Carmena también forma parte de la canalla

Francisco Frutos Gras||

Ex Secretario General del PCE||

Aunque no sea nuevo, ya había recibido en otras ocasiones a los golpistas venezolanos y a los terroristas sirios en el ayuntamiento de Madrid, esta vez lo ha querido hacer más con más bombo y platillo, aún estando lastrada en su movilidad.

Si el extrema derecha Casado dijo aquello de “Dictador y Sátrapa” y el socialneoliberal Pedro Sánchez “Tirano” que responde con “balas y prisiones a las ansias de libertad”, entre otras lindezas de ambos referidas al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, Carmena, para no ser menos, ha dicho que en Venezuela hay “una dictadura horrorosa”, que lo de Guaidó proclamándose emperador es normal, no“un golpe de estado”, acabando sus sesudas afirmaciones con que ella no está en el debate político, que está distanciada de la visión política de los partidos y que aquello de la “militancia”, referido a los que están inscritos en un partido, le suena a militar. Todo un compendio de balbuceos de una señora mayor a la cual me vienen ganas de regalarle una cesta para que se dedique a bordar y coser y huya de la“crispación” política. 

Y esta señora alcaldesa es la representante por silencio administrativo, mientras nadie diga lo contrario, de Unidos Podemos-Ahora Madrid, o como se llame actualmente, de IU, del PCE. En España tenemos social neoliberalismo y derecha y extrema derecha para rato. 

Venezuela es capaz de unir los nombres de Manuela Carmena, Pablo Casado, Albert Rivera, Abascal, Pedro Sánchez, Felipe González, José María Aznar…., a los de La Manada que encabeza Trump, para que formen parte secundaria y de peonaje de los egregios apellidos de la jefatura de ésta: John Bolton, Jair Bolsonaro de Brasil, Duque de Colombia, Sebastián Piñera de Chile, Mauricio Macri de Argentina… Y sumen a ella a los europeos que deciden la misma política imperial. Y como guinda final, añadan al traidor a las más elementales normas democráticas y éticas de la izquierda, Luís Almagro, jefecillo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

(Viernes, 1 de febrero de 2019).

   

De Yugoslavia a Venezuela,  el golpismo tiene un mismo patrón y similares colaboracionistas

Recuerden. En Yugoslavia casi todo empezó en una campaña por tierra, mar y aire para convertir a Milosevic en un monstruo político sediento de sangre, y al nacionalismo serbio en una especie de nuevo Reich, igual que el que ocupó y llenó de campos de concentración la antigua Yugoslavia, de acuerdo con los diversos nazi fascismos de la zona, en especial los de los croatas. En Iraq hicieron lo mismo con Sadam Husein; en Libia con Gadafi; en Siria con Bashar al Assad.

Ya dejo atrás la criminalización de la URSS en Afganistán y el apoyo a los terroristas de Bin Laden, luego expandidos por el mundo como una peste, porque es algo que debería ser ya una verdad incontestable en todas partes. Y no profundizo en las numerosas situaciones que hay en el mundo, de las cuales Yemen es una trágica muestra, fruto de la misma política de creación de una “realidad” ficticia, basada en los intereses de los impulsores originales beneficiarios y en los ejecutores del golpismo.

En Venezuela, se está produciendo exactamente el mismo proceso que en todas partes y el más cercano de Brasil: convertir a Maduro y al gobierno en algo parecido al mural de tiranos, sátrapas y corruptos que hicieron de Lula, de Dilma Rousseff y del Partido del Trabajo.

Como era difícil que la extrema derecha neoliberal pro yanqui ganara en Brasil,  como había ganado en Argentina o en Chile, después de una cuidada y larga preparación, fueron organizando las condiciones políticas, jurídicas y propagandistas del golpe de estado con la bendición de los EEUU y de toda la mafia populista-neoliberal internacional.

