José-Tomás Cruz Varela: El fenómeno político Arrimadas

enCandela

JoseTomasCruzVarelaJosé-Tomás Cruz Varela

Resulta harto difícil encontrar a un ciudadano/a, con independencia de los votantes a los partidos independentistas catalanes, que por diversas razones no simpatice con la andaluza Inés Arrimadas (Jerez, 1981). Esta política de Ciudadanos, logrando 36 diputados en las pasadas elecciones autonómicas catalanas del 21-D, dejó el pabellón muy alto batiendo a los dos líderes soberanistas, Puigdemont (J x Cat) y Junqueras (ERC), lo que le ha granjeado un merecido prestigio, que ya venía cosechando en sus actuaciones públicas anteriores, gracias a su forma de conectar con el público asistente.

En Madrid concretamente, Arrimadas ya cuenta con un predicamento superior al del líder de la formación, Albert Rivera, y nadie medianamente sensato podría justificar que tal valoración obedece exclusivamente a sus innegables atributos femeninos. A su favor, entre otros valores, cabe destacar su franqueza y vehemencia con que se expresa unido a la gran naturalidad y sencillez de lenguaje. Características de las que carecen, lamentablemente, muchos políticos españoles a los que un curso de oratoria efectiva favorecería su calidad comunicativa.

Arrimadas, ha demostrado que los más perjudicados en la contienda por los nacionalismos son los catalanes, como lo están evidenciando la huida de empresas, ausencia de inversiones, destrucción de empleo, descenso del turismo, etc. etc.

Los partidos independentistas deben reconocer la victoria de Ciudadanos y, para más INRI, que ha sido obra de una “charnega” andaluza con todos los merecimientos y reconocimientos. Cs presentará su candidato oficial para la presidencia del Parlamento, al diputado electo y vicepresidente de la cámara durante la legislatura anterior, Espejo-Saavedra. Ya se han iniciado los contactos comenzado a debatirse pero nada definitivo por el momento….¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente.

 

Una opinión más: empleo y poder judicial

Una opinión más. Cualquiera que leyese el editorial de El Mundo el pasado día 4, pondría cuestionarse si el citado artículo fue redactado por el gabinete de prensa del Ministerio de Trabajo o bien por la dirección del mencionado diario.

Son varios los medios que tienen la fea e incomprensible costumbre de adjudicarle al Gobierno de turno la creación de empleo- cuando tal prerrogativa corresponde única y exclusivamente a nuestros esforzados empresarios sin más paliativos-, como, igualmente y de paso, ensalzar una vez más las bondades de la reforma laboral.

El segundo párrafo del desdichado editorial contiene una frase que concretamente dice: “la creación de puestos de trabajo ha estado acompañada de una reducción del paro” ¿Y cómo podría ser de otra forma? Aparentemente, debería ser considerado como una obviedad.

Para la ministra, Fátima Bañez, el 2017 ha sido un año de récord en términos de contratación aunque con gran rotación y temporalidad, términos que deberían ser aclarados, si bien, como todos sabemos, lisa y llanamente hacen mención a los llamados “contratos basura”.

Según El Mundo, “la senda por la que camina la economía española”- ¡¡Ahí queda eso!! – provoca que el Gobierno se muestre confiado en que este año sea posible crear otro medio millón de nuevas ocupaciones, y todo ello “teniendo que soportar la inestabilidad que está generando la política catalana”, en cuyas últimas elecciones autonómicas, el PP cosechó el paupérrimo e insólito resultado de 4 diputados.

Sorprende, no obstante, que en el mencionado diario, al abordar el tema de la Seguridad Social, no se censure la presunta ineficacia de la Inspección de Trabajo, a efectos de detectar altas de trabajadores por cuatro horas cuando realmente están realizando jornadas de ocho o más, tal como sucede, por ejemplo, en el sector de la hostelería. Algo que incide directamente sobre el delicado tema de las pensiones y al que el Gobierno en el año que ha comenzado deberá prestarle especial atención.

En segundo lugar, no es necesario que Europa nos pida “otro Poder Judicial”, sencillamente porque lo necesitamos a voces, por diversos motivos y a corto plazo. El grupo de Estados Contra la Corrupción del Consejo de Europa, con fecha 4 de enero, censuró nuestra ineficaz lucha contra la corrupción. Todo un torpedo a nuestra línea de flotación, que llega justo en un momento de lo más inapropiado, dado que en presente año 2018 se celebrará el juicio del caso “Gürtel” que compromete y muy seriamente al partido del Gobierno (PP).

Entre las reformas que el citado organismo considera adecuadas para España, y de manera prioritaria, se encuentra el sistema de designación del Consejo General del Poder Judicial. En nuestro caso, los votantes que lo integran son votados por el Congreso y el Senado, cuando al menos la mitad deberían ser elegidos directamente por los jueces, reconociendo que el ideal sería que el poder político no participara de ninguna forma en la elección.

En definitiva, el Consejo de Europa valora el esfuerzo realizado, pero incluyéndolo en la categoría de “proceso limitado” en el conjunto de sus recomendaciones, que en nuestro caso es considerado como “insatisfactorio globalmente”. La conclusión pasa porque España dedique mayor interés para alcanzar el progreso adecuado…..¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente,

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *