Mandado, que defendió que la primera versión del Quijote en inglés fue traducida del catalán, y otros que convirtieron a Cervantes, Teresa de Jesús, San Ignacio de Loyola, Hernán Cortés, Américo Vespucio, Leonardo da Vinci, Erasmo de Rotterdam, y suma y sigue,  en conocidos catalanes de toda la vida, que nacieron al lado de su casa, con nombres tan catalanísimos como Joan Miquel Servent para Cervantes.

El Simposio de Arenys, impulsado por laAssemblea Nacional de Catalunya, y organizado por el “Institut Nova Història” estuvo orientado por Miquel Sellarés, al que conocí hace más de 40 años como representante de CDC en la “Assemblea de Catalunya”, nombre que utilizan ahora los secesionistas, un personaje al que todo el mundo esquivaba por marrullero y corto de luces. Concluir que Jordi Pujol, el “Molt Honorable” Presidente de la Generalitat durante 23 años, y autor de diversos saqueos del bien público, felicitó a Nova Història por la importante labor de recuperación de la verdadera historia catalana, tergiversada por los españoles durante tres siglos, y más. 

Creo que los de “Catalunya en Comú”, todos sus componentes y compañeros de viaje, y sus avaladores en el conjunto de España, si todavía tienen capacidad para entender politicamente lo que pasa y a dónde conduce, deberían dejar de ser los elementos auxiliares de Junts pel Sí, la ANC, y toda la parafernalia nazional-secesionista, e impulsar consecuentemente una alternativa en Catalunya que pase por la defensa de las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores catalanes, de acuerdo con los trabajadores y trabajadoras de toda España, por el federalismo como culminación de la España autonómica actual, y en la perspectiva de una República orientada al socialismo, la paz y la solidaridad internacionalista. Paco Frutos Gras.

                                      

Ramblas y Cambrils: terroristas de 17 a 34 años. Veo caras y gestos aún infantiles. Es terrible.

No quiero participar en “emotivas y llorosas” muestras colectivas de dolor, porque el dolor y el sentimiento, o sirven para abrir caminos y buscar soluciones de fondo y sólidas al problema del terrorismo como fenómeno generalizado de intervención de masas, o valen únicamente para desfogarse y, en muchos casos, para ser utilizadas como elemento de confrontación, añadiendo más irracionalidad y contradicciones al proceso de lucha contra el terrorismo.

Y que cada uno individualmente actúe buenamente como considere oportuno en la expresión de su dolor personal, quedando claro que la sociedad española y la musulmana como colectivos deben actuar coordinadamente para contribuir a erradicar el terrorismo, expresando socialmente su denuncia del crimen, exigiendo el control de los reales y potenciales creadores de éste, tal como denunció Nazarín Armanian en su artículo, aislando a sus ejecutores, y exigiendo a gobiernos, medios de comunicación y al abundante clan de “sabios creadores de opinión”, que digan la verdad de una vez sobre los orígenes, motivos y responsables del terrorismo actual, en vez de contribuir al lloriqueo colectivo. 

El terrorismo como fenómeno de masas tiene orígenes, personas y países responsables, financiadores, organizadores y preparadores. Queremos que cuando se hable de la sangre de Las Ramblas y de Cambrils, se diga que es terrorismo salafista, wahabista, no islamista o musulmán, de extrema derecha rica y feudal, impulsado desde el principio por EEUU, la UE, Arabia Saudí, Qatar o Israel, que han pretendido y pretenden por medio del fanatismo creado en la juventud, el dominio y control de la economía, siempre poniendo de acuerdo los intereses comunes, por encima de religiones.

Es, para ser claros y concisos, lucha de clases pura y dura. Y cuando las religiones, adecuadas, deformadas y manipuladas hasta extremos de fanatismo integral, se convierten, en la historia y ahora, en imperativo de obligado cumplimiento para todo el pueblo y no en una relación individual con un ser superior, para el que considera que existe, el resultado aparente es un enfrentamiento religioso cuando se trata solamente de la religión como coartada para unir bajo banderas diferentes la lucha por el poder económico y social.

Cuando personas tan jóvenes como los terroristas de Barcelona y Cambrils, que se han criado y formado en los barrios e institutos de Ripoll y Barcelona, que llevan una vida normal de estudio, de trabajo, deportiva o de ocio, como cualquier otro joven, aceptan el mal, y se confabulan para realizarlo ciegamente con toda la crueldad y brutalidad, la explicación no puede ser simple, sino que se deben analizar las causas y actuar contra ellas. El cepillado de cerebro de unos jóvenes por el imán de Ripoll, que ha pasado por la cárcel por tráfico de drogas,  que ha conectado aquí y en Europa con la plana mayor del ISIS, o DAESH, que, asimismo, es un movimiento creado por EEUU y cómplices desde Afganistán hasta nuestros días para combatir el comunismo y la soberanía de los pueblos que quieren ser independientes tienen un nexo común.

Desde Afganistán a  Iraq, a Libia y Siria..,  con extensión a Europa, a partir de dos elementos: la infiltración entre los millones de personas que huyen de las guerras, la muerte, la destrucción  y el hambre; y la sed de venganza santa contra los infieles que inoculan en el cerebro, especialmente juvenil, de los musulmanes adoctrinados en el salafismo destructor.  

Todo ello es una muestra más de la ficción que pueden crear fanáticos feudales al servicio del mal en la mente de unos jóvenes, utilizando en muchos casos las mezquitas que tan generosamente ha financiado en todo el mundo el feudalismo de extrema derecha de Arabia Saudí. Un país y un régimen, que junto al de Qatar, ha sido uno de los máximos impulsores del terrorismo contra Libia y Siria, y al que los reyes de España han visitado diversas veces acompañando a los fabricantes de armas españoles que tienen un importante negocio con esas dictaduras wahabistas.

Asimismo, debe decirse que Kichi, el alcalde de Cádiz y Podemos han defendido públicamente no hace mucho la venta de fragatas a Arabia Saudí por aquello de que así los astilleros espàñoles dedicados a la construcción de buques de guerra tienen trabajo. No sólo el rey, el PP, Cs, PDECat.., también el PSOE, Podemos y algún otro de forma vergonzante. 

(Martes, 22 de agosto de 2017)

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.