Se trataba, y se trata, de aplicar el esquema ya utilizado en todas las “revoluciones de colores”, teorizado e impulsado por los Sharp, Bannon, Bolton y demás ralea: no reconocer la realidad y crear una ficción como la que Bolton, actual responsable del Consejo de Seguridad Nacional de EEUU, y otros, crearon con las inexistentes armas de destrucción masiva de Iraq; no reconocer los procesos electorales cuando no son favorables; calificar al máximo dirigente en activo que no sea dócil, de tirano, sátrapa, torturador, criminal; ir creando el clima propicio para liquidar, minimizar o secuestrar la acción democrática de la vanguardia política popular que no se vende, y narcotizar a la opinión pública con mentiras, manipulaciones y promesas de paraísos futuros de bienestar, libertad y riqueza. Convertir a los Estados, aún más de lo que ya son, en apéndices de las finanzas y del sistema económico de especulación financiera, de defensa de la industria bélica y de la guerra.

No por casualidad, la primera visita que tuvo Pedro Sánchez en La Moncloa, recién nombrado presidente, fue la del magnate multimillonario George Soros, uno de los máximos representantes del “capitalismo neoliberal con rostro democrático” que dicen defender, aunque llamándolo con otras palabras más laxas que no hagan estallar la carcajada. 

Los EEUU, Israel, la UE en gran parte, más los socios colaterales, son los que financian y protegen a los delincuentes pagados antes citados y a muchos más. Solo la derrota parcial de esta mafia aliviará la democracia en las relaciones internacionales, solo su derrota total creará unas nuevas condiciones para la colaboración y el acuerdo internacional, con la posibilidad de redistribuir de forma más justa y solidaria la riqueza, con  paz y sin guerras.

(Jueves, 31 de enero de 2019).  

Pablo Casado y Pedro Sánchez, unidos por Venezuela

“Tirano” brama Pedro Sánchez contra Maduro, por responder, afirma, con “balas y prisiones a las ansias de democracia”. “Dictador, sátrapa”, vocifera Pablo Casado, el inútil y gandul admirador del nazi Bolsonaro, contra el presidente legítimo de Venezuela. Los dos a una, y los que faltan de cada lado, en esta cesta de basuras políticas.

Son los que se callan siempre, o afirman convencidos de que es lo mejor, cuando sus gobiernos, al toque de silbato de sus amos del Pentágono y la Casa Blanca, colaboran y fomentan el terrorismo yihadista y colaboran con sus bombas al asesinato de miles de personas, niños, mujeres y hombres, en Iraq, Libia, Siria, Yugoslavia o Afganistán; y cuando sus amos destruyen países y los retrotraen a la edad media; y cuando sus amos liquidan, reducen o atrasan décadas la posibilidad de una vida humildemente decente para millones y millones de personas; y cuando venden armas al feudalismo “democrático” de Arabia Saudí para que continúe destruyendo y matando en Yemen, con las bombas y con el hambre de los niños.

Pedro Sánchez, socialdemócrata de nombre y socialneoliberal y belicista de facto, Pablo Casado populista conservador, de extrema derecha y partidario de todas las guerras que sus amos hacen. ¿Cómo es posible que, afirmando engallados que representan la cara y la cruz de la verdad, hacen exactamente lo mismo en algo tan monstruoso como es la guerra, eso sí, echándose los trastos a la cabeza para aparentar que son diferentes?

Si quieren que les diga, de verdad, lo que pienso, sin falsos complejos ni medias tintas, los comportamientos de estos señores, en representación de organizaciones políticas, son motivo de juzgado de guardia, juicio y presidio. ¿A alguien extraña que VOX, la extrema derecha oficial, suba?

Y nada más sobre este asunto, porque Casado, y Rivera, y Sánchez, y Aznar y González…y todos los que les siguen y bailan el agua, continuarán haciendo lo mismo ya que están al otro lado de la barrera de la democracia real, de la política como forma de diálogo y decisión para el acuerdo, del repudio a la guerra y de la defensa de la paz, de la decencia moral y política.

Defendamos para Venezuela y su pueblo la soberanía e independencia nacional y apoyemos la propuesta de México, Uruguay y muchos otros países para un proceso de diálogo y acuerdo democrático que evite cualquier enfrentamiento violento.

