Un año ya del 155 secesionista: Humillación de la izquierda ante la derecha nacionalista

Vicente Serrano ||

Miembro del Grupo Promotor del partido IZQUIERDA EN POSITIVO y de la Junta Directiva de la asociación Alternativa Ciudadana Progresista ||

No, no se confunden, el viernes, 21 de diciembre, hizo un año de la aplicación de un 155 por el secesionismo que tiene secuestrado al Parlament y a la Generalitat. Desde que se formó el nuevo Parlament de Catalunya, el 17 de enero de 2018, se han realizado 22 sesiones y se han aprobado 3 leyes, las tres son modificaciones de otras anteriores. Esta es una información disponible en la Web del mismo Parlament. https://www.parlament.cat/web/index.html. En 339 días ha habido 22 sesiones, puede que alguna haya durado más de un día, vale, pero si de 339 acudimos a trabajar 30 o 40 días al común de los mortales nos despiden. Me dirán que hago demagogia…

Desde el 1 de septiembre, el Congreso de los Diputados lleva 33 días de plenos –y no es que sean muy trabajadores, hacen plenos de martes a jueves–. El Parlament desde el 2 de octubre –fecha en la que hizo dos sesiones, una de mañana y otra de tarde– hasta el 17 de este mes celebró 8 sesiones. Durante 2018, el Congreso de los Diputados han aprobado 3 Leyes Orgánicas, 10 Leyes Ordinarias y 22 Decretos-Leyes (poco frente al año 2015 con 16 Leyes Orgánicas, 48 Ordinarias, solo 12 Decretos-Leyes y 8 Decretos Legislativos) http://www.congreso.es/portal/page/portal/Congreso/Congreso/Iniciativas/LeyesAprob?_piref73_1335447_73_1335446_1335446.next_page=/wc/busquedasLeyesAprobadas&anoLey=2018

Evidentemente que, aparte de leyes, los parlamentarios, autonómicos o nacionales, hacen otras cosas, pero como índice comparativo creo que es bastante válido. De las otras cosas que han hecho últimamente nuestros diputados autonómicos hay una, especialmente deleznable, que es aprobar una moción que declara a la Constitución española antisocial y antidemocrática. Siguiendo la lógica de tal declaración lo primero que deberían hacer los que la han votado es dimitir de sus escaños ya que es esa Constitución la que le garantiza el derecho a representar a la ciudadanía catalana.

Que esa moción la apoye el nacional-secesionismo va de suyo, pero que lo hagan los Comúns ofende a quienes los votaron. Increíble que algunos despierten ahora de la pesadilla como Coscubiela o Lluís Rabell, pero más vale tarde que nunca y más vale que tomen la determinación pronto. Solo si hay una izquierda no nacionalista sin concesiones a falsos derechos históricos hará posible retomar, no ya la senda de la legalidad, no, la lucha por la igualdad en toda España.

Cumbre, encuentro o paripé

Me preguntaba la pasada semana sobre lo que Sánchez ofrecería a Torra. A la hora que escribo este artículo, no se ha celebrado aún el Consejo de Ministros () y el comunicado del Gobierno, corrido por Torra, ha eliminado cualquier referencia a la Constitución, que es un concepto contundente, sustituyéndola por la frase “en el marco de la seguridad jurídica”, una idea evanescente.

Nueva concesión del PSOE al nacionalismo para conseguir el voto positivo en el Congreso al tope de gasto. Es una vieja dinámica de los gobiernos españoles, tanto del PSOE como del PP. No hay cita literal pero se intuye la concesión del reclamado referéndum, ¿cuando llegará el regalo? Tal vez en enero, cuando se debatan los presupuestos… Claro que será difícil que se lleguen a debatir pues el tope lo devolverá el Senado, donde cuenta con mayoría el PP. Sí, con ese sistema electoral que tanto beneficia al PP y al PSOE en las generales y al nacionalismo en las autonómicas.

Parece ser que ayer Pedro Sánchez vino a repetir, la frase de Zapatero, de que apoyaría lo que salga de ese “espacio de diálogo” que no es otro que la comisión creada por el nacional-secesionismo.

Pedro Sánchez, amarrarse al sillón como sea

La izquierda institucional –PSOE y P’s (Comúns en Cat.)– se enroca en su incompetencia y vuelve a traicionar a las clases populares que dice defender. Pedro Sánchez es la degeración final de una elite política obsesionada en amarrarse al sillón como sea, aun a costa de desmontar el Estado. Uno puede simpatizar con la idea de derribar un Estado totalitario pero lo que tenemos en España no puede definirse como tal. A no ser que, finalmente, uno acabe creyendo los memes del nacional-secesionismo.

La conclusión final es que de todo esto las beneficiadas serán las derechas: la derecha catalanista alimentada por esta izquierda desnortada y como reacción la derecha españolista. Uno no quisiera parecer conspiranoico pero da la sensación de que algunos líderes de esa izquierda oficial trabajan para el enemigo.

¡Malos tiempos para la lírica! Si lo lírico es la lucha por la igualdad.

Nou Barris, Barcelona. 21 de diciembre de 2018

*Autor del ensayo EL VALOR rEAL DEL VOTO, Editorial El Viejo Topo, 2016

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *