César Jara: ¿Dónde está la juventud rebelde?

enCandela

César Jara*

Hay días en que sería mejor para mi salud mental y mi estabilidad emocional no ver la televisión.

Dos veces en una semana, en el programa “El Intermedio”, salen unos jovencitos en las calles de Madrid, respondiendo sencillas preguntas sobre la actualidad política y la mayor parte de ellos no tiene ni puñetera idea de nada…

Me quedo triste, jodido y cabreado, así es fácil entender cómo este país de países llamado España (Españistán, digo yo), está como está.

Tengo ya 64 años y sigo conservando el mismo espíritu rebelde e inconformista de cuando sólo tenía 20 años de edad, soy marxista revolucionario y cada vez me cuestiono más y de forma más intensa este puto sistema capitalista de mierda.

Me duele y me preocupa el ascenso casi imparable del fascismo y de una mentalidad hedonista a tope e indolente al mismo tiempo en nuestra actual sociedad.

¿Dónde está la necesaria juventud rebelde española?

En los últimos años, salvo honrosas y contadas excepciones, no hay ya movilizaciones masivas de la juventud: las universidades, que siempre fueron a lo largo de la historia reductos rebeldes y críticos, se han convertido en lo más aborregado y conservador a nivel social.

Ya no se cuestiona ni el resultado injusto de la calificación de un examen ni mucho menos la actitud autoritaria y fascista de ningún profesor.

Impera el conformismo, el individualismo y cada cual a su bola para triunfar en el mundo competitivo y consumista en que se desarrolla la vida actual de la mayor parte de la juventud.

Necesito elementos objetivos para ser algo optimista al respecto; los busco en las redes sociales y veo que, al menos, hay un buen puñado de gente joven en el polo opuesto del panorama desolador y depresivo descrito anteriormente.

Una minoría parece en el conjunto amorfo, pero hay gestos reconfortantes…

Este fin de semana, se celebra, por ejemplo, el congreso de los Colectivos de Jóvenes Comunistas, el núcleo duro juvenil del Partido Comunista de los Pueblos de España, una parte importante para mí de esa vital y necesaria juventud rebelde, concienciada.

Sigo buscando…Recuerdan algunas informaciones que en el exilio forzado por la crisis-estafa, en los últimos ocho años, hay más de medio millón de jóvenes con la formación académica, profesional y sociopolítica más alta de la historia española.

Por cierto, esa juventud no podrá votar en su mayor parte, en los próximos comicios de abril y mayo, porque la izquierda institucional, sin coraje, no ha cambiado la injusta ley electoral.

Más munición para la derechona y el fascismo, pues.

Por último, en este intento desesperado de no deprimirme más, recuerdo a unas cuantas personas jóvenes de mi entorno social, que día a día no se rinden y siguen enarbolando la bandera de la lucha social y política, como mis amigas Aida y Ana, mis amigos Bittor y Alexis, y por supuesto mis hijos, Ana, Aitana e Iker…

Menos mal, no todo está perdido, aunque parezca lo contrario.

*Periodista.

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.

2 comentarios de “César Jara: ¿Dónde está la juventud rebelde?

  1. Pedro Revilla Gallego
    3 marzo, 2019 at 8:17

    Somos pocos los que seguimos rebeldes en el 2019 y que lo fuimos ya en 1968, cuando la juventud parisina se lanzó a la calle.
    El Sistema lo engulle todo, también las revoluciones; contemplo, sin embargo, un rayo de esperanza en esa pequeña parte de la juventud global que está por el decrecimiento y por un no rotundo al consumismo bestial que inunda todas las esferas de la sociedad actual.
    Nada como atacar al enemigo incautándole sus armas: el consumismo. El Capital vive del consumidor; consumir mucho y frecuentemente para seguir alimentando la bestia que nos lleva al desastre planetario.
    El nuevo movimiento anticonsumo deuna juventud informada, culta y comprometida es un rayo de esperanza

  2. teresita
    4 marzo, 2019 at 14:23

    Esta todo fríamente y tristemente calculado. La juventud esta idiotizada .inmunizada.Todo el sistema (televisión incluida) apuntan a que así sea y ese programa pufff me da escalofrío ver como se mofan de realidades TETRICAS!!!! Me enferma realmente perdona que no te de mucha ilusión pero cuando veo en los informativos que los enviados a cubrir una catástrofe dan la cantidad de muertos con una sonrisa( posando a cámaras) me digo quien es mas iduota???? Los que hacen este tipo de televisión o yo que los miro??? La respuesta es clarísima.Saludos

Los comentarios están cerrados