Bolton, uno de los canallas

 

Publicado el anterior artículo, leo que John Bolton, Asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, informa que EEUU decide que todos los bienes venezolanos en EEUU (bancos, agencias del gobierno y propiedades oficiales de Venezuela) serán manejados por el golpista Guaidó. O sea, el golpismo financiero, para rendir también por falta de recursos a nivel internacional, al gobierno y pueblo de Venezuela, tal como se hizo en su momento con Yugoslavia, Iraq, Libia…

Denunciar esta nueva y criminal agresión de EEUU contra el pueblo venezolano anunciada por Bolton, es tarea de toda la gente, grupos, periódicos, partidos y sindicatos que no quieren ser cómplices de esta nueva canallada. Con los asesinos, forajidos y rufianes se tiene que utilizar permanentemente la denuncia más clara y contundente y no perder de vista que, por difícil que sea, quizás algún día podamos verlos tras unas alambradas con espinos mendigando un trozo de pan para subsistir y agua para lavar las excrecencias acumuladas durante toda su vida.

Principio del formulario

Final del formulario

Pedro Sánchez, el presidente “impostor” del gobierno de España, exige elecciones en ocho días en Venezuela

Tiene bemoles que un personaje de una mediocridad notable como Pedro Sánchez, que encabeza un partido con 84 escaños en un parlamento de 350, elegido tras una moción de censura por un contubernio de personajes contradictorios entre sí, cuyos únicos  intereses comunes son el poder, el oportunismo y el arribismo, exija elecciones en Venezuela en ocho días, o reconoce a Juan Guaidó, el golpista institucional.

Si nos atenemos a lo que proclaman y defienden todos ellos, PP, Cs, VOX y sus diversos auxiliares, radicales partidarios todos del golpismo contra Venezuela, a los que se une ahora el gobierno del PSOE, tenemos el cuadro completo de la degradación de la “clase política” en España, también en el apartado internacional. 

Y, para información de los crédulos, incautos y equidistantes en relación a los hechos de Venezuela, en un momento en que, independientemente de las divergencias y matices que se tengan sobre el proceso bolivariano, no puede haber equidistancia porque ello es colaborar con el golpismo de EEUU y acólitos, quede claro que lo que plantean los que manejan la manipulación mafiosa de la información no tiene nada que ver con una verdadera política en defensa de la libertad, la democracia, los derechos y el bienestar colectivo del pueblo de Venezuela.

Tiene que ver, como siempre, con  los intereses imperiales de EEUU que exigen que toda América Latina esté sometida a su voluntad y en manos de fieles secuaces tipo Macri, Bolsonaro, Duque, Piñera, Moreno, Guaidó…O sea, volver al viejo “patio trasero de EEUU”, sin gobiernos democráticos y de izquierdas soberanos e independientes que hagan políticas de corte social en beneficio de los trabajadores y los sectores más humildes. 

Como conclusión, el presidente Sánchez que vino para limpiar España  y convocar elecciones, no parece haber limpiado nada, se aferra al cargo y a los privilegios de éste, sin convocar elecciones. Deberíamos pedirle, como mínimo y para aprovechar el gasto, que en sus múltiples viajes por el mundo nos amplíe el mapamundi y nos haga un nuevo atlas geográfico y político.  

A la espera.

(Sábado, 26 de enero de 2019).

justiciaydictadura.com

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.

3 comentarios de “Carmena también forma parte de la canalla

  1. Koldo
    2 febrero, 2019 at 18:37

    ¡ ay Carmena ! Cuánta decepción.
    Y del Dr. “no es no”, qué decir… El que presumía de decente, ahí le ven… apoyando a un golpista de extrema derecha…

  2. 4 febrero, 2019 at 13:43

    Coincido plenamente con Koldo. Nunca dejaremos de decepcionarnos desde la Izquierda. Tristes momentos.

  3. Arturo del Villar
    4 febrero, 2019 at 19:43

    Ya va siendo hora de señalar qué es exactamante la izquierda, para evitar que puedan cobijarse bajo esa denominación gentes con opiniones claramante derechistas, como ese Perico Sánchez que se presentó en un mitin en el Circo Price ante una bandera borbónica de 14 metros. El Partido Socialista Obrero tiene una historia respetable, pero sus dirigentes actuales no son socialistas y no han hablado nunca con un obrero. Pongamos las cosas claras de una vez, para evitar equívocos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *