Miguel Candel, un filósofo de la praxis para el Senado

Salvador López Arnal||

Profesor de la UNED||

Para Rafael Sánchez Ferlosio (1927-2019), in memoriam et ad honorem

Para un luchador imprescindible (Brecht), de los que luchan toda la vida. Para Manuel Martínez Llaneza, en su aniversario. ¡Y que cumpla muchos más! [Maurice Jarre, “Villa cabalga” https://www.youtube.com/watch?v=oLyczOdRFHg]

La izquierda es hija de la Ilustración y el pensamiento libre. Y, aunque históricamente también haya caído en errores e incluso horrores, su acervo político, intelectual, cultural, social y de ejecutoria es globalmente positivo. En las mentes de las gentes explotadas del siglo XIX y parte del XX, los luchadores que propugnaban la emancipación plena eran conocidos como “los hombres de la idea”, es decir, los portadores de un mensaje de liberación que convocaba a organizarse para pensarlo y aplicarlo. Las nuevas tecnologías de la comunicación o el marketing no pueden ocultar que en lo fundamental y básico las cosas no solamente no han cambiado sino que han empeorado para la mayoría de la población: paro, precariedad, desahucios, corrupción, carencia de futuro para la juventud, ausencia de proyecto político para la economía, la educación, la sanidad o para la instalación del Estado social y democrático de Derecho que propugna la Constitución de 1978. Y el corolario de esta degradación se expresa con tres palabras que diagnostican los males de la sociedad: indiferencia, insolidaridad y anomia”.

Julio Anguita (2019)

En este esquema los encausados siguen la pauta inaugural de Jordi Pujol en el precedente reprimido del caso Banca Catalana (1984): desautorización de la justicia antes; y atribución de una legitimidad superior siempre. «De ética, moral y juego limpio hablaremos nosotros». Los procesados no han dejado de señalar la falta de legitimidad y el déficit de autoridad moral de los tribunales españoles. Acertaba José Antich, hoy periodista militante, cuando en la biografía de Pujol (1994) decía que «para el presidente de la Generalitat, el caso Catalana no morirá nunca». El asalto al Parlament en 1984 por los activistas nacionalistas convocados por los medios públicos preludiaba el monopolio de la calle y los medios que hemos conocido después. Como sentenció con afilada clarividencia Margarita Rivière en ‘Clave K’ (vetada durante años y crucial para entender la metamorfosis del ‘oasis’): «Cualquier situación desfavorable puede convertirse en oportunidad si se acierta en la dosis de savoir faire». El tratamiento mediático de Banca Catalana fue una obra maestra de ingeniería fake. Para el politólogo Gabriel Colomé, autor de La Cataluña insurgente, nos encontramos ahora en «el gran laboratorio del populismo posverdadero». Su logro principal es, replicando el ‘Pujol=Cataluña’, convertir al ‘nosotros’ (los secesionistas) en el nosotros (los catalanes). Ahí reside el secreto de la alquimia dialéctica del mandato popular, el pensamiento mágico del 80 % y la envolvente música plebiscitaria”.

Martín Alonso (2019)

El 27-S [27 de septiembre de 2015] llevamos a cabo unas elecciones plebiscitarias, lo que buscábamos [con ellas] era una mayoría en votos. Una mayoría en votos nos hubiera dado una total legitimidad ciudadana y hubiera podido desencadenar complicidad internacional. No se produce el escenario deseado: hay un excelente resultado en escaños y en votos, pero no se gana el plebiscito a los ojos de la comunidad internacional. Hay una mayoría clara en escaños, pero no en votos.” (extraído de las páginas 3ª y 4ª del informe EnfoCats, incautado durante un registro ordenado por el Juzgado nº 13 de Barcelona en la casa de Josep Mª Jové, Secretario General de la Vicepresidencia de la Generalitat y mano derecha de Oriol Junqueras).

Las citas se explican por sí mismas (destaco con énfasis la de Martín Alonso).

La segunda fotografía es una broma; la primera no: es uno de los viajes republicanos, fraternales y socialistas más hermosos que están a nuestro alcance (Recordemos que el “tío” en cuestión goza del apoyo político en la monarquía belga del N-VA, una formación nacionalista flamenca de derechas con veleidades xenófobas, muy similar ideológicamente a la suya propia).

Seis comentarios (con ayudas incorporadas):

1. Se aprenden muchas cosas sobre la situación de la izquierda en Cataluña al leer esta entrevista con un ex trabajador de la SEAT de L’Hospitalet de Llobregat: “El independentismo no puede ser un aliado de Podemos, hay que derrotarlo”. El senador Óscar Guardingo era el número uno en las primarias de Podemos en Barcelona, pero dejó la lista al verse relegado al 11 tras perfiles soberanistas de los Comunes https://www.elconfidencial.com/elecciones-generales/2019-03-30/oscar-guardingo-unidas-podemos-comunes-senado-entrevista_1912058/

2. El ocaso, el definitivo ocaso de una formación, que fue una esperanza de muchos de nosotros, mía también:

Hoy [30.03], Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) ha celebrado una reunión de su consell nacional (CN), a la que no ha asistido Nuet, que aún es formalmente el coordinador general de la formación [¡aún es formalmente! ¡De risa… pero sobre todo de llanto!] Un grupo de miembros del CN ha reclamado incluir en el orden del día de la reunión la votación de dos puntos “urgentes” que no estaban previstos: la revocación de Nuet como coordinador general de EUiA, así como del conjunto de la dirección ejecutiva, y el nombramiento de una dirección provisional hasta la celebración de la próxima asamblea de la formación. Así lo ha explicado el responsable de política institucional de EUiA, Toni Salado, que ha subrayado que quienes exigían incluir estos dos puntos en el orden del día eran “un grupo mayoritario” del CN, que considera una “anomalía” el hecho de que Nuet no haya dimitido aún [¡quina cara, qué rostro!] como coordinador general pese a su fichaje por la candidatura de ERC al Congreso.

Salado destacó -¡qué menos!- que Nuet se presente a las elecciones del 28A en una candidatura que “compite” con la avalada por Catalunya en Comú, una acción que supone -¡qué menos!- su “baja automática” de EUiA.

Sin embargo, ¡ay sin embargo, que diría Lorca!, vieron rechazada su petición “de manera antidemocrática” (¡el caciquismo existe!) por parte de la mesa del CN, que no estimó la “urgencia” (¡para morirse de risa… y de llanto!) de las medidas propuestas.

¿Qué mesa es esa? ¿De dónde han salido sus componentes? ¿A qué aspiran? ¿Cuáles son sus intereses más allá de un “puesto de trabajo” asegurado y bien remunerado? ¿Desde cuanto una organización como EUiA ha estado en sus manos? ¿Cómo hemos podido permitirlo? Quina vergonya! ¡Qué vergüenza!

3. Una excelente pregunta. Les adelanto la respuesta: ninguno

[¿Algún indepe se ha manifestado en contra el tercer grado concedido a Oriol Pujol?]

La vida sigue igual para la “gran familia” y los que mandan, admitámoslo sin aceptarlo, son los que mandan. ¡Y luego nos quejamos de la clase política de “Madrid”! ¡Válgame Dios! La sombra del pujolismo es (sigue siendo) muy pero que muy alargada.

Conviene comparar la situación de don Oriol (¡que iba para la presidencia de la Generalitat!) con la situación de otros presos (El País-Cataluña, 1 de abril de 2019, p. 2):

La asociación Familias de Presos de Catalunya celebró el pasado domingo 31 de marzo un acto en el distrito Nou Barris de Barcelona para denunciar la situación que viven algunos internos en las cárceles catalanas. El colectivo, integrado por familiares de reclusos, criticó el vacío de información que tienen los presos sobre sus derechos y denunciaron situaciones de violencia institucional en el régimen de aislamiento de las prisiones catalanas. Una de las portavoces de la Asociación de familiares, Gracia Amo, destacó que muchos internos no reciben la atención necesaria y culpó, entre otros factores, a la falta de abogados penitenciarios: “Muchos presos tienen un absoluto desconocimiento legal y tienen casos complicados donde los abogados de oficio no sirven”. Gracia Amo, cuyo hijo murió en la prisión de Brians I, añadió que la asociación es un espacio para que los familiares de presos compartan sus vivencias”.

Y esta vez no vale la excusa de Madrid. La responsabilidad de las cárceles catalanas es del gobierno de la Generalitat.

4. La reflexión sobre la situación en .Cat de un médico de familia concernido, habitual en estas páginas, el compañero Antonio Navas:

Leyendo esta clase de artículos [https://www.elperiodico.com/es/politica/20190330/caen-barcelona-burguesia-articulo-jose-antonio-zarzalejos-7381575], más o menos repetidos y consabidos en cuanto al mensaje general, dejando de lado el detalle, me cuesta muchísimo entender (y no lo digo retóricamente) el argumento de cierta izquierda que desvincula el proyecto independentista presente de una base burguesa obvia; de un vínculo histórico no sólo con el quehacer/programa, tácito primero y después declarado, de los prohombres y las organizaciones vinculadas al partido orgánico de la burguesía de casa nostra, el mundo CiU y sus adláteres (ERC contemporánea, y todo el entramado social proconvergente, nacionalista, pujolista); y no sólo de un proyecto de escapatoria política aventurera ante la implosión de su viejo mundo hegemónico, sino también y de forma no secundaria, como se reitera una y otra vez en artículos e informaciones de este tipo, el vínculo diáfano con unas determinadas aspiraciones económicas entendidas como estratégicas”.

Es decir, prosigue Navas:

si para casi toda la izquierda era cristalino que los primeros compases del Procés traslucían (además de lo ya mencionado) una relación estrecha con las reivindicaciones y disputas económicas del eje Madrid-Barcelona y la teoría de las contradicciones entre burguesía central versus periférica catalana agravadas por la crisis iniciada en 2008, ¿cómo es posible que en tan corto espacio de tiempo el Procès se desasiera de esos elementos, y se pueda argüir que dejó de ser un proyecto político con unas aspiraciones económicas nítidamente burguesas (ya no digo mesocráticas sino burguesas)?

De una burguesía que, si bien pudiera mostrar cuando todo se desató como enfrentamiento inconciliable, cierta desvinculación aparente-formal de la radicalidad de las propuestas políticas concretas de su partido-movimiento orgánico, no obstante suspiraba calladamente por el cumplimiento de cierto programa más o menos explícito, más o menos subrepticio (aeropuerto, eje mediterráneo de comunicaciones, cinturones diversos, reequilibrio de la pugna con Madrid por la primacía o la paridad en la relevancia dentro del panorama económico internacional, etc, etc…) y abogaba por la negociación política Estado-Catalunya, situando en el centro esos aspectos económicos del programa”.

Por eso, concluye nuestro médico concernido, “me resulta imposible comprender esa argumentación, que si bien pueda estar basada en declaraciones formales de las diversas asociaciones empresariales catalanas, desvincula al movimiento independentista, a partir de la masividad de éste, de su matriz fundacional y orientación netamente burguesa neoliberal”.

Es algo que le “pasma”. A él y a muchos.

5. Una reflexión de Juan-Ramón Capella sobre el juicio: “A partir de un proceso” (http://www.mientrastanto.org/boletin-178/notas/a-partir-de-un-proceso). Abre así su artículo:

Gran inteligencia política de los dirigentes independentistas: tumban el presupuesto y por tanto al gobierno, y provocan unas elecciones de las que pueden salir altamente escarmentados pues la derecha hispánica va sin frenos. ¿Buscan convertirse en mártires como Rafael de Casanova, elevado a los altares por un trozo de metralla?”

Sigue de este modo:

Ante el tribunal que les juzga, la defensa de los dirigentes independentistas consiste en desdecirse de lo que hicieron: no hubo declaración de independencia, no hubo propiamente un referéndum (más bien un happening), etc. O sea, pretenden que todo era una función de teatro para sus seguidores y para incrementar su propia fuerza como movimiento. ¿Creen que esta versión le gustará a su propia gente? ¿La considerarán astucias de defensa? Probablemente. No hay peor sordo que el que no quiere oír.

Un amigo, ilustre magistrado emérito, me señala que jurídicamente se puede estimar la violencia aunque no aparezca armada. Yo no entro en este asunto, pero sí aprecio una tremenda y sostenida dosis de coerción ejercida sobre la sociedad catalana que la ha dividido profundamente por mucho tiempo. Eso, con independencia del lado jurídico, es lo que no tiene perdón.

