IND-182.- El mercado laboral en septiembre de 2018

José Daniel Lacalle ||

Ingeniero Aeronáutico y sociólogo. Fundacion de Investigaciones Marxistas (FIM). ||

El mercado laboral en el tercer trimestre, a partir de los datos de la EPA, muestra una evolución que, básicamente, mantiene las tendencias de los últimos años.

1.- La población en edad de trabajar y la población activa (Tablas IA, IB, III y IV)

La población ha seguido creciendo desde finales de 2015, la población activa lo mismo, pero desde un año posterior, finales de 2016, la tasa de actividad, sin embargo, ha disminuido desde el máximo de 2012 en 1’7 puntos porcentuales, alcanzando el mínimo de la serie desde 2007, situándose en 58’7% y la tasa de feminización aparece en los activos casi 4 puntos por debajo de la población en edad de trabajar.

2.- La ocupación (Tablas IC, III y IV)

El número de ocupados no ha dejado de crecer desde finales de 2013, en donde alcanzó al mínimo a partir del inicio de la crisis, en 2008, desde entonces se habían perdido casi 3.5 millones de puestos de trabajo, algo más de 2’6 millones de varones y más de 850 mil mujeres; la tasa de ocupación cayó en 15’7 puntos porcentuales, situándose en 73’9%. Desde finales de 2013 hasta este tercer trimestre de 2018 los ocupados han crecido en 2.367.400 personas, 1.329.200 varones y 1.038.200 mujeres, en el caso del total y los varones, no así de las mujeres, todavía por debajo de las cifras de 2008. La tasa de ocupación está en el 85’4%, 11’5 puntos porcentuales más que en 2.013, pero todavía 4’2 puntos porcentuales por debajo de 2008. La tasa de feminización, a pesar de la innegable mejor evolución de las mujeres, está por debajo de la que tienen la población en edad de trabajar y los activos.

3.- La precariedad laboral (Tablas IE, IF, III y IV)

Sin entrar en el elemento clave de la precariedad laboral, como son los bajos salarios, y dejando para el siguiente apartado el otro elemento clave, el desempleo, centraremos este apartado en la temporalidad y el trabajo a tiempo parcial.

3.1.- La temporalidad

Como ya hemos señalado en otros informes anteriores a este, la crisis, desde la perspectiva del empleo, se concretó en sus inicios en despidos masivos de asalariados con contrato temporal, con descenso de estos, de 2007 a 2013 de casi 2.170 mil personas, poco más de 1.350 mil varones y casi 820 mil mujeres; la tasa de temporalidad descendió en casi 9 puntos porcentuales, de 31’7% a 22’9%. A partir de 2013 la temporalidad no ha dejado de crecer, demostrando la dependencia de nuestro mercado laboral con la precariedad, pero todavía no ha alcanzado los niveles del año 2007 y 2008 (y esperemos que no los alcance nunca); en este tercer trimestre de 2018 hay casi 1.3 millones de asalariados temporales más que en 2013, casi 670 mil varones y casi 600 mil mujeres; la tasa de temporalidad ha subido al 27’4% y la tasa de feminización está en el 49’1%.

3.2.- El trabajo a tiempo parcial

Un tipo de precariedad que afecta sobremanera a las mujeres ocupadas, que suponen a lo largo de todo el periodo considerado entre el 78’5% y el 74’25% del total de personas ocupadas con trabajo a tiempo parcial. Este tipo de trabajo precario, que desde el inicio de la crisis fue planteado por las patronales como solución a la sangría del desempleo prácticamente desde 2009, el año más negro de la crisis, pero, como ha ocurrido de forma casi permanente, solo ha desembocado en el aumento de la precariedad laboral.

La evolución del trabajo a tiempo parcial ha sido, hasta 2015, creciente, el número de trabajadores con este tipo de contratos subió, entre 2007 y 2015, en 423 mil personas, un 17’5%. Desde 2015 ha tenido un ligero descenso, principalmente en el último trimestre, ya que bajó en 130 mil personas, mientras que el trabajo temporal subía en ese mismo trimestre en casi 151 mil. Es decir, en la recuperación macroeconómica, la tendencia a la precarización ha pasado de estar dirigida por la parcialidad a estarlo por la temporalidad. En este tercer trimestre de 2018 los trabajadores contratados a tiempo parcial han bajado en casi 186 mil personas, 41’5 mil varones y 144’5 mil mujeres, la tasa de trabajo a tiempo parcial es del 13’9%, 1’1 puntos porcentuales menos en el último trimestre y la tasa de feminización, ya lo hemos indicado, está en el 74’3%.

Como plantea el Gabinete Económico Confederal de CCOO (1): “La población trabajadora cada vez soporta peores condiciones laborales. Menos de la mitad de la población afiliada al régimen general de la Seguridad Social tiene un contrato indefinido a jornada completa (48%) y la mayoría (52%) presenta algún tipo de precariedad: contrato temporal, trabajo por horas o ambos. El empleo indefinido a jornada completa empezó a perder peso al inicio de la recesión por el avance de la jornada parcial y posteriormente por el repunte del empleo temporal, en 2018 la jornada parcial también tiene un peso muy relevante en la precariedad”

De acuerdo con los datos del Gabinete Económico a partir de la Seguridad Social, en agosto de 2018, el 48% de los contratos era indefinido de jornada completa, el 11’1% indefinido con jornada parcial, el 2’4% fijo discontinuo, el 18’8% temporal con jornada completa, el 11’2% temporal y con jornada parcial, el 1’2% en formación y prácticas y el resto en otros sin especificar (2). Hay que recordar que, a partir de la reforma laboral de 2012, aumentó enormemente la facilidad del despido para contratos indefinidos a jornada completa.

Otra muestra de la precariedad en el mercado laboral es: “la elevada rotación de la población asalariada con contrato temporal…, que ha aumentado con la crisis, especialmente tras la reforma laboral de 2012”. En 2006, los asalariados temporales “tuvieron que firmar una media de 3’6 contratos para poder trabajar durante todo ese año. En 2017 ha sido necesario que firmen una media de 5’6 contratos”, es decir un 35’7% más (3). Pero: “Tras la reforma laboral de 2012, la rotación del empleo también afecta cada vez más a la contratación indefinida… El repunte de los contratos indefinidos firmados es simultáneo a su menor supervivencia laboral. Ahora hace falta firmar más contratos para mantener los nuevos empleos indefinidos: en 2009 solo se necesitó firmar 1’1 contratos indefinidos por cada nuevo empleo indefinido que pervivía a fin de año, en 2017 fue necesario firmar 1’5 contratos por empleo (es decir, un 36’4% más, JDL). Un 33% de los contratos indefinidos firmados en 2017 ha causado baja (despido…) durante el año y solo el 67% sobrevivían a fin de año” (4).

Siguiendo con los datos del Gabinete Económico de CCOO a propósito de la precariedad laboral, este señala que: “La reforma laboral ha transferido una parte significativa del riesgo que implica crear un nuevo empleo desde el empresariado a la clase trabajadora, al hacer recaer sobre ella la mayor parte del coste y de las consecuencias negativas derivadas de las malas decisiones empresariales, a través de una mayor facilidad de despido a un coste menor (5). Por otro lado: “La elevada rotación del empleo se produce en un número muy limitado de puestos de trabajo que concentran un gran volumen de empleos temporales, muchos de apenas unas horas o días: entre enero y junio de 2018 se han firmado 4.11 millones de contratos con una duración no superior a 1 mes, de los que 2.94 millones tienen una duración igual o inferior a 1 semana”. De hecho, “el 38% de los contratos se concentra en el 1% de los empleos”. “En setiembre de 2018 se han firmado 1.952.357 contratos de trabajo, de los que el 88% han sido temporales y 1 de cada 3 contratos además de temporal ha sido a jornada parcial” (6).

4.- El desempleo (Tablas IG, II, III y IV)

El paro, junto con la economía sumergida, es una de las máximas expresiones de la precariedad laboral. El número de parados, que había sido el gran problema de la crisis, después de estar creciendo hasta 2013, año en que el desempleo afectaba a 6.047’3 mil personas (3.194’4 mil varones y 2.852’9 mujeres) con tasa de paro del 26’1% (25’5% los varones y 26’7% las mujeres) y tasa de feminización del 47’2%, ha descendido en estos tres últimos años, estando en este tercer trimestre de 2018 en 3.326 mil personas (1.609’6 mil varones y 1.716’4 mil mujeres) y tasa de feminización del 51’6%. Una evolución similar ha seguido el paro de larga duración, aquellos parados que llevan más de 1 año y más de dos años sin empleo, crecimiento hasta 2014 y descenso hasta el tercer trimestre de 2018. A pesar de la evolución positiva en los últimos años, el desempleo todavía está por encima de las cifras de 2008, afectando a más de 3’3 millones de personas y el paro de larga duración está por encima de las cifras de 2009.

