La excelencia político-historiográfica de Pasqual Esbrí  

Salvador López Arnal ||

Profesor de la UNED ||

Para ser leído mientras escuchan “La trama” de SKA-P: 

Comparto el sentir común respecto a la fina pluma de nuestro compañero. Querría solo añadir una consideración desde la sociología de la polarización. Un daño colateral de la dinámica identitaria es que acaba reduciendo el tablero a dos posiciones. En cierto sentido el riesgo que él señala para incurrir en un izquierdismo nacionalista español es la contrapartida de la exquisitez de la nómina de Pròleg, como manifestaron los correos correspondientes. Y no solo a dos posiciones, sino a una sola cuestión, la identitaria. Esto produce extrañas geometrías y heterogéneas comitivas. Hay quienes se pasan al nacionalismo (de uno u otro signo) o a la derecha por peripecias biográficas. Pero otros lo hacen por razones pragmáticas. Y vuelvo a la analogía. Durante los años de ETA algunos intelectuales vascos se pasaron a la derecha como lo hicieron otros en otros lugares de España; pero otros se fueron a los medios de la derecha porque los otros (digamos los partidarios de un mapa más complejo) no les publicaban. En esas posiciones polarizadas, donde se difumina el pluralismo, el imperativo de la utilidad invita a veces a situarse en aquella cuadrícula del tablero que tiene más fuerza frente a… Si tiene alguna plausibilidad aquella tesis de que cada vez que habla Aznar se multiplican los independentistas, es en este espacio polarizado, ahora parece que del revés. El éxito de este basculamiento que hoy conoce la derecha española es debido en parte a esa reactividad (en otra parte a fenómenos homologables a lo que pasa fuera). Es la tensión entre los principios y la eficacia. Podemos y debemos en nuestros debates aspirar a la finezza. Pero me parece que resulta en la práctica difícil poder mantenerse en la pureza de los primeros cuando hay que enfrentarse en el tajo a posiciones como las de Torra-Puigdemont. Como decía al principio es un costoso daño colateral, otra manifestación de la fractura, de los procesos de brexitización. No es ni una enmienda parcial a las reflexiones del compañero, es una anotación en el margen, al doble margen en mi caso, porque uno tiene que enfrentarse en estas situaciones a estas perplejidades. O al menos a mí me ocurre. Por eso es una cuestión que me preocupa, en los dos sentidos, por la cuestión y por mí. Un daño colateral del daño colateral es que la diferencia de estrategias para acomodarse a estas endiabladas situaciones puede tener efectos muy negativos en la vida y la actividad de colectivos cuya posiciones programáticas nada tienen que ver con las que rigen en esos espacios polarizados. Otra vez la sociología (y las experiencias).

Martín Alonso (2018)

Un regalo de Manchester al final de todo.

Una sola cita esta vez. Por su extensión… y por su interés.

La imagen republicana está relacionada con el artículo, que luego comentaremos, del historiador Pasqual Esbrí: “¿Monarquía o República? ¡Cataluña!”.

“España nos roba”, “España país de fachas “cutrefactos””, “Facha = no nacionalista”, “unionistas!”, “volem votar”, “democràcia + llibertat = nacionalisme”, “soberania plena”, “República dels somriures”, “Som el 80%”, “de govern a govern”, “relació bilateral de tu a tu”… Hay muchos más ejemplos. Una nueva aportación al léxico “nacionalista-catalán de primera”, una nueva prueba de la semántica con mando en plaza secesionista (¡cuánta razón tenía Lewis Carroll!): ¿exige usted la inmediata libertad de los “presos políticos” catalanes? ¿Les visitará, les visitaría si pudiera? Si las respuestas son negativas, es usted entonces una persona inhumana, “un inhumano”. Y ya está, otra “caricia” más para ahondar en el “somos un pueblo… educado, humanista y riguroso”.

La sensata reflexión de Astrid Barrio… que no quiere oír ni entender el nacional-secesionismo. Queda pendiente para la semana que viene hablar de la campaña “Som el 80%” -¡el 80%!, quina cara i quina barra!- apoyada por “personalidades” a las que se supone, o suponía más bien, objetividad, no hablar por hablar, exactitud, etc. ¡Cuentos falsarios, lenguaje compartido de tribu nacionalista! Dos nombres célebres entre los fotografiados: Borja de Riquer y Andreu Mas-Colell. ¡Menudo rigor intelectual universitario!

Les copio la (necesaria) respuesta a un tuit de Josep Rull i Andreu que está entre lo peor (hablo del tuit de Rull) que he leído estos últimos años. No creo exagerar si señalo que su “reflexión” está en la base de la cosmovisión política del sector hegemónico del nac-sece .Cat, tal vez no de todos ellos.

Josep Rull i Andreu (ex conseller de la Generalitat): “Ahora hace 100 años, durante la 1ª Guerra Mundial, el mundo tenía unos sesenta estados soberanos. Hoy son más de 200. La progresiva aproximación de las realidades estatales a las realidades nacionales es el signo de la historia reciente”. No es una descripción, ¡es una valoración positiva de los desastres nacionalistas (y más) de la historia europea -y no sólo europea- del siglo XX!

La ajustada, adecuada y moderada respuesta de A.G: “En un mundo global e intercultural pretender la locura supremacista de delimitar un Estado con realidades étnicas sólo nos lleva a la limpieza étnica o a una guerra tribal, como ya vimos en la Guerra de los Balcanes”.

Les copio también otro tuit que no debe entenderse (porque no lo es ni lo pretende) como una apología, o un elogio sin matices y en todo tema y ocasión, del ministro de asuntos Exteriores…Podemos ser críticos con Borrell, matizar algunas de sus observaciones… pero es otra cosa, nada que ver con el anterior comentario de Josep Rull i Andreu (y sus afines). ¡Años-luz de distancia!

Sin olvidar, por otra parte, este comentario de Jaime Petras sobre la conmemoración del fin de la I Guerra Mundial:

DM: Hay varios temas para conversar con usted. El primero tiene que ver con este encuentro que se dio por los 100 años del final de la Primera Guerra Mundial en París, con reuniones varias y con una coyuntura además especial.

JP: Hay varias cosas para comentar. Primero, es muy hipócrita, hablan del fin de la Primera Guerra Mundial pero no que después de 20 años empezamos la Segunda Guerra con los mismos protagonistas. Segunda cosa que debemos anotar es que actualmente los mismos participantes, encabezados por Estados Unidos y Europa, están involucrados en siete guerras contra países que tratan de expresar su independencia. ¿Cómo se puede celebrar algo como el fin de una guerra cuando los mismos son partícipes en siete guerras por lo menos y planificando nuevos enfrentamientos? Tercer punto, debemos anotar que el señor Emmanuel Macron está celebrando, homenajeando a Marshal Philippe Petain, un colaborador de nazis que envió a miles de judíos a las cámaras de gas. Es una cosa que condenaron algunos otros dirigentes y publicistas, pero es el hecho que Macron eligiera a Petain como una persona para homenajear. Es otra indicación de que no saben cómo manejar las políticas de honor y las vergüenzas.

Finalmente, podríamos decir que Macron y Trump llegaron a un acuerdo de aumentar las armas de Europa, y Trump denuncia a Europa porque incluyen los Estados Unidos como los posibles enemigos de Europa. ¿Qué tenemos en este contexto hablando del fin de la Primera Guerra, la guerra para terminar todas las guerras decían? Es algo que es difícil de entender.

[…] MAB: Y en el marco de estas ceremonias que se hacían en Europa, Donald Trump estuvo también jugando su papel. Hubo algunos enfrentamientos y Trump reclamando que paguen a OTAN, que no puede pagar sólo Estados Unidos. ¿Cómo valoras este momento de las relaciones entre Estados Unidos y Europa?

JP: Según entendemos, algunos conflictos y consideraciones, críticas, cada cual el otro. Pero en realidad es una competencia para decir quién va a gastar más para la guerra, uno o el otro. Trump ha aumentado en 60 mil millones los gastos militares y Macron y los otros europeos quieren aumentar los gastos.

Entonces, el hecho es que hay críticas, hay oposición, pero no es entre paz y guerra, es quien puede construir el mejor ejército con los mayores presupuestos

Finaliza aquí el preámbulo. La estructura de la sabatina. I. Asuntos no monotemáticos II. La excelencia de Pasqual Esbrí. III. Recomendaciones.

I. Cuatro asuntos no monotemáticos.

  1. En lo que va de año han muerto en la ciudad de Barcelona 46 personas sin hogar. Víctimas de la exclusión social, de las desigualdades salvajes e inhumanas del capitalismo. La esperanza de vida de las personas sin techo se reduce entre 10 y 15 años. El número de personas en esta situación en Barcelona en 2018: 956. En 2008: 658. Incremento en diez años: 45,29%.

Una excelente iniciativa, que habría que apoyar, de personas indigentes de Barcelona: “Welcome Sense Sostre”. Promueven en un local ocupado un hostal para albergar a personas necesitadas. ¿Echamos una mano… y otro brazo?

  1. Número de muertes en 2017 en Barcelona ciudad atribuibles al exceso de partículas ultrafinas en suspensión, de menos de 2,5 micras, uno de los contaminantes más comunes derivados del tráfico rodado: 354, 33% más de fallecimientos que en 2016. Inferior a la media de los últimos años: 424 muertos (en total, en estos últimos 8 años, casi 3.400 muertos). Porcentaje de barceloneses expuestos a niveles de partículas finas superiores a lo que recomienda la OMS: el 98%. Principales grupos de riesgo: niños, ancianos, embarazadas, personas con enfermedades crónicas. Año con más fallecimientos: 2012, 706; con menos: 2013, con 257 casos. Informe del Ayuntamiento barcelonés: porcentaje de la población expuesto a niveles de dióxido de nitrógeno muy por encima de lo señalado por la OMS y la UE: el 70%. Soluciones: reducción del tráfico, medidas estructurales de forma permanente.
  2. Tasas universitarias: 1. Máster habilitante (precio medio por crédito): Aragón, 23; Comunidad Valenciana: 19; media España: 25,4; Comunidad de Madrid: 32,5; País Vasco: 23,4; Cataluña: 41,2 (16,8 euros más que la media, el 62,20%). 2. Máster no habilitante (precio medio por crédito): Aragón, 37,4; Comunidad Valenciana: 43; media España: 33,9; Comunidad de Madrid: 47,4; País Vasco: 31,7; Cataluña: 53,3 (19,4 euros más que la media, el 57,27%). 3. Curso de 60 créditos (precio medio en euros): Aragón, 1.124; Comunidad Valenciana: 1.138; media España: 1.081; Comunidad de Madrid: 1.479; País Vasco: 1.013; Cataluña: 2.011 (930 euros más que la media, el 86,03%). 4. Precio del curso de grado sobre la renta media regional: Aragón: 6,33; Comunidad Valenciana: 7,92; media España: 6,60; Comunidad de Madrid: 7,66; País Vasco: 4,78; Cataluña: 10,61 (4,01 puntos más que la media, el 60,76%).
  3. Pérdida de poder adquisitivo [PA] (tomo pie en Josep Catà: “El poder adquisitivo cae en seis años un 56% más en Barcelona que en el resto de España”, El País-Cataluña, 9.11.2018, p. 1): 1. La evolución, entre 2010 y 2016, del PA de los salarios muestra una caída del 6,1% en Barcelona (en el conjunto de Cataluña un 5,4%; en el conjunto de España, un 3,9%). 2. De este modo, la capacidad de compra de los salarios de Barcelona cayó un 56% más que la de los sueldos en el conjunto de España. 3. La pérdida de PA viene impulsada sobre todo por la subida de los precios del alquiler y la compra de viviendas. El alquiler tocó techo en agosto de 2018, tras cinco años de subida, con un incremento de 13 euros por m2. En la compra, el m2 de la ciudad está en 3.174 euros de media (creció un 11% en el último año). 4. En su último informe sobre la precariedad, Cáritas destacaba que cerca del 20% de las personas que atiende tienen trabajo, pero eso no les excluye de acudir a pedir ayudas. 5. El precio de la vivienda en la periferia de Barcelona se ha incrementado hasta un 18% en el 3er trimestre (según la sociedad de tasación Tinsa). Entre las ciudades más poblados de la provincia, las que han sufrido mayores incrementos han sido L’Hospitalet de Llobregat, un 18%; Castelldefels, un 16,6 %; Esplugues de Llobregat, un 15,7%; Sabadell, un 15,1%, y Cornellà de Llobregat, un 14,7%.

II. La excelencia de Pasqual Esbrí

La imagen republicana inicial venía a cuento de una reflexión, excelente en mi opinión, del historiador Pasqual Esbrí: “¿Monarquía o República? ¡Cataluña!·”(https://www.cronicapopular.es/2018/11/monarquia-republica-catalunya/). Les hablo de ella y añado unas observaciones. No es este el único artículo del autor que merece atenta lectura. Véase, por ejemplo, su magnífica reseña del clásico de Jordi Solé Tura, Catalanismo revolución burguesa, reeditado por el Topo muy recientemente, “Solé Tura y Prat de la Riba, cincuenta años después”. El Viejo Topo, n.º 366/367, julio-agosto de 2018. ¡No se lo pierdan!

El primer apartado del artículo del que les hablaba:

La frase que da título a este artículo fue pronunciada por Francesc Cambó en un célebre mitin que dio en diciembre de 1918. Situémonos en el momento. Hacía cuatro años que Cataluña disfrutaba de un régimen especial, basado en la mancomunidad de las cuatro diputaciones provinciales, conseguido por el ya por aquel entonces fallecido Enric Prat de la Riba. Hacía un mes que se había firmado el armisticio que puso fin a la Gran Guerra, con el triunfo de la Entente y sus aliados; entre ellos, los EEUU. Complementariamente, el presidente de dicho país, Wilson, se preparaba para reestructurar Europa de acuerdo con sus famosos 14 puntos y su total desconocimiento de la realidad del Viejo Continente. Su esfuerzo solo sirvió para dejarlo todo listo para la siguiente carnicería paneuropea, 21 años después.

No es PE el único que ha criticado los planes del presidente Wilson y su desconocimiento de la realidad europea. Vean, por ejemplo, lo señalado por Miguel Candel en Derechos torcidos, también en la editorial del Viejo Topo, 2018.

Francesc Cambó, por su parte, uno de los burgueses que financiaron el golpe militar de 1936, no es alguien denostado en la “cultura catalana oficial”. En Barcelona, por ejemplo, un estatua situada en Via Laietana, una de las arterias centrales y céntricas de la ciudad, le recuerda. Y no sólo eso: a unos 200 metros, cerca de la sede del Fomento del Trabajo y de la catedral barcelonesa, una avenida lleva su nombre.

Sigamos con el artículo de PE:

Desde el estallido de las hostilidades en 1914, el catalanismo se había esforzado por aproximarse a los Aliados, con la esperanza de que, si obtenían la victoria, dieran a Cataluña idéntico trato que el que se suponía que iban a recibir las nacionalidades centroeuropeas sin Estado. Los esfuerzos para presentar el régimen monárquico constitucional del momento como poco menos que igual al semiabsolutismo de los Imperios Centrales, fueron ímprobos. Hubo voluntarios catalanes que se incorporaron al ejército francés (menos de lo que se ha dicho) y, acabada la contienda, se agasajó sin límites al mariscal Joseph Joffre, catalán de Rivesaltes (Rosellón), uno de los más destacados carniceros de los ejércitos de la Entente, circunstancia que corrió pareja a su ineficacia. Llegó a presidir los Juegos Florales de Barcelona, en 1920.

Esta aproximación a los Aliados se repitió años después, durante la guerra civil, esa que algunos de ellos siguen vendiendo como guerra de España contra Cataluña (¡cuánto daño nos hizo Josep Benet y el engañoso título de su libro: Cataluña bajo el régimen franquista!, ¡como si no hubieran habido catalanes franquistas convencidos!). Esas comparaciones que PE denuncia siguen siendo su pan de cada día. La monarquía parlamentaria actual (como el autor, ¡yo también soy republicano!) la presentan como si fuera idéntica al Régimen fascista de Franco.

Lo que cuenta del mariscal Joseph Joffre, cuya existencia desconocía, es otra de sus singularidades: la revisión permanente de la historia, el considerar como “héroes de país” gentes que deberán merecer nuestro más absoluto desprecio. Los hermanos Badia, tan admirados por el presidente vicario Torra, es ejemplo conocido.

Sigue PE:

El aludido discurso de Cambó, ambiguo como siempre, se mueve entre su apelación, más o menos velada, a que Cataluña sea contemplada como una nacionalidad oprimida más, y la campaña pro autonomía que había comenzado su partido, la Lliga. La famosa frase que he reproducido era más que engañosa. En un momento del discurso dejaba ir que la autonomía catalana no podía ligar su suerte a una futurible república. Debo añadir también que no por todo eso dejaba de hacer protestas de solidaridad con el conjunto de España.

Lo apuntado, ese no ligar su suerte a la futurible república española, es otra de las peculiaridades del nacionalismo .Cat. El resto de España, en general y aparte del tema negocios-son-negocios, les importa un granito de anís, nada más bien. La ambigüedad calculada es también parte de sus usuales estrategias de acción, estrategia contagiada a grupos que no deberían tenerla. Comunes por ejemplo.

PE da un giro temporal a su reflexión:

Cien años más tarde, día a día, nos encontramos con una situación muy diferente. Los herederos de aquel catalanismo se han echado al monte y, a su parecer, estamos viviendo en una República Catalana proclamada (¿) hace un año. Por otro lado, el fracaso del independentismo en buscar apoyo en otros países europeos, ha sido definitivo. El revolcón recibido supera con mucho el de hace un siglo, entre otras cosas porque aquel entonces se optó por el tanteo y no por echarse al vacío como en la actualidad. Y tampoco hay ningún Wilson en perspectiva al que agarrarse cual clavo ardiendo.

La ironía sobre la proclamación de la República catalana está más que conseguida. Se amparan en dos derrotas transformadas en victorias: la del 27S, las elecciones publicitarias (por ellos organizadas) que perdieron, y la del 1O, “una fecha histórica” que nadie reconoció… aparte de ellos mismos. Sigue PE:

Esos círculos independentistas han iniciado una ofensiva contra el actual rey, que huelen más a revancha por su discurso del 3 de octubre del pasado año, que a un sincero sentimiento republicano. Es más, si dicho sentimiento existiera, sería puramente instrumental, con el único objeto de conseguir la separación. Los cerebros pensantes (más bien pocos, sospecho) saben perfectamente que el 3 de octubre de 2017 un presidente de la República Española no se hubiera dirigido a la Nación en términos muy diferentes. Es más, quizá hubiera sido aún más tajante, en la medida que, se quiera o no, sobre el régimen monárquico siempre pende el sambenito de cómo se implantó en la Transición. En definitiva, dicho día el ciudadano Felipe de Borbón se expresó en la forma que se podía esperar de un Jefe del Estado que se enfrentaba a un claro acto de felonía. Y creo que no soy el único republicano que le está agradecido por ello.

Pudo haber cuidado más las formas, pudo haber hablado en catalán en algunos momentos, pero lo apuntado por PE es ajustado a la situación: un presidente republicano no se hubiera podido expresar en términos antagónicos. ¿Qué hubiera podido decir? ¿Adelante, la destrucción del demos común es cosa buena y vuestra, haced lo que os dé la gana? Lo que apunta PE, que se declara él mismo republicano, sobre el sentimiento republicano aparente (¡nunca han acudido a la celebración del 14D!, ¡nunca han formado de organizaciones como la UCR!) también se adecua a la realidad. Tal como son, tal como dice. “Acto de felonía” tampoco es una mala descripción.

Prosigue PE por el mismo sendero:

¿Qué hay de verdad en ese republicanismo de los independentistas? Me temo que muy poco, si algo. El llamado padre fundador del catalanismo de izquierdas (si es que eso existe), Valentí Almirall, justificaba su republicanismo en el hecho de que Cataluña no contaba con una dinastía propia. En definitiva, y en función de esa lógica, si apareciera alguien que se reclamara descendiente de la Casa de Barcelona (extinguida con Martín el Humano), se contarían por centenares los “republicanos” que perderían el pompis detrás de él. Hasta en la CUP.

El argumento es bueno, muy bueno. La casa de Barcelona se extinguió por no haber designado sucesor Martín el Humano. Tras el compromiso de Caspe, 1412, Fernando de Antequera, de la dinastía de los Transtámara, asumió el poder de la Corona de Aragón. La referencia al “argumento republicano” de Valentí Almirall es más que pertinente.

Sigue PE:

El oportunismo de importantes sectores de la “izquierda” catalana ha supuesto un importante apoyo a esa “fiebre republicana”. Ha habido reprobaciones al Jefe del Estado en el Parlamento de Cataluña y en el Ayuntamiento de Barcelona. Parece que la ola se pretende extender al mayor número de municipios catalanes posible. Ya tenemos un buen ejemplo en Mollet, dónde la reprobación ha sido posible gracias a la abstención de un PSC cada vez más desarbolado.

La crítica al PSC tal vez, no aseguro, no esté totalmente ajustada (¿cada vez más desarbolado?) pero si lo está la crítica al oportunismo de importantes sectores de la izquierda catalana que se dicen transformadores y no nacionalistas. ¡Crítica más que oportuna! Actúan muchas veces como si fueran el plan B (hay otras formas más directas de expresarlo) de la estrategia nac-sece.

Las palabras de cierre de PE:

Tal como ha pasado en el Parlamento y en la “Casa Gran”, la maniobra ha contado con el inestimable respaldo de los podemitas, respaldo en el que doña Inmaculada ha puesto especial empeño. No es el primer número de ese tipo que nos monta. Recordemos que le cambió el nombre al histórico salón de la Reina Regente por el de Carles Pi i Sunyer, que pasó como una exhalación por el cargo de alcalde y cuyo mayor “mérito” fue participar como tal en el “putsch” del 6 de octubre de 1934. Dispuesta estaría, pues, la alcaldesa, si se terciara, a reprobar la Vía Láctea si ello le permitiera seguir pegada a la poltrona. Si en un momento u otro empezara a sentir el aliento de Manuel Valls a sus espaldas, estoy seguro de llegar a ver cosas inimaginables, incluso ahora. Uno nunca es demasiado viejo para ir de sorpresa en sorpresa.

Dejando aparte la ironía usada para hablar de los planes de Ada Colau y su grupo, la crítica al sector podemita-comunes es pertinente. Casi todo les vale, sus alianzas en .Cat están cargadas con el disparate y contagian además a la izquierda española en su conjunto que no ve o no quiere ver lo que están sucediendo realmente en .Cat. Tal vez lo noten en las municipales.

El Pi i Sunyer referenciado es el abuelo, si no ando errado, de una de las figuras jurídicas clave, con mucha remuneración, del Comité de Transición constituido por Mas.

¿Cosas inimaginables? ¿Qué cosas por ejemplo? Tal vez el intento de formación de nuevo tripartito en el ayuntamiento barcelonés o incluso una alianza amplia con el sector nacionalista secesionista a excepción de la CUP. Veremos… aunque deseamos no ver.

Les tengo informados, desde luego que sí, de otras aportaciones del autor.

III. Las recomendaciones (e informaciones).

  1. Un buen artículo sobre Badalona, la segunda ciudad más poblada de Cataluña, de un profesor ahora jubilado que trabajó en el Instituto Badalona VII: Rafael Lamuedra Zafra, “¿A dónde vaw Badalona?”, El País- Cataluña, p. 4, 9 de noviembre de 2018.
  2. Malos tiempos para la lírica, buenos para la confrontación:
    https://societat.e-noticies.cat/empenyen-una-persona-a-lescala-del-metro-per-dur-una-bandera-espanyola-120672.html. ¡Caminos que no debemos recorrer ni admitir!
  3. Sobre abrazos: “David Fernàndez: “Repetiría el abrazo con Mas una y mil veces”. El ex president Artur Mas y el exdiputado de la CUP David Fernàndez han recordado el abrazo que se dieron durante la consulta del 9-N, en un sopar groc en Horta-Guinardó, en Barcelona. “Repetiría aquel abrazo una y mil veces. Repitámoslo hasta que salgan los presos y vuelvan a los exiliados”, ha señalado DF apelando a la unidad. https://www.elnacional.cat/es/politica/david-fernandez-abrazo-mas_322983_102.html. ¡Una y mil veces! ¿De qué unidad habla? ¿De la nac-sece? ¿Entre quiénes? ¿Se imaginan que un dirigente de Unidos Podemos que se haya abrazado con Mariano Rajoy, Esperanza Aguirre o Rodrigo Rato en un mal día y que reivindique una y mil veces ese abrazo?
  4. Sobre un tema que ha sido esencial en el discurso nac-seces y sabiendo de qué se habla. Fue en el CCCB, “¿Está Cataluña fiscalmente maltratada?” [Ángel de la Fuente] http://www.asec-asic.org/2018/11/08/conferencia-cccb-esta-cataluna-fiscalmente-maltratada-angel-de-la-fuente/
  5. Para aprender, sobre el concepto polisémico de nación y la manipulación secesionista. Una conferencia de Jordi Canal, el autor de Con el permiso de Kafka, en el ciclo “Pensar la historia”, 16.10.2018, https://www.youtube.com/watch?v=pf2BGNV8mgI&feature=youtu.be
  6. Un buen y valiente artículo de Pere Vilanova: “El espectro llega a Alsasua”. El País-Cataluña, 12 de noviembre de 2018, p. 2.
  7. Una reflexión que muchos podemos compartir (aunque sea parcialmente): Francesc Moreno, “Catalanismo”, https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/catalanismo_199018_102.html. Lo de más rica y plena, palabras con las que finaliza el artículo, deberíamos enviarlo al baúl de “lo olvidado para siempre”. ¿Más rica, más plena? ¿No sería mejor más justa, más solidaria, más equitativa?
  8. Una encuesta a tener muy en cuenta: “ENCUESTA SOBRE EL IMPACTO DE LA CRISIS, Los españoles responsabilizan de la Gran Recesión a la banca y la política”. https://elpais.com/politica/2018/11/10/actualidad/1541871313_946442.html
  9. Del siempre interesante (y polémico) Juan Francisco Martín Seco: “Un antes y un después de la moción de censura”. https://www.republica.com/contrapunto/2018/11/15/un-antes-y-un-despues-de-la-mocion-de-censura/
  10. Un artículo muy oportuno (¿a qué viene toda esta apología “de la sensatez y equilibrio” de don Oriol, uno de los máximos responsables del desastre de finales de octubre?) de Joaquim Coll, “La imperdonable doblez de Junqueras”. https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/imperdonable-doblez-junqueras_199354_102.html. Sus palabras de cierre:

En conclusión, la estrategia del líder republicano siempre fue la misma: empujar el tren independentista hacia el choque, esperando que los convergentes -primero Mas y luego Puigdemont- pusieran el freno de mano, y él pudiera salir indemne ante los suyos, mientras en otros círculos vendía una imagen de moderación y sensatez. Por eso desconcierta que ahora, en lugar de exigir que alguien así sea apartado como interlocutor, algunas élites políticas y económicas lo tomen nuevamente en serio, olvidando tanto su esencialismo como la acreditada capacidad para la doblez de la que ha dado pruebas.

Por el mismo sendero: Laura Fàbregas: “Las nueve mentiras de Junqueras sobre las ventajas económicas de la independencia”. El líder de ERC fue el dirigente nacionalista que más mintió sobre los beneficios económicos de un hipotético nuevo Estado catalán https://cronicaglobal.elespanol.com/politica/nueve-mentiras-junqueras-ventajas-economicas-independencia_199984_102.html. Un ejemplo de los argumentos o-j:

En un mitin durante su campaña a las elecciones europeas de 2009 aseguró que el expolio anual, en términos tangibles, era de “12.000 euros por familia media catalana, el equivalente a un coche cada año, dos millones de las antiguas pesetas cada año” y que esta dinámica llevaba dos décadas sin cesar: “Dos millones por familia catalana es impuestos que les hemos regalado por 23 años, hace 46 millones de pesetas. ¿Cuánto vale un piso en vuestro pueblo? Pues probablemente el piso ya lo tendrías pagado. Y si alguno de vosotros paga hipoteca, pues no la pagaría”.

Más ejemplos, para saber de quien hablamos cuando hablamos del “moderado y sensato O-J”, nada que envidiar a Carme Forcadell:

En una entrevista en Rac1, en 2012, Junqueras seguía con el argumento de que Cataluña tendría “16.000 millones cada año” y que esto representaba más dinero que “todos los recortes juntos de la Generalitat”. En la misma línea, en una conferencia en Pimec en el mismo año, afirmó que “una Cataluña independiente tendría el superávit público, en términos absolutos y relativos, más importante de las economías occidentales”.Junqueras insistió en más de un evento, como en El Vendrell, en 2010, que “si cada año no desapareciera de nuestro país el 8% de PIB, cada diez años doblaríamos nuestro PIB. Cada diez años seríamos el doble de ricos” y que como esta situación hace “veintiséis años que dura, habríamos casi cuadriplicado nuestro PIB”.

Recordemos también su debate con Borrell (más o menos: 25 a 0)l: https://politica.e-noticies.es/usted-se-inventa-las-cosas-103595.html

El regalo que les anunciaba: de un amigo, de Nicolás González Varela: “Adjunto fotos de la estatua de Engels que se inauguró en Manchester en 2017, fue rescatada en Rusia. Anduve por allí en busca de información para un próximo libro sobre Engels y Marx. Pude visitar muchos lugares históricos relacionados con el origen del marxismo”.

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *