No falta finezza democrática a quienes piden la dimisión de Torra

Salvador López Arnal ||

Profesor de la UNED ||

[Foto familiar: Tumba de Antonio Machado. Símbolos amarillos (circundados) en los colores rojo y morado de la bandera republicana]

“Ante la actual catástrofe que se sitúa en 1939, con el franquismo que aplasta Cataluña, hay que decir: cuidado, el franquismo aplasta la democracia en España, pero lo mismo en Cataluña que en Extremadura o en Andalucía. Entonces se recurre a la idea de que sí que existen diferencias, porque nosotros teníamos una identidad que perdimos. ¿Qué es la identidad? ¿Una lengua? También podían ser los movimientos libertarios que existían en Andalucía. No es viable que un país se sacrifique por un individuo, y ahora mismo en Cataluña hay muchos individuos que preferirían sacrificar a un país con tal de que se les dé la razón… Hace poco, un individuo de cuyo nombre no quiero acordarme dijo que el problema del procés es que se necesitaba sangre. El camino, la lógica, desgraciadamente en la historia ha terminado siempre así. Eso sí, puede que no ocurra, puede haber mutaciones en la historia. ¿Cuál es el carácter insensato de un movimiento que tiene un tanto por ciento elevado de posibilidades de acabar ahí? Eso lo tienen que pensar muy críticamente. Uno de los motivos por los que estamos en el procés es por ignorancia de la historia, por eso el libro [Informe sobre Cataluña. Una historia de rebeldía (777-2017)] es un informe, para recuperar la historia en el debate, pero una veraz, no estas historias fragmentadas, medio inventadas, que terminan en el sainete”. José Enrique Ruiz-Domènec (2018) 

Otro motivo de alegría, más importante porque nos afecta a todos, es que gracias a actos como el celebrado ayer [6.12], sabemos lo que nos salvamos por tener unos políticos idiotas y/o cobardes al frente del proceso. Por lo que se deduce de cómo actúan los patriotas, la famosa República que debía ser la Dinamarca del Sur, habría sido en realidad Corea del Oeste, y sólo podrían celebrar actos públicos los que hubieran superado todos los tests de afección al régimen. Si hemos de hacer caso de la acción de ayer y de otros de los últimos días -el mismo Manuel Valls tuvo que poner fin a un acto-, en la República que nos querían endosar serían ilegalizados todos los partidos políticos no “llacistes”, serían cerrados todos los medios de comunicación desafectos, y yo mismo tendría que exiliarme al chalet Waterloo (¡espero que en unas condiciones de vida similares a las del actual inquilino!)

No es que sea ninguna sorpresa, ya hace tiempo que sabemos que en Cataluña los únicos que pueden hacer uso de los más básicos derechos y libertades son los “llacistes”, y que los demás deben recluirse en casa si no quieren ser hostilizados, pero fiestas como la organizada en Gerona sirven para refrescarnos la memoria. Para recordarnos cómo sería una República catalana con esta pandilla campando libremente, y con un presidente/pirómano atizándolos al grito de «apretad, apretad». Alegría, por tanto, de haber tenido una clase política tan inepta que fracasó en su intento de convertir Cataluña en un Ulster. Si todo lo que tenemos que pagar a cambio es que TV3 nos recuerde cada día que unos hacen dieta en prisión y los otros no pueden ni acercarse a la frontera, nos ha salido bastante barato”. Albert Soler (2018)

“Los voceros tuertos, los que sólo ven con el ojo que no les han vendado, exclaman aterrorizados por la supuesta victoria del fascismo en Andalucía. En primer lugar, la palabra “fascismo” tendría que estar prohibida a partir de la primaria de la política. Si eso es fascismo ya verán correr a esos glotones del verbo inflamado el día que se encuentren con el fascismo de verdad. Eso es extrema derecha, no nos equivoquemos. Y yo me pregunto en qué grado de extremismo reaccionario se diferencia Abascal, el de los caballos, de Torra, el del racismo xenófobo.

¿Y esos piquetes falangistoides para impedir el derecho a expresarse? Lo que le está ocurriendo a Manuel Valls merecería una reseña, habrá tiempo. Dos docenas de personas convocadas como en un chiste malo por la Asociación de Putas Libertarias (sic), a la que se sumaron la CUP y la “Barcelona en Comú” de la alcaldesa Ada Colau, lograron un éxito mediático. Le llamaron “gabacho”, el grito de los fieles del taimado Fernando VII a los liberales afrancesados. Lo del supuesto éxito dice mucho de nuestro papel de siervos de lo políticamente correcto, que consiste en casos como éste en no avergonzarse de que la tradición libertaria, tan arraigada antaño en Cataluña, la representen las prostitutas. Que la Candidatura de Unidad Popular (CUP) se dedique al festejo de intimidar al candidato que no les guste y que se refieran al fascismo… ¡Ellos, tan asentados de familia! Y por fin, no denunciar a la siempre gestual alcaldesa de Barcelona, una exhibicionista que trata de labrarse un futuro dentro de una familia política tan desestructurada que siempre está reunida”.Gregorio Morán (2018)

Una previa, para no escurrir el bulto: como ciudadano de Cataluña, me parece más que razonable que el gobierno Sánchez, independientemente de mi cercanía o lejanía con sus acciones y omisiones, celebre su reunión semanal el próximo 21 diciembre en Barcelona, una de las ciudades (junto con otras, no contra otras) de la resistencia democrática antifascista. No me siento oprimido ni ocupado ni maltratado ni menospreciado por ello. Nada de eso, todo lo contrario más bien.

Es un honor que la anunciada subida (que tiene el apoyo de Unidos Podemos) del salario mínimo a 900 euros (¡habrá que pelear mucho después para llevarla a la práctica!), se apruebe en la ciudad de Joan Salvat Papasseit, Salvador Seguí, Teresa Pàmies, Giulia Adinolfi, Manuel Sacristán, Manuel Vázquez Montalbán, Gregorio López Raimundo, Pere de la Fuente, Francisco Fernández Buey, Antoni Domènech y de tantos y tantos trabajadores/as, muchos ellos venidos de otros rincones de España (mis padres y mis abuelos oscenses entre ellos, también mis suegros andaluces), de la España de García Lorca, M.ª Teresa León, Antonio Machado, Rosalía de Castro, Miguel Hernández, Carlos Saura y Enrique Ruano.

Mi compañera, una catalano-andaluza nacida en la Barceloneta que admira a Aute, a Morente y a Serrat, me ha señalado que no lo va tener fácil esta vez el mundo secesionista, en su siempre cuidada y trabajada “publicidad política exterior”, para justificar su acción. ¿Qué tipo de “movimiento de liberación” es ese que convoca acciones y huelgas para protestar/impedir que un gobierno moderado de izquierda moderada -no reaccionario ni de salvaje derecha neoliberal- celebre su reunión semanal en una ciudad del país que no es su sede habitual, reunión en la que van a aprobarse medidas de avance obrero? ¿Se imaginan una acción similar protagonizada por los ciudadanos de lo que el nacionalismo .Cat llama “Catalunya Nord”, oponiéndose éstos a la celebración de un consejo de ministros del gobierno francés en Perpignan, pongamos por caso? ¿A qué no se lo imaginan? Si logran hacerlo, ¿qué opinarían de ese “movimiento de protesta”?

A pesar de las razonables y razonadas críticas de amigos y compañeros no consigo abreviar la extensión de estas sabatinas. Simple y dañina incapacidad. Disculpen. No es una justificación pero los temas se acumulan.

Como en la anterior sabatina, incluyo una reflexión del profesor e historiador José Luis Martín Ramos que seguro será de su interés, en diálogo crítico, en esta ocasión, con José Antonio Zarzalejos. He añadido un breve comentario del filósofo Miguel Candel (Otro comentario de Martín Ramos al final de todo, en el apartado recomendaciones, en diálogo (y acuerdo) esta vez con un artículo de Joan Tapia, el ex de La Vanguardia).

No es necesario comentar mucho las citas iniciales aunque es significativa la coincidencia de Gregorio Morán y Albert Soler y conviene no olvidar las miradas de historiadores no serviles como Ruiz-Domènec. Sobre la fotografía: si no se respeta la tumba de Antonio Machado ni la bandera republicana (esta sí verdaderamente republicana), ¿de qué podemos extrañarnos?

Las notas iniciales:

Mirado fríamente, sin pasiones tristes como diría Spinoza (aunque produzca tristeza), la finalidad última del nacional-secesionismo no es una utopía, no es un viaje a Ítaca, es todo lo contrario. Es más bien una distopía, un viaje al “infierno civil” que ya va generando distancias, enfrentamientos, descalificaciones, fuertes incomprensiones, prolongados silencios y dolorosas rupturas.

El procesismo distópico va extrayendo de nosotros, de muchos de nosotros, nuestro peor yo.

Dos ejemplos distópicos: 1. El cirio descomunal que, con algunas dudas y disidencias, pretenden organizar el próximo 21 de diciembre. Quieren demostrar que aquí mandan “ellos”, sólo “ellos”. No son cuatro alocados. Ejemplo 1: “Consellers animen a la vaga [huelga]. Artadi, Chacón i també Rovira afirmen que es una “provocació” la reunió del Consell de Ministres a Barcelona” https://politica.e-noticies.cat/consellers-animen-a-la-vaga-121340.html.

Ejemplo 2: “Los CDR y Òmnium azuzan a sus fieles contra el Consejo de Ministros de Barcelona. Los radicales llaman a concentrarse el 21D ante la Llotja de Mar, edificio donde se celebrará la reunión gubernamental; la entidad pseudocivil hará un ‘consejo popular’” https://cronicaglobal.elespanol.com/politica/cdr-omnium-consejo-ministros-barcelona_206760_102.html (con inconsistencias y desacuerdos: “ERC condena el boicot al Consejo de Ministros del 21D en Barcelona. El diputado Joan Tardà defiende la decisión de Pedro Sánchez de reunir a su Gobierno en la Ciudad Condal y rechaza la campaña de la huelga de hambre” https://cronicaglobal.elespanol.com/politica/erc-condena-boicot-consejo-ministros-21d_206781_102.html)

  1. Conviene pensar sobre la alegría contenida que algunos sectores del secesionismo han manifestado por el resultado de las elecciones andaluzas: contra peor, mejor. ¡Y después del Parlamento andaluz, el Congreso de Diputados! La idea-fuerza que pretenden transmitir: la de siempre: España es un país putrefacto de fachas y centralistas uniformistas donde reina a sus anchas, y sin críticas, la catalanofobia. Recordemos otro nudo de la distopía: la retroalimentación nacionalista diseñada, abonada y organizada. Contra ellos, a por ellos; res a parlar, canya, canya i canya, contra els espanyols!
  2. Insistamos de nuevo:
  3. Si la huelga de hambre de los encarcelados del grupo Puigdemont fuera en serio, todo el país, todos nosotros, deberíamos pedirles que depusieran su actitud. Si algo no necesitamos, son mártires. De nadie. Nos queremos vivos. A todos y sin excepciones. Sólo los irresponsables, los políticamente alocados o los que sueñan con más poder y más riquezas, apoyan esos escenarios de “sacrificio y redención nacional”.
  4. El 21D2017, al contrario de lo que vuelven a afirmar, no hubo mayoría de votos secesionistas. Su inestable mayoría parlamentaria es fruto de una ley electoral poco o nada proporcional. No son mayoría; aunque lo fueran, nada justificaría desmanes, persecuciones ni ilegalidades.

Un tuit, un inteligente e irónico comentario de Pascual Serrano:

  1. Les recuerdo las palabras del presidente hispanofóbico en Bruselas, en el acto de presentación del Consell per la “República”: “los eslovenos decidieron autodeterminarse y tirar hacia adelante en el camino de la libertad con todas sus consecuencias. Hagamos como ellos y estemos dispuestos a todo para vivir libres”. Las cursivas son mías.

Se me ha pasado por la cabeza titular esta sabatina, en recuerdo-homenaje de Manuel Vázquez Montalbán y de aquel libro suyo, La vía chilena al golpe de Estado no olvidado: “La vía eslovena-nacional-secesionista hacia el enfrentamiento civil”. Mejor no nombrar a la bicha he pensado finalmente. Los “muertos” de Colominas deambulan por estos escenarios.

  1. Como si fuera un grito en el cielo que en la tierra es un acto: ¡Han tenido la inmensa cara-rostro-sin-vergüenza de llamar “segona (segunda) caputxinada” al ayuno de 24 horas del pasado 6 de diciembre de consejeros y diputados secesionstas! ¡Qué tendrá que ver el análisis, la reflexión, la cosmovisión de fondo y las demandas del “Manifiesto por una Universidad Democrática” con sus falacias, finalidades y procedimientos! Revisan y manipulan todo lo que tocan. Dentro de poco, se atreverán a decir: el grueso y la dirección del movimiento antifascista en .Cat lo formaban colectivos nacional-secesionistas. En la exposición de la Modelo por ahí iban los tiros. Quina barra! Quina cara!
  2. El Roto del pasado martes les habrá sentado como ”una patá”. ¡Qué habrán llegado a decir en las redes!
  3. Se habla a veces de la gran influencia política de algunas basílicas españolas, pero no creo que llegue ni a la centésima parte del papel de la Abadía de Montserrat (donde Torra ha ayunado) y sus benedictinos en la cultura y la política catalanas y en muchas familias de tradición nacionalista. De cultura laica más bien poco, muy poco.
  4. Desde luego que don Oriol Pujol y su abogado pueden usar la estrategia defensiva que consideren más favorable a sus intereses y, por supuesto, que pueden pedir la sustitución de cárcel por trabajos sociales.

Pero no deja de sorprender consideraciones como las siguientes:

  1. La del abogado, don Xavier Melero (en estos casos el don siempre es necesario): “Nadie le quiere dar trabajo [a don Oriol] y tiene un trabajo modesto [agente comercial, vendedor] que le cuesta mantener”. Quin riure, quin riure!
  2. La de don Oriol, el hijo político predilecto del gran estafador y manipulador que sigue tan tranquilo paseando por las calle de la zona alta de Barcelona (¡Eso es poder y no lo de Rato, Bárcenas o Zaplana!): “Me he visto con ojos de este procedimiento y no me ha gustado a mí mismo”. ¡No le ha gustado nada lo que ha visto!
  3. La portavoz avisa de que no tienen confirmación del Consejo de Ministros y de que eso dificulta el operativo policial para protegerlo”. No es un chiste. Son palabras de doña Elsa Artadi, la portavoz del gobierno catalán, la fiel y entusiasta amiga política del ex presidente sionista e hispanofóbico. Quina cara que tenen!
  4. Un nuevo ataque, vandálico escribe el periodista, destrozó el pasado 8 de diciembre uno de los espacios históricos de la Batalla del Ebro en Villalba dels Arcs, Se trata de un espacio histórico de Cuatro Caminos, antiguo campo de batalla durante a Guerra Civil. Mutilaron la Cruz de los Requetés en “una muestra de odio e ignorancia desconocidos en los últimos años”. No es la primera vez que este espacio es víctima de actos similares. ARRAN reivindicó el pasado octubre unas pintadas sobre la Cruz de los Requetés. Por el momento, no han reivindicado esta “acción revolucionaria”.

El hermano de mi padre, como algún familiar suyo probablemente, murió cerca de allí, a los 20 años. Defendiendo la II República española.

  1. El comentario de Jaume Asens, uno de los dirigentes de Catalunya en comú, uno de los regidores con más peso político en el grupo municipal de Ada Colau:

¿Este es el comentario de una persona de izquierdas tras el debate parlamentario del pasado miércoles? ¿Quiénes vivimos vigilados en .Cat? ¿Quién nos vigila y tutela? Cada vez que en “Madrid”…, ¿de nuevo Madrid? ¿De qué amenazas sin fundamento habla? ¿Quién manda ahora? ¿Dónde? ¿En las calles de Cataluña que dicen que son suyas?

Yo me siento más amenazado y tutelado por el gobierno catalán y los colectivos y políticos profesionales que le bailan la cuerda que por la política (en este asunto) de diálogo, moderación, proporcionalidad y de no olvido de lo más básico (más que prudente en muchos momentos) del gobierno Sánchez.

Asunto no monotemático: de Siscu Baiges, sobre el decir, el hacer y no hacer, el engaño y la publicidad política: http://www.eltriangle.eu/es/actualidad/poderes/revuelta-contra-las-denegaciones-de-la-renta-garantizada-de-c_101035_102.html):

“Esta “asamblea de entidades y personas afectadas” tendrá lugar tres semanas después de que el Parlamento de Catalunya aprobara una moción que censuraba la gestión de la Renta Garantizada que ha hecho el gobierno de la Generalitat desde su puesta en marcha en septiembre de 2017 y que lo conminaba a aplicarla adecuadamente en los próximos seis meses. La moción aprobada en el Parlamento, con los votos en contra de ‘Junts per Catalunya’ y Esquerra Republicana, exige el gobierno catalán que revise todas las solicitudes rechazadas. La Comisión Promotora calcula que son unas 50.000 las personas que han visto cómo se les denegaba la prestación. El departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, dirigido por Chakir El Homrani, pone trabas a la supervisión de su gestión por parte de la Comisión Promotora de la RGC, pese a que así está previsto en la ley que la creó. Además, ha aplazado en varias ocasiones las reuniones que tenía que celebrar con representantes de esta Comisión. En cambio, Trabajo ha insertado publicidad triunfalista en varios medios de comunicación afirmando que más de 113.000 personas ya reciben la prestación. De estas 113.000 personas, 68.350 pertenecen a unas 27.000 familias, muchas de las cuales ya recibían la Renta Mínima de Inserción. El resto, unas 45.000, son pensionistas y beneficiarios de prestaciones estatales, a las que sólo se les abona la diferencia entre la ayuda que recibían y la RGC, que era de 564 euros mensuales durante el primer año y a partir del septiembre pasado tendría que haber llegado a los 604 euros”.

  1. Una intervención radiofónica de Toni Barbarà Molina en defensa de la sanidad pública: http://play.cadenaser.com/audio/370RD010000001428256/. Con palabras del entrevistado: “Apenas 7 minutos, y poco, hablando de salud y sanidad públicas con Josep Cuní. Un intento más de explicar que nuestra lucha y nuestra determinación son justas, legítimas y necesarias… además de absolutamente urgentes. No nos cansaremos ni nos cansarán hasta revertir esta situación y sabemos que, cueste lo que cueste, vamos a volver a ganar nuestro derecho”.
  2. Por si no hubieran firmado: Acabo de firmar la petición “Parlament de Catalunya: DIMISIÓN TORRA, YA” y pensé que te podría interesar. Estamos intentando conseguir 2.069 firmas y necesitamos todo el apoyo que podamos conseguir. Puedes leer más y firmar la petición aquí: http://chng.it/c6VjdZpJMs. La petición es esta:

“Lo peor que le puede ocurrir a una sociedad es estar en manos de inconscientes, frívolos e iluminados. Hace dos semanas, diferentes grupos laborales y sociales (bomberos, médicos, profesores, estudiantes, jubilados) se manifestaron por Cataluña en el contexto de la huelga de médicos de cinco días. Lo menos que se esperaba del Govern de Cataluña era alguna acción en positivo o, como mínimo, alguna reflexión seria para dar satisfacción a una sociedad agotada por la crisis iniciada 2011 y extenuada ante casi siete años de un procés protagonista del “viaje a ninguna parte”.

Desgraciadamente, no ha sido así. No tan solo tuvimos que escuchar declaraciones de gran frivolidad, como la del conseller Pujol, sino que la gran reacción del Govern es embarcarnos en una solución a la Eslovena. Más de 60 muertos, y 300 heridos en un conflicto que duro diez días, y que abrió la puerta a las guerras fratricidas de la antigua Yugoslavia. Esa es la solución, para el que, encima, con el apoyo intelectual del ex conseller Comín, nos pide sacrificio y nos aterroriza anunciándonos sufrimiento y dolor.

Pero, sobre todo, ¿donde está en Catalunya el 90% de la población eslovena que votó sí a la Independencia? ¿No considera ciudadanía catalana al 48-51% que no lo tiene claro? ¿No son catalanes, y les quiere también hacer pasar por el sacrificio y el dolor?

Los que hemos visto a la población siria refugiada en los campos de Grecia sabemos por su testimonio lo que es la confrontación que usted propone, poniendo a sus gentes como carne de cañón y como rehenes de intereses económicos. Pero no nos hace falta ir tan lejos, señor Torra, vivimos en un país donde sabemos lo que es ser un refugiado, abandonar tu país, ser internado en un campo de concentración, vivir en la miseria, ser un apátrida y tratado como un paria. Cada familia catalana tiene en su seno un recuerdo de lo que significa, sufrimiento, sacrificio y dolor. ¿Esa es su receta, señor President?

Es usted un inconsciente, Sr. Torra. Está provocando la bancarrota social de las clases trabajadoras de Cataluña y lo que resulta imperdonable para un Presidente de la Generalitat. Está proponiendo planes para la ruptura y confrontación social no con el Estado, sino de la sociedad catalana. Y todo eso a costa de poner como única arma los cuerpos desnudos de nuestra gente, sea cual sea la ideología que representen. Es usted un loco.

 Pedimos su inmediata dimisión y la convocatoria de nuevas elecciones que evite que un iluminado irresponsable ocupe el Palau de la Generalitat”. 

Vayamos al asunto de hoy.

No, no falta finezza democrática. Sobra. Los motivos para pedir-exigir la dimisión se acumulan. De hecho, la duda, la pregunta no es esa, es ésta: ¿Por qué hemos permitido, por qué seguimos permitiendo, que un presidente-vicario supremacista, xenófobo y políticamente alocado, a las órdenes de un presidente neoliberal y ultranacionalista, apólogo del sionismo, siga conduciendo la presidencia y el gobierno de la Generalitat? ¿Cómo reaccionaríamos ante un gobierno así en Madrid, París, Lisboa o Berlín? ¿No diríamos una y mil veces que ese gobierno no es el nuestro, que no nos representa, que no somos de “ese mundo” como cantaba Raimon? ¿Por qué los soportamos? ¿Porque tienen mayoría parlamentaria? De acuerdo, inestable pero la tienen. Pero, ¿qué impide nuestra protesta ciudadana ininterrumpida? “No volem el govern Torra!”, “no volem governs supremacistes i hispanofòbics!”.

El asunto de la vía eslovena no es nuevo, no “es una ocurrencia”, no es un “acto creativo” de Torra (tal vez sí el momento de su formulación que está “oscureciendo” otras temáticas secesionistas: la huelga de hambre por ejemplo). Copio este artículo de José Antich, el que sería más tarde director de La Vanguardia, de 3 julio de 1991, hace más de un cuarto de siglo, publicado en El País: ”Pujol animó en diciembre al presidente de Eslovenia a un radicalismo nacionalista de “ahora nunca” [https://elpais.com/diario/1991/07/03/espana/678492018_850215.html]. Las cursivas son mías:

“El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, animó el pasado mes de diciembre [de 1990] al presidente de Eslovenia, Mitan Kucan, a radicalizar sus posturas nacionalistas y se mostró convencido de que el momento actual es idóneo para configurar un nuevo mapa en el Este europeo. Pujol, interlocutor privilegiado del político esloveno, ha sostenido estos días que la actitud de algunos responsables comunitarios en el conflicto yugoslavo es ambigua e hipócrita, ya que al exigir la unidad del país balcánico olvidan que la estabilidad en la zona es incompatible con “la unidad a cualquier precio”.

En la visita que en diciembre de 1990 Kucan realizó a Cataluña, según JA, Pujol fue informado por el propio Kucan de la convocatoria de un referéndum “para conocer el sentimiento de la población respecto a la independencia”.

“En aquella ocasión, Pujol ofreció una cena oficial a Kucan en la que, como suele ser habitual en él, no se limitó a efectuar un brindis protocolario. Los colaboradores de Pujol recuerdan ahora la “total sintonía” mostrada por el presidente catalán “hacia los planteamientos de Kucan”. En un discurso que ahora ha cobrado plena actualidad, Pujol manifestó: “Les quiero decir que lo que no consigan ahora [respecto a la independencia] no lo conseguirán más tarde, dentro de unos años”. Y agregó: “No he de entrar en lo que es su objetivo, pero ahora es un momento lleno de esperanzas y de inquietudes”.

El presidente de la Generafitat continuó su reflexión: ‘Tal paz europea y la convivencia se podrían sustentar sobre el silencio de los países pequeños, de las lenguas y de las culturas no dominantes, y podría haber alguien que dijera que la paz y la unidad europea se tienen que basar sobre el ahogo de tradiciones históricas no dominantes”. “Si así fuera, ¿qué tipo de paz y de justicia sería ésta? ¿Qué Europa sería ésta que tuviera que basarse sobre el silencio, el olvido y la marginación de muchos países, de muchas lenguas y de muchas culturas? Usted, señor presidente, ya me entiende”, subrayó”.

El líder esloveno tal vez entendiera al gran manipulador-defraudador. Pero, ¿ustedes lo entienden? ¿Quién hablaba y quién habla de silenciar lenguas y culturas no dominantes? ¿Quién habla de ahogar tradiciones históricas no dominantes? José Antich sigue de este modo:

“El presidente catalán ha propugnado en privado que el futuro mapa europeo dé un trato diferenciado a Eslovenia y a las repúblicas bálticas, caso, en cambio, que no sería el de Eslovaquia. Pujol no sólo mantiene unas cordiales relaciones con Kucan, sino que, en su calidad de vicepresidente de la Asamblea de las Regiones de Europa (ARE, organización. consultiva de la CE que engloba a más de 160 regiones europeas) y encargado de las relaciones con las regiones del Este, facilitó que en 1989 se aceptara a Eslovenia como observadora permanente de dicho organismo”.

JA hace luego referencia al que era entonces ministro de cultura del gobierno González, el ex dirigente del PSUC:

“El ministro de Cultura, Jordi Solé Tura, echó en falta el pasado lunes en Barcelona de un proyecto de política europea conjunta del Gobierno y de las comunidades autónomas. Solé Tura propugnó institucionalizar una conferencia permanente que reuniera al presidente del Gobierno junto con los presidentes de las comunidades autónomas. Aunque no citó a Pujol, Solé Tura dijo que había políticos que “jugaban con fuego” al alimentar posiciones tendentes a romper algunos Estados del este de Europa. Como ejemplo, se refirió al incidente ocurrido hace unas semanas en Bratislava, capital de Eslovaquia, cuando Jordi Pujol pasó revista a una compañía del Ejército de la República Federativa Checa y Eslovaca que le rindió honores con banda y música”

Vayamos ahora al escrito de nuestro amigo historiador. José Luis Martín Ramos escribe en diálogo crítico con un artículo de José Antonio Zarzalejos: “Un ‘borroka’ peligroso”. Torra no es insoportable ideológica o políticamente. Es insoportable moral y cívicamente. https://blogs.elconfidencial.com/espana/notebook/2018-12-11/torra-borroka-peligroso-cdr_1697474/. Lo hace en los siguientes términos:

“Comparto la indignación de Zarzalejos, pero no totalmente las conclusiones. Torra es un agitador, cierto, al que ha colocado en la presidencia de la Generalitat la mayoría del Parlament, también es cierto. Esto último es muy lamentable, pero no podemos reaccionar contraviniendo lo que defendemos. La instauración del 155 ha de responder a una acción concreta de ruptura de la legalidad constitucional, como la que se produjo en 2017. Las declaraciones de Torra son inadmisibles, como otras que sentimos, pero no son en sí mismas una ruptura de la ilegalidad; la gestión del orden público por parte de la Generalitat un desastre asimismo público. Lo malo es que esa irresponsabilidad y ese desastre está hoy por hoy sustentado, en teoría, por más de dos millones de votantes y por la mayoría parlamentaria que ese voto ha configurado”.

Mientras no vuelvan a quebrantar la ley, señala nuestro amigo historiador, “hay que responder con política responsable a su irresponsabilidad política”. Prosigue:

“Yo no me apunto a dos cosas que dice Zarzalejos y discrepo de una tercera. Empiezo por la que discrepo: “La imagen de conjunto del personaje es tan desoladora como la que ofrece la propia sociedad catalana, que solo susurra algún reproche pero que calla por miedo a la expulsión del perímetro de la tribu o por intereses tantas veces inconfesables”.

No es cierto que solo se susurre algún reproche. La actitud de Torra está siendo denunciada por el PP, Cs , PSC y en esta ocasión también por los Comunes -dentro de su estilo de “baja contundencia”-. La Vanguardia de ayer [10.12.2018] publicó un editorial duro contra Torra, más duro de lo que eran hace un par de años, que equivalía a una descalificación general; una línea de censura que se ratificó en la tertulia de 8tv, en la que Xavier Mas de Xaxàs dejó en evidencia la barbaridad de invocar el ejemplo de Eslovenia. Todo eso son más que susurros; como son más que susurros las observaciones que se le han hecho desde su propio campo”.

Sigue con las dos cosas a las que no se apunta:

en las actuales condiciones, no hay nada que hacer y que a cada gesto de mano tendida, Torra y su cómplices responden con la tozudez de los débiles y la impotencia de los soberbios”. “Los más ingeniosos suponen que, en realidad, la hipérbole eslovena y la manipulación de la policía catalana pretenden la aplicación otra vez del 155 para, así, salir con el recurso al victimismo del laberinto en el que, a tientas, deambula el separatismo. Si así fuera, habría que satisfacer sus deseos y aplicarlo, no tanto para suspender la autonomía catalana cuanto para defenderla de sus destructores y salvaguardar la democracia en España.”

No es cierto que la mano tendida sea a Torra y que no haya nada que hacer. Es al Gobierno de la Generalitat, en general, y a determinados sectores políticos del proceso, en particular. Y no es cierto que no esté produciendo frutos, y resulta algo enervante que quienes han actuado tan pasivamente en el pasado -me refiero a Rajoy y el PP- den ahora prisas (creo que a Zarzalejos las elecciones andaluzas también le han afectado); ha producido un fruto que es la evidencia pública de la división en el seno del proceso. No ha llegado a lo que desearíamos, porque una parte de la sociedad catalana sigue avalando la irresponsabilidad; el camino es conseguir que esa parte se reduzca de manera suficiente como para que pierda la mayoría política que tiene hoy -no la social, que no la tiene” .

Y no puede decirse que hoy se esté más lejos de eso que hace un tiempo, en su opinión, más bien al contrario.

Sin embargo, reaccionar entrando en su provocación, aplicando el 155 o precipitando determinadas medidas en firme, no justificadas en acción flagrante, conseguiría que Puigdemont-Torra y cía consiguieran su objetivo de imponer en torno a ellos una unidad que hoy no existe. Sin esa unidad, la del demos esloveno, el proceso está llamado al agotamiento.

La apelación a Eslovenia no es nueva en el seno del proceso, la hizo en 2014 precisamente refiriéndose a esa pieza clave del proceso, la coalición nacionalista -este es un link al artículo de La Vanguardia en que se hacía eco de ello: https://www.lavanguardia.com/politica/20141127/54420760810/demos-inspiracion-eslovena-mas.html. Luego se ha ido huyendo de evocar cualquier referencia yugoslava porque lleva precisamente al recuerdo de la guerra; aunque Tremosa volvió a hacerlo en 2017 -evocando de nuevo Eslovenia- y ahora Torra cae de nuevo en la tentación, pero encima -ayudado por Toni Comín- subrayando no la unidad sino la decisión de llegar hasta el final, cueste lo que cueste. No hay facilitarle el trabajo de conjurar una unidad para el sacrificio”.

Hay que agotar el camino emprendido mientras sea posible, opina Martín Ramos, y

evitar que el “proceso se amalgame políticamente; tanto más cuando que el proceso de lo responsables de los hechos de octubre del 17 amalgama su reacción emocional. No por “beatería democrática ” -tampoco me ha gustado esa expresión de Zarzalejos-, sino porque el camino de la confrontación, la que Rajoy y el PP permitieron que creciera, no puede llevar a otro punto que al choque, y el próximo no será un metafórica choque de trenes, será un real y material choque de violencias, en las que el estado no podrá dejar de poner sobre la mesa su fuerza definitiva. Nadie puede adivinar cual sería el resultado de ese choque de violencia, pero no tengo ninguna duda que sea lo que sea que salga vencedor, habremos perdido todos y por mucho tiempo”.

Los subrayados finales son míos. Hasta aquí nuestro amigo Martín Ramos.

Un breve comentario del profesor Miguel Candel:

“Yo estoy de acuerdo con José Luis Martín Ramos en que no hay que darles el gustazo de aplicar el 155 sólo por las provocaciones verbales. Basta que ellos lo quieran para no hacerlo. Pero, cuidado, porque a los conductores que quedaron atrapados durante horas en la AP-7 a la altura de la Ampolla no creo que se les pueda hablar de meras “provocaciones verbales”. Si te quieres poner en la piel de la gente (no sólo de los políticos) que está diciendo, entre rechinar de dientes, “155 ya”, coge el coche el día 21 y date un garbeo por cualquier vía importante de Catalunya. Luego, procura que la argumentación racional (que lo es) de José Luis refrene tu cabreo…”

Seguiremos la semana que viene. Las recomendaciones de la semana:

  1. De Carlos Jiménez Villarejo, “Oriol Pujol, ¡que cumpla la condena!” https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/oriol-pujol-que-cumpla-condena_204894_102.html
  2. Una buena iniciativa (que conviene cuidar y apoyar): Teresa Freixes (en su Facebook): https://proudivision.blogspot.com/?fbclid=IwAR0rHpCXNxzEcZMFeoPVrJiVrmu9Iies_NPL-zF0kl8EZEzBZjP8HGe_PDc

Les presento ProU, una publicación que ha emergido con la finalidad de proporcionar información veraz en el extranjero. La iniciativa corresponde a un grupo de profesionales, de diversos ámbitos y países, la mayoría catalanes, que, preocupados por lo que los medios publican, hemos creído que tenemos que aportar todo lo que podamos desde nuestro entorno. ProU es basta, por una parte, y “ProUnión” por otra. De ambas cosas estamos faltos. Solicito que, en la medida de sus posibilidades, toda persona que tenga contactos en el extranjero ayude a la difusión de ProU. Tienen también en la web el contacto para aportar lo que crean necesario difundir. 

Tenemos que hacernos oír. Tenemos que conseguir que nuestra voz, nuestras voces, porque ProU es plural, geográfica, social y políticamente, sean oídas en el resto del mundo, para que no sólo tenga difusión la voz del secesionismo”.

¡Ayudemos todos, en la medida de nuestras fuerzas y contactos! Es importante, muy importante.

3. Es incómodo, como casi siempre, pero hay que leerle: Gregorio Morán, “La decadencia de la izquierda” https://www.vozpopuli.com/opinion/decadencia-izquierda_0_1197781202.html. La cita inicial está extraída de este artículo.

  1. De nuevo Albert Soler, que se sale: “Sempre trobo motius d’alegria” (Siempre encuentro motivos para estar alegre). https://www.diaridegirona.cat/opinio/2018/12/07/sempre-trobo-motius-dalegria/950300.html
  2. Sobre asuntos olvidados.

De Ricard López, “Turó de la Rovira, un pulmón verde con amianto. Las intervenciones del Ayuntamiento de Barcelona no han bastado para erradicar los restos de uralita procedentes de las antiguas barracas, con los riesgos que ello supone”. https://cronicaglobal.elespanol.com/vida/turo-rovira-fibrocemento-amianto_205314_102.html

  1. Más (y de interés) sobre la “vía eslovena”: José María Olmo: “Ana Stanic, la abogada a sueldo del Govern que preparó en secreto la vía eslovena. El Govern contrató los servicios de una abogada eslovena experta en el derecho de autodeterminación, Ana Stanic, para copiar la fórmula que desembocó en la guerra de Yugoslavia”. https://www.elconfidencial.com/espana/2018-12-11/ana-stanic-abogada-sueldo-puigdemont-preparo-secreto-via-eslovena_1697766/

Para abrirles el apetito:

La Guardia Civil comprobó que el propio Aragonès había viajado a Liubliana con la asesora y, también, que el verdadero motivo de ese viaje, que se produjo hace casi dos años, no era “compartir experiencias sobre el análisis de la economía internacional”, sino profundizar en el conocimiento de la hoja de ruta que desembocó en la insurrección eslovena. Es decir, que las declaraciones que hizo Torra este fin de semana llamando a los catalanes a imitar ese dramático modelo no fueron una excentricidad en medio del desierto. Como recoge el sumario de la llamada operación Anubis, los investigadores localizaron un informe de varios folios que resumía los principales asuntos tratados en esa cumbre confidencial en los Balcanes. Entre otros puntos, los representantes del Govern concluyeron que “Cataluña no debería infraestimar ni su poder ni sus contactos, especialmente, con bancos suizos y con Alemania [cuyo apoyo a Eslovenia fue clave para su independencia]”. “Las autoridades eslovenas advirtieron a los responsables catalanes de que evaluasen muy bien el impacto que sus decisiones unilaterales pudiesen tener en el funcionamiento del sistema de financiación porque, se añade, el sector bancario y financiero serían un aliado importantísimo en el proceso político catalán”, añade la Guardia Civil”.

  1. Un comentario de Manuel Zaguirre que conviene recordar, independientemente de nuestro acuerdo total o parcial:

Por su especial significado respecto a lo que nos está pasando hoy, me detuve con inevitable nostalgia ante el cartel en el que el Presidente de la Generalitat de Catalunya, Muy Honorable Don Josep Tarradellas, con todas las mayúsculas posibles, pedía el Sí a la Constitución: “Ciudadanos de Catalunya: Votar la Constitución es votar la Autonomía, la Paz y nuestro bienestar …” Nunca se dirigió a la gente con el limitativo “pueblo de Catalunya” o “catalanes”; siempre lo hizo con el abarcativo y republicano “ciudadanos de Catalunya”. Josep Tarradellas es una de las grandes figuras políticas, catalana y española, del siglo XX, sin la menor duda”.

  1. Un inteligente artículo, con una inteligente pregunta, de Argelia Queralt Jiménez, “La reforma constitucional y las autonomías”. El País-Cataluña, 6.12.2018, p. 2
  2. De interés, de enorme interés, es un ámbito esencial de intervención: Laura Fàbregas, “Nuevo varapalo europeo contra la ‘diplomacia’ nacionalista. La asociación “Horitzó Europa”, más nacionalista que europeísta, deja de ser el interlocutor principal en España de la gran familia de federalistas europeos”. https://cronicaglobal.elespanol.com/politica/varapalo-europeo-contra-diplomacia-nacionalista_206310_102.html
  3. La total subordinación del mundo universitario de Vic: “Manifest de membres de la comunitat universitària de la UVic-UCC en relació a la vaga de fam dels nostres polítics i activistes”. https://manifest.uvic-ucc.cat/ ¡Nuestros políticos y activistas! ¿De quiénes? ¡Y hablan del 70 aniversario de la declaración de los Derechos Humanos! ¿Cuántas huelgas de hambre, éstas con motivos de peso, han apoyado estos “uni-ni-ni-ni-versitarios”, que diría-cantaría Maria Arnal? “I evitar que afecti seriosament la salut dels qui la duen a terme” (y evitar que afecte seriamente a la salud de las personas que la llevan a término) ¿Se lo creen de verdad? Lo suyo es teatro, puro teatro.
  4. Desde una perspectiva económica olvidada (ascenso social, vivir cómodamente, tener buenos sueldos) que a veces olvidamos: Jaume Reixach, “La nova burgesia indenpedentistahttp://www.eltriangle.eu/ca/opinio/la-nova-burgesia-independentista_101064_102.html. Las palabras de cierre:

“Parece que, tras la contundente acción judicial, nos hemos liberado de la mafia del 3% que, durante años, se ha dedicado a saquear la Generalitat y las instituciones que tenían a mano (ayuntamientos, diputaciones, consejos comarcales,…). Ahora ya no roban a hurtadillas y con dinero negro circulante en maletines. Han sofisticado el sistema de depredación y han optado por incorporarlo directamente a la nómina, pagando el IRPF y la Seguridad Social correspondientes. Esta nueva élite de burgueses cortesanos, sin más mérito que la demostración permanente de la adhesión ciega a la zanahoria independentista, tiene poder. Ahora y aquí, es el poder. Y es contra su inconmensurable cinismo y barra que hay que hacer la revolución (pacífica, por supuesto). No les importa nada que, a su alrededor, la administración y el país se caigan a pedazos y que la sociedad sufra su escandalosa incompetencia. Cada final de mes, su cuenta corriente es una alegría y, con la paga extra, pasarán unas Navidades a tutiplén. Eso sí, muy apenados por los políticos presos, exiliados o en huelga de hambre”.

  1. Es de Manuel Valls (aunque no es nueva propiamente) pero no es una mala idea (a Pujol y los suyos les pondrá de los nervios): Cristian Segura, “Manuel Valls propone crear la figura del presidente de una “gran Barcelona”. El exprimer ministro francés propone crear un gobierno supramunicipalhttps://elpais.com/ccaa/2018/12/13/catalunya/1544732217_605738.html
  2. Les dejo con más informaciones sobre la “vía eslovena”:
  3. Del siempre imprescindible Antonio Santamaría: “Delirios eslovenos” https://www.elviejotopo.com/topoexpress/delirios-eslovenos/.
  4. Juan Alvarez Junco, “El modelo esloveno”. El País, 11.12.2018, p. 13.
  5. Cristian Segura, “El peligroso camino de Kosovo y Eslovenia”, El País, 11.12.2018, p. 17.
  6. Xavier Vidal-Folch, “O Torra o la Generalitat”. Desde el jueves, el ‘president’ ha arruinado su prestigio, no personal -del que carecía- sino de la institución que encarna. https://elpais.com/politica/2018/12/10/actualidad/1544473326_900663.html?id_externo_rsoc=FB_CC
  7. Jaume Pi, “Demos: ¿la inspiración eslovena de Mas?” https://www.lavanguardia.com/politica/20141127/54420760810/demos-inspiracion-eslovena-mas.html (de 27.11.2014).
  8. Del informado Joan Tapia, “Uno en Waterloo, el otro en combustión”. https://blogs.elconfidencial.com/espana/confidencias-catalanas/2018-12-13/puigdemont-waterloo-torra-combustion_1703190/.

Un nuevo comentario de nuestro historiador preferido, de José Luis Martín Ramos:

“Me da grima coincidir con Juan Tapia pero lo hago al mil por cien. Empieza por apuntar otra de las facetas de las elecciones andaluzas -porque lo que perdió Casado es de lo que no vuelve- y el análisis de la situación del Prucés está en la línea de lo que os decía: se están fracturando y sobre todo la capacidad política de sus dirigentes va a peor, también en la de unir a los propios. En esas, lo importante es que el Estado -en este caso, el gobierno de Sánchez- se mantenga en la línea, a lomos del caballo que pone en evidencia sus contradicciones, manejando las riendas -ahora tensas, ahora flojas- pero sin cambiar de caballo y sobre todo de jinete. El juicio les puede dar aire emocional, pero no político -al menos hasta la sentencia, e incluso porque tras ella, pero no antes, se abre el debate sobre su ejecución. Por el contrario, cambiando la línea que sigue el gobierno se les daría aire político. Próxima parada: 21 de diciembre: ¿quien ganará esta batalla simbólica, la de la afirmación de Barcelona, sede capital aquel día de España, o la del territorio “libre y ocupado”?

  1. Ignacio Vidal-Folch: “¿Hay que aplicar ya el 155?” https://cronicaglobal.elespanol.com/pensamiento/aerolitos/hay-que-aplicar-ya-155_206037_102.html
  2. La “Carta al Director”, la sentida carta de una lectora de El País (María Avello, Thuwal (Arabia Saudí):

Trabajé y fui testigo de la desintegración de la antigua Yugoslavia, primero en Croacia y después en Kosovo. Ambos lugares, especialmente Kosovo, padecieron un conflicto que terminó con una intervención exterior discutida por muchos internacionalistas. Las violaciones de los derechos humanos en Kosovo, antes y poco después de ella, pueden consultarse en los informes de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa. Si eso es lo que Quim Torra piensa que está pasando en Cataluña, está desafiando la verdad. Hoy, en Kosovo, hay minorías —serbios, roma, egipcios y ashkalis— que se sienten amenazadas, a pesar de haber residido siempre allí. Sus derechos humanos no son respetados. Pero solo interesa que sepamos que se hicieron independientes. Destruir es muy sencillo. Construir Estados, muy complejo. Sigamos las reglas democráticas, respetemos los derechos humanos de todos”.

Cierro con dos comunicados de ASEC/ASIC. El primero: sobre la dimisión deTorra:

La Comisión Gestora de la Asamblea Social de la Izquierda de Cataluña (ASEC/ASIC), en fecha 11 de diciembre de 2018, decidió emitir el siguiente comunicado:

Comunicado ASEC/ASIC (11.12.2018):

“ Ante la acción de gobierno del MHP de la Generalidad de Cataluña, Joaquim Torra i Pla, exigimos su dimisión o, en su caso, la convocatoria de nuevas elecciones autonómicas; y animamos, en caso de que no se produjese lo anterior, a la presentación de una moción de censura contra el mismo.

Desde la ASEC/ASIC observamos con enorme preocupación la acción de gobierno que la Generalidad de Cataluña viene desarrollando, bajo la presidencia de su Molt Honorable President (MHP) Joaquim Torra i Pla, en los últimos tiempos.

Ya advertíamos en nuestro Comunicado ASEC/ASIC de 15 de mayo de 2018, entre otras cosas, de que “la elección de un presidente con este perfil pone en evidencia la supuesta excelencia democrática del procés. Lejos de la transversalidad, el civismo, la dirección de abajo arriba y otros epítetos nobles, el secesionismo ha apoyado a una figura caracterizada por posiciones de xenofobia y supremacismo étnico propias del ultrapopulismo y los discursos de odio”.

Los peores augurios se han confirmado y es, por ello, que consideramos ineludible ya exigir la dimisión del citado MHP Joaquim Torra i Pla por las siguientes razones:

– Por plantear la “via eslovena“, que al margen de la diferencia de situaciones, podría conducir al enfrentamiento civil y armado entre catalanes y con el resto de España;

– Por no considerar “esencial” -en boca de su portavoz- los conflictos sociales que han estallado en Cataluña como consecuencia de la acción primero y la inacción actual del Gobierno de la Generalidad; y,

– Por alentar la lucha violenta que protagonizan los denominados CDR y grupúsculos violentos “por la fuerza” como el grupo autodenominado “Bandera Negra”, que tendrá su punto culminante en el anunciado Consejo de Ministros previsto para el próximo día 21 de diciembre de 2019, a celebrar en Barcelona y que pretenden boicotear; incompatible con los postulados de un Estado Social y Democrático de Derecho que son los que preservan nuestra Constitución y nuestro Estatuto de Autonomía de Cataluña.

Es por todo lo anterior que animamos a nuestros miembros, colaboradores y simpatizantes a firmar la petición CHANGE que pide su dimisión ya en este enlace.

En el caso de que esta dimisión no se produzca a la mayor brevedad o, en su caso, no se proceda a la convocatoria inmediata de nuevas elecciones autonómicas, desde ASEC/ASIC animamos a la presentación a la menor brevedad de una moción de censura parlamentaria que ponga en evidencia la nefasta política llevada a cabo hasta el momento y proponga una alternativa social de gobierno alejada de los planteamientos nacionalistas que continúan llevando a la sociedad catalana a un callejón sin salida del que es preciso salir urgentemente.

http://www.asec-asic.org/2018/12/11/comunicado-asec-asic-12-12-2018-ante-la-accion-de-gobierno-del-mhp-de-la-generalidad-de-cataluna-joaquim-torra-i-pla-exigimos-su-dimision-o-en-su-caso-la-convocatoria-de-nuevas-elecciones-auton/

El segundo comunicado de ASEC/ASIC: “En apoyo a la reunión en Barcelona del Gobierno de España”

“Es un hecho conocido, por el que se felicitan algunos, que la presencia del Estado en Cataluña ha disminuido progresivamente en los últimos decenios, hasta llegar a una situación casi testimonial. A esa falta de presencia no le han puesto término hasta el momento ninguno de los sucesivos gobiernos, con independencia de su adscripción política. Y viene a cuento resaltarlo ahora cuando el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, acusa constantemente al actual ejecutivo de dejadez. Habría que recordarle que la citada ausencia institucional se aceleró a partir de la firma del llamado “Pacto del Majestic” entre José Mª Aznar y Jordi Pujol.

Para el 21 del presente mes está anunciada una reunión del Consejo de Ministros en Barcelona. Hace unos meses tuvo lugar un hecho semejante en Sevilla y, al parecer, es propósito del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, extender la iniciativa a diversas ciudades españolas más allá de Madrid. Ahora bien, es innegable que la reunión gubernamental en Barcelona tiene unas características muy particulares, por lo antes apuntado y por el planteamiento del nacionalismo que considera a los organismos del Estado Español como algo foráneo y, consecuentemente, inaceptables en tierra catalana. De hecho la situación no es nueva. Cuando el 31 de octubre de 1937 Juan Negrín decidió el traslado del gobierno de la República Española a Barcelona, la iniciativa no fue bien recibida por la Generalidad y las fuerzas nacionalistas, provocando incluso una abierta hostilidad. Ahora la situación es claramente más grave, con un presidente de la Generalidad que no guarda ni las más mínimas formas que le corresponderían como máximo representante del Estado en Cataluña. Quien además cierra los ojos ante las amenazas, cuando no las estimula, de grupos radicales identitarios, que se han propuesto organizar acciones para así impedir, boicotear y desnaturalizar la reunión del día 21.

Las organizaciones abajo firmantes llaman a la ciudadanía barcelonesa a manifestar su apoyo a la presencia del Gobierno el próximo viernes 21 de diciembre, con independencia de las preferencias políticas e ideológicas. Llamamos también a ampliar al máximo de organizaciones el apoyo que mediante este manifiesto suscribimos. Finalmente queremos resaltar que nos parece la Lonja un lugar altamente emblemático para que se reúna el Consejo de Ministros. Recordemos que dicho edificio albergó la Junta de Comercio, la más benemérita muestra de la Ilustración en Barcelona. Ahora cuando los populismos de todo tipo, empezando por los nacionalistas, desprecian y niegan con sus hechos el espíritu del Siglo de las Luces, es más que nunca el momento de reivindicarlo.

Por la defensa del Estado Social y Democrático de Derecho, bienvenido sea el Gobierno de España a la Ciudad de Barcelona”.

Si han llegado hasta aquí: ¡perdonen por la extensión!

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *