Jesus Pichel:Un juego de tronos, el 28 de abril

enCandela

Jesús Pichel*

La campaña para las elecciones generales del 28 de abril recién convocadas comenzará el 12 de ese mismo mes, de manera que coincidirá con cuatro eventos importantes: cronológicamente, el juicio en curso a los políticos secesionistas catalanes encausados —si acaso no se agiliza o es suspendido temporalmente para no mezclarse con el ruido de la campaña—; las vacaciones escolares —entre el 12 y el 22—; el estreno en España de la última temporada de Juego de Tronos —previsto para el 15—; y la Semana Santa —los esperados días de vacaciones de primavera para muchos, entre el 18 y el 22, que aprovechan para viajar.

Se acerca el invierno, lema de la familia Stark, es una de las frases que recorre todo el juego de tronos: llega el tiempo del largo frío, el resurgir de los hombres de hielo, zombis enterrados bajo la nieve más allá del muro —la tierra helada donde habita el pueblo libre de los hombres salvajes— dispuestos a convertir a todos los humanos en muertos vivientes como ellos mismos. Vaya metáfora.

Se acerca el invierno. Claro que se acerca el invierno: los ultranacionalismos —rojigualdos y estelados— y la ultraderecha cadavérica que creíamos inanimada, tanto tiempo durmientes más allá del muro democrático, se han despertado voraces.

Para la despiadada Cersei Lannister, sin embargo, los hombres de hielo no son sus enemigos, sino el instrumento para deshacerse de quienes disputan el poder de su aristocrática familia. ¡Oye mi rugido! es el lema de su bandera. Y desde luego ruge hasta la crispación. Nosotros no sembramos es el lema pirata del voluble Theon Greyjoy, siempre entre dos aguas.

El 28 de abril habrá un capítulo de un juego de tronos apócrifo y doméstico, una larga noche en la que sabremos si la Khaleesi Daenerys Targarien —la que no arde, la rompedora de cadenas—, el falso bastardo Stark Jon Nieve y los salvajes hombres libres han sido capaces de frenar el invierno, o si los hombres de hielo del ultranacionalismo y la ultraderecha nos alcanzarán hasta devorarnos.

*Profesor de Filosofía.

https://alomosdeunapantera.blogspot.com

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *