Historia de Marruecos, de María Rosa de Madariaga

Irene González González ||

Profesora Universidad Castilla La Mancha ||

Esta nueva obra de María Rosa de Madariaga analiza la historia de Marruecos en el largo tiempo ampliando el marco cronológico de sus trabajos anteriores sobre el Rif, Abdelkrim y el colonialismo español en Marruecos durante los siglos XIX y XX. 

Esta importante aportación se viene a sumar a una bibliografía en castellano o traducida al castellano, todavía escasa, en la que destacan los trabajos de Víctor Morales Lezcano Historia de Marruecos. De los orígenes tribales y las poblaciones nómadas a la independencia y la monarquía actual, (La Esfera de los Libros, 2006); C. R. Pennell Breve historia de Marruecos (Alianza Editorial, 2009) y Marruecos: del imperio a la independencia (Alianza, 2006); Susan G. Miller Historia del Marruecos Moderno (Akal, 2015), si bien esta última se circunscribe a los siglos XIX al XXI. 

Historia de Marruecos es una obra necesaria que combina el rigor historiográfico con una prosa ágil, de fácil lectura, que lo hace atractivo tanto a un público especialista como a los que se adentran por primera vez en la historia del país. En su análisis Madariaga utiliza como hilo conductor el análisis de las conexiones e interacciones históricas de Marruecos con el Mediterráneo norte y especialmente con España y Francia de especial interés para el lector español. 

El libro está estructurado en tres partes. La primera de ellas abarca cronológicamente desde el siglo XII A.C. hasta el siglo XVIII. La segunda parte comprende el siglo XIX y primeras décadas del XX concluyendo con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, mientras que la tercera parte arranca con la contienda mundial y finaliza con la llegada al trono de Mohamed VI en 1999. La monografía concluye con un epílogo dedicado al monarca alauí lo que permite conectar el trabajo de Madariaga con el tiempo más actual y con una serie de apéndices que incluyen: glosario, listado de sultanes y altas autoridades coloniales -españolas y francesas-, mapas y bibliografía. 

La primera parte está formada por un total de cinco capítulos y pese a ser la más extensa desde el punto de vista cronológico es a la que la autora dedica un menor número de páginas. Este hecho no constituye ningún obstáculo permitiendo realizar una aproximación genérica a este periodo de la historia. La sección comienza con una introducción sobre el medio físico y humano ofreciendo al lector la oportunidad de sumergirse en las diversidades regionales y poblacionales que componen Marruecos. El segundo capítulo está dedicado a las factorías fenicias y la época árabe. El periodo almorávide y almohade centran la atención del capítulo tercero, mientras que el cuarto está destinado las dinastías benimerines y wattasíes concluyendo el capítulo cinco y último de esta parte con las dinastías jerifianas de los saadíes y los alauíes a la que pertenece el actual monarca. 

La segunda parte es la más extensa y está compuesta por tres capítulos. Sin duda en ello ha influido el ámbito de especialización de la autora sobre el Marruecos precolonial (siglo XIX) y colonial -especialmente en el ámbito del Rif y en la figura de Abdelkrim al-Jattabi- por cuyos trabajos es reconocida a nivel internacional. El capítulo seis se centra en el estudio del periodo precolonial analizando los intereses, las rivalidades y las posiciones de las principales potencias europeas -Francia, Gran Bretaña y España- interesadas en el control del sultanato en donde el área del Estrecho de Gibraltar se erigió en punto de interés para los tres países europeos. La Guerra de Tetuán (1859-1860), la firma de tratados comerciales, la resistencia a la penetración extranjera y de acuerdos internacionales concluyen en 1912 con la firma del Tratado de Fez entre Marruecos y Francia que tuvo como consecuencia el establecimiento del Protectorado francés y el posterior subarriendo a España del norte del país. El capítulo siete analiza cómo las potencias europeas establecieron un progresivo control de la economía y de las instituciones del sultanato en el que a su vez aparecen puntos de fricción por parte de sectores de la población ante la autoridad del sultán. Esto no sólo fragmentará su autoridad, tal y como señala la autora, sino que además debilitará su posición frente a Francia y España, que aprovecharan esta situación para incrementar su control en diferentes ámbitos del territorio. La segunda parte concluye con el capítulo ocho en donde la lucha de Abdelkrim, el nacionalismo y la consiguiente creación de partidos políticos constituyen el grueso de sus páginas. Estas cuestiones bascularán de manera continua entre lo que acontece en la zona francesa, la zona española y las interconexiones existentes entre ellas. 

El fin del periodo colonial y los retos que el Marruecos independiente debe abordar articulan la tercera y última parte del libro que concluye con un epilogo dedicado al monarca Mohamed VI. La Segunda Guerra Mundial y sus repercusiones en Marruecos, junto al impacto que el colonialismo tuvo en la zona francesa y española a niveles como el económico y el urbanístico, sumado a los acontecimientos que giraron en torno a la destitución del sultán Mohamed V en 1953, su sustitución por Ben Arafa y el retorno de Mohamed V son las principales cuestiones abordadas en este capítulo. Por su parte, el último capítulo del libro está destinado a analizar el Marruecos independiente. Cuestiones como la Revuelta del Rif (1958-1959), los problemas que tuvo que hacer frente durante su reinado Hassan II y la cuestión del Sahara Occidental son algunos de los elementos que vertebran el último capítulo. 

La obra refleja la madurez, capacidad de análisis y el fino conocimiento que la autora tiene de la historia de Marruecos plasmado en una obra de síntesis de lectura recomendada para todos los que se interesen en el vecino del sur. 

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *