El desgobierno de Cataluña

Vicente Serrano*||

Miembro del Grupo Promotor del partido IZQUIERDA EN POSITIVO y de la Junta Directiva de la asociación Alternativa Ciudadana Progresista.||

Desde final de diciembre, tan solo una ley ha aprobado el Parlament de Catalunya, una baja actividad frente a las 2 leyes orgánicas, 3 ordinarias y 7 decretos leyes del Congreso de los Diputados. Si a ello unimos la desaparición del Govern de sus funciones, ya que todo su trabajo es alimentar un procés de enfrentamiento al Estado, podemos concluir que Cataluña se halla sumida en el desgobierno.

Mi madre, de 90 años, solicitó el mes de julio del pasado año incrementar su nivel de dependencia. Cuatro meses más tarde, la visitó una doctora y, en enero, le rechazan la solicitud… parece que le falta un punto… ¡Recortes hasta en los puntos! Las políticas sociales del proces.

Las listas de espera se alargan, las suplencias médicas no se cubren… Hablan de conciliar la vida familiar y lo que hacen es recortar el horario de los Centros de Atención Primaria. Tal vez, la solución sería contratar más personal. La precarización en los contratos a médicos y enfermeras hace que los formados en Cataluña emigren… no a Alemania, no, a Aragón u otras zonas de España. Atención primaria y pediatría es donde más se sufren los recortes.

Legislan poco pero las pocas propuestas que hacen es para des-regularizar, privatizar, aun más, los servicios públicos. El anteproyecto de Ley “Contratos de servicios a las personas” ha sido denunciado por Marea Blanca como una barbaridad contra los derechos de la ciudadanía.

Reproduzco aquí unas notas de Toni Barbará de Marea Blanca de Cataluñ: ”Bon día Vicente, Unas líneas apresuradas y algunos materiales… Paradoja!! Parlamento bajo mínimos mientras se gesta una Ley de “contractes de serveis a les persones” a que hace referencia todo el hilo anterior (no reproducible por la extensión) y donde verás la gravedad del tema y la respuesta frontal que desde Marea Blanca manifestamos en sede parlamentaria…

No se revierte la situación anterior: Listas de espera desesperantes, jubilaciones y bajas sin cobertura, carencia de profesionales y en especial en Atención Primaria y Pediatría (han ido emigrando fuera de Cataluña, a Europa o a otras CCAA por el maltrato contractual de aquí -bajos salarios, alta precariedad-)

Saturación insoportable de Servicios de Urgencias. Recortes de horarios de atención en Atención Primaria para “conciliar vida familiar” sin considerar que lo que des-concilian es a la población más frágil.

Huelgas de médicos, en Atención Primaria y en el Institut Català de la Salut primero y en toda la red de Catasalut después. Se consiguen migajas en la negociación.

Atención Primaria la llave de todo el sistema, a la cola de Europa y de España: Del 25% del gasto (inversión!!) sanitario que la OMS recomienda dedicar a Atención Primaria y del 20% promedio en la CE, España dedica menos del 15 % y Cataluña menos del 14% !!! Así no hay quien soluciones nada.

Presupuestos presentados de la Generalitat que NO resuelven, revierten, ni recuperan nada (ni en salud ni en dependencia, ni en enseñanza, ni en Renta Garantizada de Ciudadanía, ni….)

Las externalizaciones/privatizaciones siguen recibiendo conciertos y recursos públicos (bien escasos per se) y no se “desprivatiza” nada (En Valencia p ej. han revertido a lo público el Hospital de la Alzira y están a punto de lograrlo en el de Denia…)

La mercantilización es la norma.

La Consellera (Alba Vergés) solo atiende a actos con las patronales y de agenda de su partido ERC, no ha recibido todavía (antes del parto, ni del post parto) a la Marea Blanca de Cataluña.  Puro discursito dilatorio y ocultando la realidad que se sigue degradando sobre lo ya recortado.

…Seguiremos… Salud!!”

El Govern incumple resoluciones parlamentarias varias (no venta de terrenos públicos a empresas privadas, etc.). Están muy ocupados asistiendo, ahora, a las vistas del proceso contra lo políticos presos por el golpe del 1 de Octubre. Si es necesario, desconvocan comisiones o se ausentan de estas para que no haya quórum y no se celebren; lo mismo con los plenos…

Lo más grave es que el Govern, a día de hoy, todavía no tiene aprobada su propuesta de presupuestos pero acusa a la oposición de boicotearles.

La inacción del Govern es palmaria, el Parlament está secuestrado y parado. Los “adalides de la democracia” no creen en ella. Solo es apariencia.

Tal vez lo más paradigmático sea la relación del nacional-secesionismo con la Ley de Renta Garantizada de Ciudadanía, aprobada el 20 de julio de 2017, poco antes de las famosas leyes de desconexión del 6 y 8 de septiembre. Fue utilizada como elemento de diferenciación respecto al resto de España, cual si la sensibilidad de la Generalitat de Catalunya fuera excepcional y bondadosa frente a la racanería del malvado “Estado Español”. A día de hoy el desarrollo de dicha ley deja mucho que desear y puede decirse que las coberturas sociales en Cataluña han empeorado considerablemente. Su sensibilidad social es teatro, puro teatro.

Descentralización y jerarquía institucional

Cataluña es una de las regiones con mayor autogobierno de España y del mundo. La descentralización política de España es una realidad, pese a quien pese, y en algunas cuestiones es un despropósito.

Dos son los objetivos de una descentralización: Acercar la Administración al ciudadano y garantizar la igualdad de todos. Si la descentralización lo que hace es crear nuevas castas políticas a nivel autonómico y genera discriminaciones entre ciudadanos en función del lugar de residencia… algo falla en el diseño.

El problema es que no hay diseño. Las autonomías se han conformado por la cesión extraparlamentaria de competencias a cambio de apoyos políticos puntuales a los gobiernos centrales. Ello ha sido posible por la ambigüedad y la inconcreción del Título VIII de la actual Constitución Española y la falta de mecanismos que aseguren una autentica jerarquía y fidelidad institucional (En la Constitución de la II República esa jerarquía institucional está mucho más definida)

¿Es aceptable el desgobierno de una parte de España por causas ajenas a su función? Acaso esa dejación de funciones, ¿no está teniendo consecuencias en la vida de los ciudadanos de Cataluña? Y, finalmente, ¿es legítimo que un gobierno autonómico, elegido bajo la legalidad constitucional, actúe contra ésta?

Hoy, en Cataluña la rebeldía contra la injusticia no está en los procesistas del lazo amarillo, está en la construcción de una izquierda no nacionalista, constitucionalista. Un constitucionalismo que reclama sin ambages una reforma de la Constitución Española para garantizar esa igualdad que el nacional-secesionismo está rompiendo.

Nou Barris, Barcelona. 08 de marzo de 2019

*Autor del ensayo EL VALOR rEAL DEL VOTO, Editorial El Viejo Topo, 2016.

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.