César Jara: Amado Granell, el héroe de “La nueve”, olvidado en Sueca

enCandela

César Jara* ||

Hoy. Cuando escribo esta columna, es día 24 de agosto, se cumple un nuevo aniversario de la liberación de París del yugo nazi; por tal motivo y ocasión, el ayuntamiento de la capital francesa, junto a autoridades estatales y delegaciones de varios países, organiza actos de homenaje y de recuerdo y gratitud a los hombres y mujeres que participaron en aquella lucha final en las calles de la ciudad.

Pero fueron los hombres de la Novena Compañía, integrada en el Regimiento de Marcha, de la División Blindada del general Leclerc, quienes tomaron el edificio del Ayutamiento de Paris y así dieron fin a la oprobiosa ocupación alemana.

Amado Granell, teniente de esa compañía, mandada por el capitán Dròne, y ciento cincuenta militares españoles republicanos, que después de luchar contra el fascismo en España siguieron su lucha contra el nazismo en Africa y Francia, fueron los héroes del día en París.

Al día siguiente, esa unidad militar desfiló en cabeza del cortejo que presidió el general  De Gaulle y se llevó el aplauso y el cariño del pueblo parisino.

Amado Granell está enterrado en Sueca, en la Ribera Baixa, tras morir en accidente de coche en mayo de 1972, cuando viajaba desde Alacant a Borriana.

En Francia y en otros países este héroe sería uno de los personajes nacionales imprescindibles en su historia; en España, apenas hace un año que se le empieza a honrar y recordar como se merece sin duda este luchador antifascista.

Era de Borriana, vivió en Alacant y Orihuela antes y después de la guerra civil y tuvo un papel posterior importante en los contactos entre el PSOE en el exilio y sectores antifranquistas del interior, haciendo gestiones por encargo de Largo Caballero y Prieto con el mismo conde de Barcelona incluso para sellar alianzas contra la dictadura.

Cuando falleció, apenas vivía con su mujer gracias a una modesta pensión de excombatiente francesa y de lo que ganaba con un taller de electrodomésticos.

Tristemente, en Sueca, ayuntamiento siempre en manos de distintas fuerzas políticas de izquierdas, nunca se le ha rendido un homenaje en condiciones y al menos hasta este año, sobre su tumba, pagada por el Gobierno de Francia, nunca hubo una sencilla corona de laurel o de flores en esta fecha tan señalada.

Tan sólo hace dos años, se realizó un acto cultural al presentar una novela sobre su vida en la ciudad y poco más.

Sin embargo, en València, el año pasado se puso su nombre a una de las principales avenidas de la capital, dando cumplimiento a la petición al respecto de entidades memorialistas y progresistas.

Hoy, desde la dirección del PSOE valenciano, se ha recordado este olvido de tantos años y se ha urgido a la alcaldesa de Sueca, de Compromis, a honrar como se merece la memoria de tan destacado luchador antifascista, la cual hace algún tiempo manifestó que eran cosas del pasad que no venían a cuento hoy, más o menos.

Aún estamos a tiempo de reparar semejante olvido e injusticia histórica.

Por cierto, en pocos meses, se estrenará una película española sobre “La Nueve”.

¡Honor y gloria a los republicanos españoles que arriesgaron sus vidas por la libertad de toda.

Europa!

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.