Volviendo a los datos del Gabinete Económico de CCOO, “Casi la mitad de la población en paro registrado (en este caso, JDL) carece de prestación y, de quienes cuentan con una, la mayoría solo percibe una prestación asistencial”. “La tasa de cobertura bruta del desempleo se sitúa en el 61% en el mes de agosto y en el 58% en el acumulado entre enero y agosto de 2018… y sigue en niveles bajos tras acumular una fuerte caída desde 2010… En agosto de 2018, la tasa bruta de cobertura del paro entre los hombres es del 65’3%, frente al 57’9% de las mujeres. En el acumulado entre enero y agosto de 2018 la brecha de género en la protección por desempleo es de casi 10 puntos: la tasa de cobertura de las mujeres (53’9%) es diez puntos inferior a la de los hombres (63’7%)” (7). Si pasamos a las cifras en términos absolutos y de calidad: “Desde 2017 ha mejorado la calidad media de prestaciones, aunque todavía en agosto de 2018 el 51% eran prestaciones asistenciales y solo un 49% contributivas… En agosto de 2018 carecían de prestación 1.345.780 personas en paro registrado y 1.836.288 personas percibían algún tipo de prestación (980.828 cobraban un subsidio… y solo 845.460 la prestación contributiva). El gasto medio por beneficiario, incluidas las cotizaciones a la Seguridad Social, se situó en 841 euros mensuales… mientras que la prestación contributiva se ha situado en 788 euros mensuales” (8).

5.- Los inactivos (Tabla IH)

Los no activos, aquellos que no buscan trabajo, no han dejado de crecer desde 2012, aumentando en 724 mil personas, 441’2 mil varones y 283’mujeres. Este aumento de la inactividad lleva consigo a que los llamados NINIS, aquellos que ni buscan ni encuentran trabajo se acerquen a los 19’5 milllones de personas, casi el 50% de la población en edad de trabajar, lo que supone algo más del 43’5% de los varones y el 56’6% de las mujeres, mostrando una vez más la debilidad de nuestro mercado laboral.

Como ya se ha indicado en anteriores informes: “En España, la gran mayoría del empleo se ubica en actividades de bajo contenido tecnológico y solo el 7% trabaja en sectores de contenido tecnológico medio y alto de la industria y los servicios. En los años transcurridos de recuperación económica (4t2013-4t2017) sigue sin consolidarse un cambio del modelo productivo: el 89% del empleo neto generado se ubica en actividades de contenido tecnológico bajo, y solamente el 11% en ramas de contenido tecnológico medio y alto. El empleo está creciendo más en los sectores de media y alta tecnología, pero su peso es tan reducido que apenas mejora la composición del empleo total” (9).

Notas:

Nota previa.- El análisis del paro registrado hecho por CCOO se refiere a Setiembre de 2018, al acabar este informe acaban de salir los datos de Octubre 2018, que no han podido ser utilizados aquí.

1.- Gabinete Económico Confederal de CCOO, “Informe de Coyuntura Laboral. Setiembre 2018” (CCOO, Madrid, 2 de octubre de 2018), pg. 5.

2.- Gabinete Económico, op. cit. Tabla 1, pg. 5.

3.- Gabinete Económico, op. cit. pg. 9 y Gráfico 6.

4.- Gabinete Económico, op. cit. pg. 10 y Gráfico 7.

5.- Gabinete Económico, op. cit. pg. 10.

6.- Gabinete Económico, op. cit. pg. 10.

7.- Gabinete Económico, op. cit. pg. 12 y Gráfico 7b.

8.- Gabinete Económico, op. cit. pg. 12.

9.- Gabinete Económico, op. cit. pg.7.

Tabla IA. Evolución de la población en edad de trabajar (En miles)

AÑO                   TOTAL               VARONES             MUJERES

POBLACION > 16         

2007                37.743’9             18.532’7                 19.211’2

2008                 38.341’7             18.850’3               19.464’5

2009                   38.631’4           18.979’5                 19.652’0

2010                   38.745’0           19.011’4                 19.733’6

2011                   38.827’1           19.028’6                 19.798’5

2012                   38.823’6           18.995’2                 19.828’4

2013                   38.680’7           18.888’6                 19.792’1

2014                  38.528’1           18.786’4                 19.741’7

2015                   38.489’6             18.741’3               19.748’3

2016                  38.584’9            18.777’3                 19.807’6

2017                  38.716’6             18.830’9               19.885,7

2018TII             38.835’4               18.884’1              19.951’3

2018TIII             38.912’4               18.920’1               19.992’3

Tabla IB. Evolución de la población activa (En miles)

ACTIVOS                         

2007                     22.354’1            12.875,7                   9.487’4

2008                     23.032’6             13.141’0                   9.891’6

2009                     23.293’8            13.073’2                  10.220’6

2010                     23.406’4             13.016’0                   10.390’4

2011                     23.466’2             12.853’6                   10.612’6

2012                     23.489’5             12.787’6                   10.701’9

2013                   23.207’9             12.527’6                  10.680’3

2014                   22.975’9             12.373’2                   10.602’7

2015                   22.873’7             12.250’9                  10.622’8

2016                   22.745’9             12.166’9                   10.578’9

2017                   22.765’0             12.159’8                     10.605’2                                                                        2018TII               22.834’2             12.202’2                    10.631’9

2018TIII             22.854’0               12.272’0                   10.582’0

Tabla I.C. Evolución de la población ocupada (En miles)

OCUPADOS                       

2007                     20.580’9               12.083’3                   8.497’7

2008                     20.648’9               11.950’2                   8.696’6

2009                     19.154’2               10.777’1                 8.377’2

2010                     18.751’1               10.470’2                 8.280’9

2011                     18.622’0                10.229’1                   8.392’9

2012                     17.667’7                 9.645’8                   8.021’9

2013                     17.160’6                9.333’2                   7.827’4

2014                     17.355’0                 9.441’0                   7.912’1

2015                     18.094’2                9.863’3                   8.230’8

2016                    18.508’1             10.071’9                   8.436’2

2017                     18.998’4              10.339’5                   8.659’1

2018TII                 19.344’1             10.528’0                   8.815’7

2018TIII               19.528’0             10.662’4                   8.865’6

Tabla ID. Evolución de los trabajadores asalariados (En miles)

ASALARIADOS               

2007                   16.981’4               9.615,0                   7.366’4

2008                  17.037’5               9.486’6                   7.568’7

2009                   15.923’1               8.604’5                   7.318’7

2010                   15.619’9               8.362’9                   7.257’0

2011                   15.579’5               8.197’9                   7.381’7

2012                   14.720’3              7.634’1                   7.086’2

2013                   14.072’2               7.269’0                   6.803’2

2014                   14.317’5               7.437’0                  6.880’5

2015                   14.988’8               7.798’8                   7.190’4

2016                    15.385’4               8.027’5                    7.357’9

2017                    15.992’6               8.308’9                   7.613’6

2018TII                 16.257’3             8.478’2                     7.779’1

2018TIII               16.433’6             8.622’5                   7.616’1

Tabla IE. Evolución de los asalariados temporales (En miles)

TEMPORALES              

2007                     5.390’6                 2.955’0                   2.435’6

2008                     4.987’2                 2.630’9                   2.365’2

2009                     3.986’4                 2.023’8                  1.962’7

2010                     3.860,2                 1.973’6                   1.886’6

2011                     3.944’1                 1.961,6                 1.983’3

2012                     3.488’5                 1.681’7                   1.766’8

2013                     3.221’0                 1.602’7                   1.618’3

2014                     3.429’7                 1.746’8                   1.682’9

2015                     3.846’2                 1.993’9                   1.852’3

2016                    4.072’9                 2.093’2                  1.979’8

2017                    4.252’2                 2.146’3                   2.105’9

2018TII               4.357’1                 2.196’9                   2.160’1

2018TIII               4.507’9                 2.292’2                   2.215’1

Tabla IF. Evolución de los ocupados a tiempo parcial (En miles)

TIEMPO PARCIAL           

2007                    2.420’8                   520’5                   1.900’3

2008                     2.431’7                   499’1                     1.932’6

2009                     2.425’3                   519’4                     1.905’9

2010                     2.482’5                   573’2                     1.909’3

2011                     2.586’5                   622’0                     1.964’5

2012                     2.606’0                   648’7                     1.957’5

2013                     2.771´1                   768’0                     2.003’1

2014                     2.844’1                   778’1                     2.065’4

2015                   2.843’7                   784’6                     2.059’1

2016                   2.833’0                   776’0                    2.056’9

2017                    2.805’4                733’3                     2.072’1

2018TII                 2.899’7                   740’1                    2.159’6

2018TIII               2.713’8                   698’6                   2.015’2

Tabla IG. Evolución del desempleo (En miles)

PARADOS                    

2007                     1.773’2                     792’5                     980’7

2008                     2.385’7                 1.190’8                     1.194’9

2009                     4.139’6                 2.296’1                     1.843’5

2010                     4.655’3                 2.545’8                     2.109’5

2011                     4.844’2                 2.624’5                     2.219’7

2012                     5.731’0                 3.124’5                     2.606’5

2013                     6.047’3                 3.194’4                     2.852’9

2014                     5.622’9                 2.932’2                     2.690’7

2015                     4.709’5                 2.387’6                     2.391’9

2016                      4.237’8                 2.095’1                     2.142’7

2017                      3.766’7                  1.820’6                   1.946’0

2018TII                 3.490’1                   1.673’9                   1.816’2

2018TIII               3.326’0                   1.609’6                   1.716’4

Tabla III. Evolución del paro de larga duración (En miles)

PARADOS LARGA DUR.

2007 (1 año)          436’9                     166’8                       270’1

        (2 años)         229’1                     86’0                         143’1

2008 (1 año)           506’9                     197’0                       309’9

       (2 años)         254’6                       88’0                       166’0

2009 (1año)         1.095’8                   518’5                         577’2

      (2 años)         424’3                   156’9                         267’3

2010 (1 año)         1.974’3                 1.071’2                         903’0

       (2 años)         740’5                     341’8                         398’6

2011 (1 año)         2.315’2                 1.230’6                       1.080’6

       (2 años)       1.186’6                   605’7                           580’9

2012 (1 año)         2.989’2                 1.632’1                       1.357’2

       (2 años)       1.716’5                   931’8                           784’8

2013 (1 año)         3.526’7                 1.875’4                       1.651’3

       (2 años)       2.116’8               1.112’0                       1.004’8

2014 (1 año)        3.493’6               1.827’9                       1.665’7

       (2 años)         2.389’3               1.252’4                       1.131’9

2015 (1 año)           2.845’3             1.392’9                         1.452’6

       (2 años)         2.083’9             1.031’5                       1.052’4

2016 (1 año)           2.393’6              1.161’7                         1.113’9

       (2 años)          1.758’2                 862’4                             895’8

2017  (1 año)     1.899’6                  901’8                             997’8

         (2 años)     1.365’5                 658’5                             707’0

2018TII (1 año)       1.780’1                835’2                             945’0

           (2 años)     1.274’6                 611’0                             663’7

2018TIII (1 año)       1.600’1                753’8                           846’3

             (2 años)     1.134’8                 549’2                           585’6

Tabla IH. Evolución de la población no activa (En miles)

INACTIVOS                   

2007                   15.389’8               5.657’9                         9.732’8

2008                   15.309’0               5.709’3                         9.599’7

2009                   15.337’6               5.906’3                         9.431’4

2010                   15.338’6               5.995’3                         9.343’1

2011                   15.360’9               6.175’0                         9.185’9

2012                   15.334’1               6.207’6                         9.126’5

2013                   15.472’8               6.361’0                         9.111’8

2014                   15.552’2               6.143’2                         9.139’0

2015                   15.615’0               6.490’4                         9.125’4

2016                    15.839’8               6.610’4                         9.228’7

2017                   15.951’6               6.671’0                       9.280’5

2018TII               16.001’2               6.681’8                       9.319’4

2018TIII             16.058’4               6.648’8                       9.410’3

Tabla II. Evolución de las tasas de actividad (TA), ocupación (TO), temporalidad (TT), tiempo parcial (TTP) y paro (TP) (En %)

                               TA                TO                 TT                 TTP                 TP

2007                       59’2               92’0               31’7               10’8                   8’0

2008                       60’1               89’6               29’2               10’6                 10’4

2009                       60’3               82’2               25’0               10’4                 17’8

2010                       60’4               79’3               24’7               10’6                  20’7

2011                       60’4               79’3               25’3               11’0                 20’7

2012                       60’5               75’2               23’9               11’1                 24’8

2013                      60’0               73’9               22’9               11’9                 26’1

2014                       59’6               75’5               24’0               12’4                 24’5

2015                     59’4               79’1                25’7               15’2                 20’8

2016                    58’9               81’4               26’4               15’3                 18’6

2017                      58’8               83’4               26’6               14’8                 16’6

2018TII                 58’8               84’7               26’8                 15’0                 15,3

2018TIII               58’7               85’4               27’4                 13’9                 14’6

Tabla IV. Tasas de feminización, EPA 2018TIII (%)

POBL.> 16  

ACTIVOS   OCUP. ASALAR. TEMPOR. T. PARCIAL PARO <1 AÑO <2 AÑOS NO ACT.

51’4         47’5       45’4       47’5         49’1           74’3         51’6     52’9       51’6       58’6

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.