Sigue la bufonada. ¿Pensarán algún día?

Francisco Frutos Gras ||

Ex Secretario general del PCE ||

Me había hecho el propósito de dedicar muy poco tiempo al esperpento catalán creado durante años por Pujol y CDC, la Madre Superiora y todo el convento, Mas, Puigdemont, Rull y Turull, y muchos más a los que se unieron Junqueras y Rovira, Forcadell y los Jordis, Romeva y Nuet comprados a precio de saldo…., y unos cuantos más; o sea, CDC convertida en PDeCAT gracias a su corrupción total, ERC la fiel escudera de su amo, ANC y el OMNIUM como eficaces servicios de agitación del racismo identitario, la CUP como la “izquierda” ácrata pequeño burguesa, siempre servidora del poder que dice va a liquidar, y los elementos auxiliares que pululan alrededor de lo que ha sido un suculento pastel económico, de puestos de trabajo, de pequeñas gabelas de miserable poder.

Pero la realidad me desborda ya que todos los medios públicos y privados le dedican horas y horas al número de circo. Los medios públicos de la Generalitat como verdaderos instrumentos goebbelianos al servicio del régimen, los medios públicos del Estado con sus intereses concretos como papanatas que quieren demostrar que son más democráticos que nadie, los medios privados del “trotskista” Jaume Roures y La Sexta como elementos de apoyo al secesionismo racista y a todo lo que huela a negocio sucio. Y todos reiterando lo mismo hasta el aburrimiento.

Me he decidido, pues, a escribir una nota en la que quiero decir, mejor dicho preguntar a muchas personas que siguen, votan o bailan el agua a los energúmenos del racismo identitario: ¿A ustedes les merece credibilidad toda esta pantomima detrás de la cual sólo hay intereses espurios, cretinidad y retrocesos al siglo XIX pero con un “pensamiento” más arcaico, pueril y sin criterio? Un pensamiento que ha enterrado en pocos años la conciencia política, social y cultural que nos costó décadas crear frente al franquismo español, en el cual tenían un gran peso los franquistas catalanes que se hicieron ricos aprovechándose del mismo o robando todo lo que este les permitía robar, algunos de los cuales son ahora tremebundos independentistas. Un pensamiento que ha liquidado gran parte del patrimonio moral, social y político del PSUC y de otras organizaciones comunistas y de izquierda, de CCOO, del movimiento asociativo estudiantil y de barrios. Un patrimonio que, a pesar de todo, ha empezado a resurgir de sus cenizas cuando los días 8 y 29 de octubre centenares de miles de personas, procedentes mayoritariamente de las clases trabajadoras y populares salieron a la calle a decir ¡basta, no callamos más!

Un patrimonio que las gentes que todavía creemos en las ideas de la democracia, el socialismo y el comunismo podemos reconstruir para que Catalunya vuelva a ser una avanzada del pensamiento y de la acción en la perspectiva de una reforma constitucional inmediata para concluir el Estado de las autonomías en un Estado federal con todos los derechos y deberes perfectamente delimitados.

Previo a ello debe haber un debate a fondo en el que cada parte defienda lo que considere oportuno en lo social y en lo político para llegar a un acuerdo. Acuerdo político en el que nosotros, la izquierda que no abdica de sus ideas, a pesar de la dificultad en la implementación de las mismas, defenderá en el referéndum pertinente una España Republicana y Federal, orientada al socialismo, internacionalista y defensora de la paz y la convivencia entre todos los pueblos.

Martes, 9 de Enero de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *