La manipulación del lenguaje, breve diccionario de engaños escrito por Nicolás Sartorius

Jaime-Axel Ruiz Baudrihaye ||

Abogado y escritor ||

Nicolás Sartorius es un trabajador con energía, con una energía que él ha derrochado toda su vida en defensa de la libertad, de los derechos de los trabajadores, desde los aciagos años del franquismo hasta hoy. En aquellos años brutales, no cejó en la lucha, que le acarreó muchas detenciones y largos periodos de cárcel. Siempre con la razón por delante, consiguiendo pequeñas zonas de libertad en el seno del sindicato clandestino de nuevo tipo que sacaría del silencio a la clase obrera, las Comisiones Obreras, activas a partir de 1962.

Ha publicado numerosos libros, artículos, intervenido en debates, nunca se ha callado. Nunca ha sido impasible. Más recientemente, desde la Fundación Alternativas ha venido fomentando el análisis riguroso, internacional, profundo, con una sana distancia crítica respecto de la política de los partidos.

La izquierda en España ha sido históricamente de dos tipos: o pesimista, de rasgarse las vestiduras, apocalíptica, noventayochista, normalmente ésta de salón, o activa, que ha seguido argumentando, razonando y luchando por los derechos políticos, sociales y económicos.

Nicolás Sartorius pertenece a la segunda, no hace falta decirlo. Es una persona que no se ha dejado derrotar ni por la represión ni por las crisis del pensamiento y acción de la izquierda en España y Europa. Es uno de los que ha reconstruido la tradición de pensamiento no dogmático de la izquierda, algo que la guerra y el exilio arrasaron.

Abogado, periodista y dirigente del movimiento obrero, Nicolás Sartorius es una referencia en la lucha por la democracia en España, plenamente legitimado para criticar, desmontar y deconstruir las añagazas del lenguaje que ocultan y confunden. En este libro, ataca esas palabras abstractas que, como decía Carlos Barral, están “hechas para no tener que explicar cosas falsas”.

Sartorius no ha podido callarse ante tanta perversión del lenguaje en la prensa y en el discurso político, que lo perturba y que confunde, como se ha visto y está viendo claramente en gran parte de la opinión pública europea ante el llamado ‘procès’. Este libro desenmascara las banalidades tan trilladas y despeja, de manera fulgurante, límpida, sin piedad, esas mentiras.

Podríamos intentar señalar tres grandes temas, absolutamente contemporáneos, que son los de nuestra época política, nacional y económica, en los que se centra Nicolás Sartorius, aunque no descuida otros problemas, más sociales y de convivencia cotidiana.

Quizás el más urgente para los españoles sea desmontar el discurso pseudo izquierdista del independentismo, encubierto bajo un lenguaje ‘progre’ y con eufemismos como “Derecho a decidir”, “Encaje en España”, “Referendo legal y pactado”, “Por imperativo legal” o “España nos roba”.

Ante la iniciativa y las ocurrencias de los independentistas ha habido en general poco ejercicio de la razón, de la dialéctica en el sentido más marxista y gramsciano (Sartorius conoce muy bien el pensamiento de Antonio Gramsci y se nota). La derecha española se ha dedicado a denostar, pero sin profundizar, alentar el nacionalismo español envolviéndose en la rojigualda como única contraoferta. Los separatistas y nacionalistas han movido el juego, han llevado con mucha frecuencia la iniciativa.

El tema, sin embargo, es de más calado y mucho más global, como demuestra el autor, pues el discurso de los nacionalistas ha inundado el espacio, tanto de un lado como de otro, lo que lleva, principalmente, a la confrontación, a embestir en vez de a razonar, como hubiera dicho Antonio Machado.

Otra área de manipulación es la de la economía y las relaciones laborales, que el autor conoce de primera mano desde hace más de cincuenta años. Aquí desmenuza falsedades como “Rigideces del mercado laboral”, “Vivir por encima de nuestras posibilidades”, “Dinero B”, “Participaciones preferentes”, “Brotes verdes”, “Emprendedores” o “Paraísos fiscales”.

Particularmente necesaria también es la deconstrucción de ciertos eufemismos que campan en los medios de comunicación y en las redes sociales como son “Violencia de género” (que es, violencia contra la mujer en el 99% de los casos), “Tique moderador”, “Viral”, “Diálogo” o “Protección de datos”.

De escritura llana, directa, con cierto humor e ironía, como en “Armas inteligentes” o “Guerra preventiva”, este libro debería estar en las mesas de las redacciones y en los despachos de políticos y ministros (si es que tienen tiempo, ganas de leer y de enterarse), para evitar sonados ridículos en ruedas de prensa y en alocuciones televisadas o parlamentarias.

El libro, con más de cien epígrafes, está organizado alfabéticamente. Es un manual, una especie de ‘vademecum’ documentado, con argumentos económicos (y datos, no solamente opiniones), históricos y jurídicos, contra ese discurso político, económico que cada día nos demuestra que funciona demasiado a base de eslóganes y de muletillas.

Tras muchos años recreándonos en las declaraciones de derechos que estrenamos en 1978, era hora de profundizar en cómo éstos se deterioran, amarilleando como viejas fotografías. Cómo se van tergiversando, aguando y difuminando ideas que siempre han constituido la base de la sociedad.

Se ha dicho que el Derecho es lenguaje. Y la importancia de llamar a las cosas por su nombre es la base del Derecho y de la Democracia. Y ha tenido que ser, naturalmente, un hombre de la izquierda más culta y legitimada para hablar, como Nicolás Sartorius, quien ha tenido que bajar a la arena a defender, de nuevo, las bases del internacionalismo, de la solidaridad e igualdad de derechos, de la racionalidad, recordando que la política debe ser el ejercicio de la razón.

Los independentistas no podrán tildarlo de ser un españolazo de la derechona, como les gusta denigrar a los que se les oponen. Aunque dudo que los de ERC o la CUP se tomen la molestia de leerlo. Ajenos a la razón demuestran así, precisamente, que han rechazado esa secular y gran tradición de las letras, la razón y la ilustración que siempre destacó en la sociedad catalana.

* Nicolás Sartorius, La manipulación del lenguaje, breve diccionario de engaños,

Editorial Espasa, Barcelona, 2018, 275 páginas.

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *