Nueva decisión infame de los separatistas y palanganeros en el Parlament de Catalunya

Francisco Frutos Gras ||

Ex Secretario General del PCE  ||

Como si no tuvieran bastante con haberse cargado reiteradamente todas las normas de funcionamiento democrático más elementales, el mismo Estatut de Autonomía, la Constitución; y de utilizar un Parlament que existe sólo por la existencia de estas normas y leyes no para aprobar políticas que mejoren la vida de la gente, sino para procurar que unos cuantos miles que vegetan con sueldos millonarios continúen vegetando a costa del dinero público de todos; o de poner en marcha todas las iniciativas, incluida la secesión,  para que queden impunes los robos masivos que sus jefes, con los Pujol a la cabeza, han llevado a cabo durante décadas  en beneficio de sus bolsillos particulares y de CDC y de los socios aliados; los secesionistas cometen una nueva cacicada para que quede claro que el Parlament es propiedad privada de los que se entienden y conchaban en defensa de unos mismos intereses, aunque parezcan defender “ideologías” y programas muy diferentes.

La nueva cacicada, a propuesta de la CUP, es aprobar una moción que declara que la Constitución y todo lo que emana de ella es antidemocrática y anti social, utilizando demagógicamente la modificación neoliberal del artículo 135 por parte de PP y PSOE en 2011, con la abstención o ausencia de todos los demás grupos, para dar la imagen de proponer una moción social. Y se han quedado tan anchos todos los que han aprobado, como era previsible, este nuevo falseamiento de la historia: JUNTS x Cat, ERC, CUP.

Pero lo que suena más tragi-cómico, por no llamarlo siempre esperpéntico, es que la Catalunya en Comú de Colau, antes compartida con Doménech, y todo el batiburrillo confluente de la “izquierda” en Catalunya,  ha votado a favor de la moción, en coherente actitud con su papel de palanganeros útiles del secesionismo. No sé si todavía tienen el morro de llamarse federalistas y anti independentistas la mayoría de los que conforman este ente deforme.

En Catalunya, la política ha quedado, pues, reducida a lo que digan y hagan los Nazional-independentistas identitarios, con la colaboración de sus servicios auxiliares. Y esto es lo que en España apoyan y defienden los Unidos Podemos y los restos burocráticos del PCE-IU.

(Miércoles, 19 de diciembre de 2018).

Laura asesinada. Sigue el culebrón de Torra

Mientras en Huelva aparecía el cadáver de Laura Luelmo, otra mujer asesinada por la violencia machista, nos tienen entretenidos con el eterno culebrón reaccionario de la peor Catalunya, que se lo come todo. ¿Cuántos asesinatos más de tan brutales características deberán producirse para que haya un cambio radical en las leyes que los“progres” de capa caída promulgaron en momentos de euforia humanistoide? ¿Cuántos criminales violadores más actuarán de la manera más repugnante desde todos los puntos de vista para que las leyes decreten que la prisión permanente revisable, y no excesivamente revisable por si acaso, sea la fundamental, sino la única, pena que se merecen seres de tan peligrosas y reiteradas “costumbres” contra las mujeres?

Pero sí vemos permanentemente salir de la cárcel a los pocos años de entrar en ella a criminales que hace años han violado y matado a mujeres de las cuales no queda ya ni el recuerdo. Y que, además. esa situación genera un sentimiento de impunidad o de temor a un castigo leve para los que tienen en la cabeza y en la bragueta el sentido de violación y posesión a las duras y a las maduras.

Reivindico con todas las consecuencias, sin importarme lo que digan cuatro “progres”, sean juristas, educadores, izquierdistas de salón y gente del “buenismo” intrascendente, que se promulgue la prisión permanente revisable de una vez. No acabará con el mal pero puede contribuir mucho a reducirlo o, en todo caso, a que el que lo cometa una vez no pueda cometerlo, o repetirlo, nunca más, o en mucho tiempo.

Y después de este desahogo ante el nuevo crimen que corta de raíz la vida de una mujer, de una educadora, que liquida sus esperanzas y alegrías, sus ganas de vivir y de ser útil a los niños y a la sociedad, paso a lo que inicialmente quería decir antes de que se conociera el fatal desenlace que temíamos pero rechazábamos.

Y quiero hablar de la emoción que me embarga ante la perspectiva de una semana que promete lo mejor que es capaz de dar de si la política española en estos momentos. Estoy viviendo sin vivir en mí la tensión apasionante, creativa, inteligente y revolucionaria de la política que, empezando como una serie televisiva de 200 capítulos históricos, en general histéricos, se va convirtiendo en un cementerio de ideas pesadas, aburridas, inútiles y hasta peligrosas.

Y me hago las grandes preguntas al empezar una semana tan trascendental para Torra-Sánchez y lo  que representan, o dicen representar, uno y otro : ¿Se reunirán o no? ¿Se verán de hurtadillas tomándose la ratafía o cambiarán a mistela?¿Se saludarán de lejos paseando por el barrio gótico? ¿o  compartirán mantel y perdices con la patronal de intermediaria?

Francamente, y no les engaño, estoy tan intrigado e interesado que ya no tengo otra cosa que decir, salvo que me importa un bledo lo que hagan y digan. Yo simplemente he firmado con otras muchas personas un sencillo manifiesto en el cual se decía que se apoya, defiende, y añado, exige, la celebración del Consejo de Ministros en Catalunya, como una parte más de España. Sin necesidad de pedir permiso a ningún energúmeno, o equipo de energúmenos, aunque éstos permitan o estimulen a movilizarse a todas las huestes, cual nuevas brigadas de asalto juvenil al estilo del Héroe fascista    independentista Dencás, glosado y celebrado por sus continuadores del nazional catalanismo racista.

(Lunes, 17 de diciembre de 2018).

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *