A los 8 días del 8 de Marzo. Hablar de ello con la cabeza fría, el  corazón caliente y el futuro en la perspectiva  

Francisco Frutos Gras ||

Ex Secretario general del PCE ||

La derecha acusó a la convocatoria de huelga del pasado día 8, muy parcial y limitada por cierto, de huelga política y anticapitalista ya que manipulaba el feminismo, más bien la sección femenina en su concepción, como si una huelga fuera como ir a jugar a la petanca.

La farsa de la derecha en defensa de los intereses y privilegios que han defendido toda la vida las clases dominantes, sirve para convertir a lo más flojo de un movimiento social o político en algo revolucionario, con lo cual hacen el juego de descalificar a lo más moderado del movimiento como representante de la izquierda transformadora, por si acaso, para así mejor enterrar los restos intelectuales, sindicales y políticos de la verdadera izquierda alternativa, la que, a pesar de los tiempos duros, no abdica de su historia, de sus ideales socialistas y de su proyecto de cambio social y de emancipación humana, que es la que realmente preocupa a la derecha económica y política.  Aquella izquierda a la que se daba el 15% o hasta el 20% en los sondeos, antes de surgir Podemos.

Fin da manifestación desta mañá na praza Obradoiro JORGE GARNELO

Es la vieja táctica mecánica y grosera de siempre, pero que vende. De la misma manera que, dentro del espacio de la derecha de siempre, existe la derecha más postmoderna y sofisticada en la utilización de nuevos análisis  y métodos de alienación de  masas, que es capaz de poner en marcha “revoluciones de colores”, “primaveras árabes”, “movimientos para moverlo todo sin cambiar nada de lo fundamental”. Se llama pos verdad, o relato de ficción, algo que compran los espíritus incautos desarbolados en su pensamiento y en su práctica por las “habilidades” del régimen.

¿Verdad que es así señor Soros y demás compadres de las finanzas y de los negocios, en Ucrania, en Libia y Siria, en las avenidas de Nueva York, en las calles de París o en las plazas de Madrid, en todas partes con las manitas levantadas y agitándose?

Volviendo a la jornada, no sólo en referencia a la limitada convocatoria de huelga laboral, sino al conjunto de la jornada del 8, muy importante por el gran número de mujeres movilizadas, acompañadas de una considerable cantidad de hombres, se puede decir que se ha politizado en un sentido genérico parcial, pero muy lejos todavía de asumir consciente y plenamente los contenidos de clase y los valores y principios básicos del mejor y más actualmente necesario y urgente pensamiento democrático y revolucionario.

La jornada del 8 ha significado un importante salto en la organización y movilización de una amplia vanguardia de mujeres, y de hombres,  en exigencia de unos derechos  básicos y genéricos para la mujer y en defensa de  unas reivindicaciones sociales justas para el conjunto de la clase trabajadora, independientemente del sexo. Falta ahora convertir este gran despliegue numérico en fuerza organizada con una concepción progresivamente vinculada a una alternativa progresiva de cambio social de fondo y a una plena emancipación humana.

Aprovechando la ocasión de que el PP, Ciudadanos y la derecha en su conjunto ha calificado la huelga de anticapitalista, aunque no fuera así en su sentido global estricto, haciendo propaganda gratuita con ello, se les debe coger la palabra y afirmar, “sí señores, somos anticapitalistas”. Y vamos a coordinar lo más ampliamente posible todo lo que se ha movido y expresado el día 8, intentando unirlo progresivamente, manteniendo la personalidad y soberanía de cada sector participante, para convertirlo en un gran movimiento plural enraizado en un sentido de clase, en la línea de que se inserte en un proyecto de verdadero cambio anticapitalista histórico, fundamentado en el sentido de clase, en la igualdad y justicia social, en el internacionalismo y la solidaridad y en la lucha contra la guerra y la defensa de la paz, algo en lo que las mujeres son las primeras interesadas al ser las que más sufren sus consecuencias, sea directamente o a través de los hijos que a ella van, muriendo en muchos casos y matando siempre.

El movimiento no debería tener nada que ver con aquel que con la excusa de la elección en EEUU de un tipo como Trump puso en marcha un movimiento pro Clinton, la  belicista y criminal impulsora del terrorismo en Siria, la que se reía cual hiena cuando se asesinaba a Gadafi en Libia, un movimiento que rapidamente se extendió gracias a los recursos a ello destinados por los que controlan el dinero, manipulan la verdad y engañan a quien se deja engañar, sea mujer o sea hombre.

Resumiendo, la gran movilización del pasado 8 de marzo de 2018, debe representar un antes y un después, no para triunfalistas declaraciones y escaso trabajo, sino para la organización y desarrollo paciente pero imparable de un proyecto que sea capaz en España de mandar al PP a la oposición, evitar que le sustituya un Cs. tan a la derecha como este, acabar con el esperpento secesionista y gobernar para una mayoría en defensa de la justicia social, la igualdad y la solidaridad de todos los españoles en una España unida en un Estado federal, culminación del Estado de las autonomías, en la perspectiva de un horizonte republicano y socialista. Es verdad que los mimbres son escasos para ello pero como parece imposible, se debe hacer.

A partir del pasado día 8, espero que ahora cuando se convoquen manifestaciones o actos por la paz y contra la guerra, se desborde la calle con centenares de miles de personas, mujeres y hombres que no participan nunca ya que parece que quedaron agotadas después de aquel año 2004, antes de la guerra de Iraq. Y miren ustedes, después ha habido Libia, Siria….Y sepan ustedes que las guerras, además de matar a centenares de miles de personas y destruir países enteros, derrochan en armamento los presupuestos que en cada país  deberían destinarse a trabajo, salud, educación, igualdad, desarrollo solidario de los países empobrecidos y mejora de las condiciones de vida en los desarrollados económicamente.

Esperemos que lo del día 8 sea un verdadero aldabonazo en la conciencia de mujeres y hombres para avanzar el final de la injusticia y la desigualdad en España y en el mundo.

Te recordamos “pescaíto” Gabriel. Patricia, tu ejemplo nos conmueve y nos guía
Ni odio, ni racismo, ni venganza como moneda de cambio frente al crimen de Ana Julia Quezada contra Gabriel. Ni abstracto perdón o tolerancia humanoide de demagogia “progre” ante el crimen.

Si motivo de desprecio humano, de denuncia política y de  castigo jurídico se merecen los apologetas del racismo, la xenofobia y el nazifascismo, que según afirma algún sesudo periodista se expresan masivamente en torno al asesinato de Gabriel,  descalificación y denuncia se merecen los “neoliberal-progres” que con sus seudo teorías de superficial contenido, sus afirmaciones erráticas sobre pretendidos derechos humanos universales de víctimas y verdugos, mueven todos los resortes que pueden para que las leyes se vuelvan tan laxas en el castigo del crimen que conducen a situaciones de indecente injusticia en la defensa de los derechos humanos de toda la sociedad, y excitan el espíritu más reaccionario de la sociedad y su afán de venganza.

Lo cual, visto ya en algunos casos, como en determinadas opiniones sobre los atentados de Las Ramblas de Barcelona de agosto pasado, en las que parecía que para algunas personas y grupos los terroristas yihadistas eran las víctimas y no los muertos; o en la situación de las penas a cumplir por los causantes de la matanza de 193 personas en los trenes de Madrid en 2004, casi todos ellos en la calle con una agravio para víctimas y familiares; o, ahora mismo, en relación a Ana Julia Quezada, la asesina de Gabriel, buscando explicaciones, justificaciones y excusas al crimen atroz, en el pasado de la asesina, con un principio de  comprensión humanoide del hecho.

Y para completar el cuadro, ante el debate de mañana en el Congreso sobre la “prisión permanente revisable, se destapan los grandes pensadores sobre la vida y la muerte, empezando por Aitor Esteban, ese cerebro agujereado del nacionalismo vasco que ejerce de portavoz del PNV en el Congreso, o Pedro Sánchez del PSOE, o Irene Montero de Podemos, argumentando que se debe cambiar la ley, liquidando lo de “prisión permanente revisable” ya que su existencia no ha evitado el asesinato de  Gabriel, ni el de Diana Quer.

Todavía no se han enterado estos genios del pensamiento político que las penas del código de justicia no son para evitar crímenes, aunque no estaría mal que fueran un aviso real y produjeran reparos a los potenciales criminales y que reducir la criminalidad sólo puede ser un asunto de educación desde la infancia, control médico y social de las personas psíquicamente inclinadas a la violencia y al crimen, condiciones de vida y seguridad, sino que el Código Penal es para castigar a los que cometen los crímenes, sean hombres o mujeres. A las personas como Ana Julia Quezada, que se ensaña con una criatura, o a tipos como José Abuín, “El Chicle”, que escribe a su familia que no se preocupen que en 6 0 7 años está en la calle y que no concedan entrevistas a la prensa por menos de 10.000 euros, se les debe aplicar la ley con todas las consecuencias, sin ninguna consideración a su sexo.

No valen las ridículas y falsas especulaciones redentoristas o rehabilitadoras de los “sabios” cerebros blandos. Los cambios en las leyes, o la permanencia de éstas, es algo demasiado serio para tratarlo con tamaña frivolidad. La ley que se discute mañana, sea necesario reformarla o no, no puede ser, como por otra parte ha ocurrido permanentemente en las leyes sobre educación, un asunto para comentarios frívolos de personas que mejor estarían haciendo funciones en las que no estuvieran en juego cosas tan importantes como la vida, los derechos humanos, la convivencia y la justicia.

No debe ser un acto de funambulismo más que demuestra en qué manos está  la política en España: Los estados mayores de PNV, Podemos, PSOE, forman un sólido equipo de inútiles políticos, parejos a los reyes actuales del mambo gobernante: PP, nacionalistas varios y Ciudadanos en el horizonte.

Ya sé que es lo que hay, pero alguna vez deberemos subir el nivel. ¿O no?
Patricia, en ti mantenemos vivo el recuerdo del pescaíto.

(Miércoles, 14 de Marzo de 2018).

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.

1 comentario de “A los 8 días del 8 de Marzo. Hablar de ello con la cabeza fría, el  corazón caliente y el futuro en la perspectiva  

  1. Antonio Rato
    18 marzo, 2018 at 17:14

    En mi opinión, el sacar de la crónica de sucesos unos crímenes -por horribles que sean- para que durante varios días ocupen las portadas de todos los periódicos y convertirlos por igual tiempo en objeto exclusivo de debate en todas las cadenas de TV, incluidas “al rojo vivo” y la cuarta, no es casual. El odio es patrimonio de la derecha. Los mayores caladeros de votos actuales del PP y Ciudadanos son las aguas del odio. ¿CUándo se darán cuenta de que ETA hace tiempo que está desaparecida y que por tanto no tiene sentido la actual dispersión de sus presos? Nunca. Sin odio no existiría la derechona, el odio es su aglutinante, la justificación de la ley mordaza y del racismo.

    Por favor, no les sigamos por ese camino. Que los criminales purguen sus delitos y paz para sus familias

Los comentarios están cerrados