Ni olvido”.

De las imágenes por televisión del proceso a los dirigentes institucionales de la rebeldía independentista se infiere ya claramente, señala el miembro y colaborador muy asiduo de mientras tanto:

una consensuada relación entre ellos e instituciones u organizaciones cívicas al objeto de oponerse a las misiones de la policía judicial tanto en los días anteriores al happening pseudorrefrendario como ese mismo día. La fuerza privada ejercida contra la fuerza pública es indudable, así como una organización provocadora que convocaba a particulares a los lugares de registro o de votación para contraponerse a la policía judicial. A eso se añadían insultos, agresiones y vejaciones a los agentes reveladores de un odio ciego y cegador”.

Estas actuaciones, comenta el que fuera profesor de Filosofía del Derecho en la UB, contrastan con la pretensión de que se considere a los procesados como presos políticos.

Se trata claramente de unas personas enjuiciadas por haber pervertido gravemente sus funciones institucionales. Sus partidarios disfrutan de todas las libertades políticas y juegan con ellas hasta un abuso parecido al de los niños mal educados. Otros hablan de desobediencia civil, olvidando que una de las condiciones para que ésta pueda ser apreciada es la aceptación clara de las consecuencias de la desobediencia”.

El sistema constitucional de libertades, nos recuerda JRC, ha dotado a las instituciones catalanas de poderes y competencias como jamás habían tenido.

El mal uso de tales poderes y competencias por parte de los independentistas en las instituciones, y la inacción del Estado ante este mal uso durante mucho tiempo -p.ej., ante la exhibición de banderas independentistas en balcones de ayuntamientos, acuerdos inconstitucionales de éstos o incluso llamamientos a la ilegalidad por medio de altavoces públicos-, revela una inapropiada condescendencia del poder ejecutivo del Estado, también culpable por omisión de los males de hoy. Si se crearan comisiones de la verdad (del estilo de las de Sudáfrica), habría que exigirles responsabilidad por lo menos moral y política también a las personas con poderes ejecutivos estatales”.

Hay que decir asimismo, añade el autor de Un fin del mundo, que en este enfrentamiento del independentismo con la legalidad se han perdido de vista muchas formas democráticas elementales.

La exhibición de símbolos partidistas en edificios oficiales revela una especie de concepción patrimonial de las instituciones por parte de ciertos cargos públicos (de titulares de alcaldías a un honorable) completamente extraña a la democracia. Como si las instituciones fueran un botín que puede ser usado para cualquier cosa”.

Si se siembra zizaña se cosecha más zizaña, apunta finalmente JRC. “Ahora el conflicto principal se da entre los catalanes más que entre los independentistas catalanes y el resto de España. A los catalanes nos aguarda un futuro de flamencos y walones. Adiós a la Cataluña ilustrada. ¡Pobre sociedad la nuestra, con una división más, y además gratuita!”

Un breve añadido:

Sobre el “curioso” hacer del abogado defensor Jordi Pina y para una información sobre el juicio de esta semana y la “idea” que algunos tuvieron (Puigdemont de manera destacada) o jugaron-manipularon con ella -una situación de violencia el 1-O podría ser un buen motivo para la declaración de independencia- conviene leer: Pablo Ordaz: “Una herramienta llamada violencia”. https://elpais.com/politica/2019/04/03/actualidad/1554310246_323293.html

[Si aspiran a obtener una contrastación (exitosa sin duda) de TV3 como instrumento ininterrumpido de propaganda política nacional-separatista, basta con que vean y escuchen los comentarios de tertulianos tras la retransmisión del juicio, por no hablar de los defensores y defensoras de los encausados cuando se dejan ir estando fuera del escenario del juicio. ¡Nada de comentarios jurídicos! ¡Política nacionalista en estado puro, sin mesura alguna en el decir!

Por lo demás, tal vez sea la última cumbre abismal sectaria alcanzada de TV3, los responsables de la cadena nacionalista parece que han decidido subtitular en catalán las intervenciones en castellano en la cadena. No sé si en todos los casos -el médico me permite, como máximo, 15 minutos diarios de TV3- pero sí algunas veces. Por ejemplo, declaraciones de una mujer joven ingresada en el Hospital de Mar (o Vall d’Hebron no puedo precisar) el pasado sábado 30 de marzo por la noche. Tratan al castellano como si fuera inglés, ruso o alemán.]

6ª. Una situación que afecta a muchos pueblos españoles, incluidos bastantes pueblos de Cataluña, que exige intervenciones públicas urgentes e imaginativas.

España (lo mismo ocurre en Cataluña) no puede ser un territorio con la población concentrada en las costas y en algunos núcleos urbanos interiores. Muchos sociólogos llevan advirtiendo de la situación desde hace décadas. No es viable una España así, una España vaciada (que no vacía) en muchos territorios.

 

Vayamos ahora a nuestro asunto: nuestro filósofo comprometido, con largo recorrido de lucha republicano-socialista, y las candidaturas para el Senado.

Votar el 28A en .Cat no es, ni de entrada ni de salida, asunto fácil… O no lo era hasta hace muy poco. Les hablo de ello con detalle dentro de un par de semanas. Les adelanto ahora una información directamente relacionada.

Entre los candidatos al Senado, por la circunscripción de Barcelona, hay un nombre que merece destacarse y que no deberíamos olvidar: Miguel Candel. He incorporado reflexiones suyas en muchas de estas sabatinas. Filósofo, helenista, gran traductor (Aristóteles, Marx, Engels, Sokal,..), amigo y maestro no se lo oculto, son muchas (muchísimas) las luchas democrático-socialistas en las que ha participado. Desde los tiempos del fascismo hasta ahora mismo. Sigue en la brecha.

El autor de Metafísica de cercanías, expulsado de la Universidad de Barcelona en 1975 junto a su compañero, amigo y camarada Francisco Fernández Buey por la larga huelga antifascista de los PNN, ha sido profesor de griego (en el Instituto Puig Castellar de Santa Coloma de Gramenet) y de filosofía en la UB y traductor en la ONU y en el Parlamento europeo. Pero, sobre todo, ha sido -y es- un luchador infatigable, incorruptible, sólido, con criterio, con pensamiento propio, con más de 50 años de militancias y combates democrático-populares a sus espaldas. En el PSUC y en Izquierda Unida, entre otras organizaciones; ahora es miembro de Izquierda en positivo.

No recuerdo ninguna lucha en la que la izquierda haya estado presente en estos últimos 50 años en la que Miguel Candel no haya aportado su granito (muchas veces puños enteros) de arena. Nada humano le es ajeno y, como uno de sus clásicos, Marx (Aristóteles es otro), también duda de todo -que no de todos- lo que hay que dudar… para pasar luego a la acción disuelta o ubicada la duda.

Su solidez, praxis y buen criterio político se han puesto de nuevo de manifiesto desde que el nacionalismo excluyente catalán se ha echado al monte. No ha vacilado, no se ha confundido, no se ha dejado llevar por las palabras falsarias ni por los cuentos interesados. Como León Felipe, se los sabe todos. Ha mirado desde donde hay que mirar, desde la perspectiva de las clases trabajadoras, especialmente de los sectores más desfavorecidos. Sin crear barreras, sin comulgar con nuevos muros-Estado. Pocos militantes y activistas de izquierdas han estado como él a la altura de las circunstancias (de fraternidad, de comunidad, de solidaridad y unidad de clase), sabiendo a qué atenerse, diciendo las cosas con claridad (y donde fuera) y ayudándonos a los demás a no cegarnos por sonrisas, falsas promesas revolucionarias (quin riure, quin riure!), una historia construida y contada a medida e incluso con versiones (tergiversadas y tergivesadoras) de nuestras acciones y canciones de juventud.

Excelente escritor (vean sus contribuciones a la revista mientras tanto por ejemplo: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=251299), pueden disfrutar de su profundidad (y originalidad) filosófica (no es fácil tener pensamiento propio en asuntos ontológicos, él lo tiene) en el último de sus libros: Ser y no ser. Crítica de la razón narcisista. Si ojean sus aportaciones a la revista que ayudó a fundar en 1979, podrán hacerse idea de la diversidad de sus intereses, reflexiones, buenos argumentos y combates.

Pues bien, si buscan -yo lo busco, muchos lo buscamos- un candidato para el Senado de izquierdas y no nacionalista, con prácticas consistentes y buenas ideas, con un estilo crítico-sarcástico inconfundible (Sacristán pensó en él cuando llamó a una sección de la revista mientras tanto “El extremista discreto”), sobre la historia y la política en .Cat en estos últimos años desde una perspectiva socialista-republicana, no tengan ninguna duda, no errarán: Miguel es la persona que buscan, él es su candidato, uno de sus candidatos.

(Les recomiendo de paso un libro sobre el monotema que publicó El Viejo Topo hace apenas un año y medio: Derechos torcidos. Mi contribución es prácticamente nula: me limito a preguntar y a tomar nota de sus consideraciones).

Dirán, tal vez: ¡es un voto inútil, no nos sirve, no saldrá, no puede salir!

Está por ver. Si medio millón de ciudadanos (pongamos por caso) pensara en el programa que defiende y en la consistencia de su decir-hacer (recordemos por ejemplo, entre mil ejemplos más, su participación en el combate antiotánico y en el lema -OTANOTANOTAN, que es suyo), tendríamos a un filósofo concernido y con garantía de coherencia en una institución donde no hay muchos (acompañaría, además, si no ando errado, a un colega de su Facultad: Manuel Cruz). No habría ninguna temática de izquierdas alejada de sus preocupaciones. No se subordinaría a ningún poder, a ningún poderoso. También él es un incorruptible.

Pero si no hay afluencia de votantes en su dirección (no es fácil darse a conocer en los medios informativos y formativos de opinión) cualquier voto a su favor será lo que se quiera menos inútil. ¡Cómo va a ser “inútil” votar a un ciudadano consistente, de izquierdas, marxista-comunista, anti-nacionalista (de aquí y del conjunto), que ha luchado durante años -y sigue luchando- por las causas ilustradas a favor del comunismo democrático internacionalista!

(Por cierto, dicho sea de paso, el traductor, el primer traductor de la Metafísica aristotélica al catalán tiene un nombre y un apellido que coinciden con los suyos: Miguel Candel. ¿Un “anticatalanista”, como dicen algunos, que traduce la Metafísica al catalán para una colección de gran prestigio?)

El partido en el que milita, “Izquierda en positivo”, recoge las inquietudes sociales de organizaciones situadas a la izquierda del PSOE (de lo que podríamos llamar para entendernos el “universo Izquierda Unida”), pero eliminando las adherencias nacionalistas y el seguidismo en el que partidos de ese universo han caído desde hace un tiempo respecto del movimiento secesionista catalán, creyendo erróneamente, muy erróneamente, que la única manera de mejorar las bazas de la izquierda en España es “romper la baraja” institucional, despectivamente calificada de “régimen del 78”, sea como sea y con los aliados que estén en los alrededores. Error, inmenso error.

Así pues, podemos darnos un gustazo, un gran gustazo, ¡por fin, por fin, por fin!, el próximo 28A.

Yo me lo daré por supuesto, sin ninguna duda. Espero que ustedes, los censados en Barcelona, lo mediten y se lo den también.

Los que no puedan votarle, deseándolo, envíennos un mensaje de apoyo de algún modo. Lo recibiremos con mucho agrado… y con esperanza y ideales comunes compartidos.

Les dejo con el programa de la formación por si quieren echarle una ojeada: http://izquierdaenpositivo.es/2019/03/23/%ef%bb%bfmanifiesto-electoral-de-izquierda-en-positivo/ (también puede marcar aquí: http://izquierdaenpositivo.es/2019/04/02/izquierda-en-positivo-presenta-a-sus-candidatos-para-las-elecciones-generales-de-2019/) y también con una de las magníficas reflexiones (fechada el 2 de abril de 2019) del… ¿futuro senador?

Permitidme, amigos, que os felicite (y me felicite [está hablando de Manuel Martínez Llaneza]) el octogésimo aniversario de nuestra condición de “rojos cautivos y desarmados”. Dicho sea sin menoscabo de nuestro respeto por lo que de bueno haya que reconocerle al “régimen del 78”. Obviamente, la felicitación tiene menos que ver con nuestra cautividad y desarme que con nuestra rojez, pigmentación que, por mucha intensidad que haya perdido, aún nos distingue de los que se niegan a dar por muerto a Franco, sean azules o amarillos.

PS: Sobre la catadura poliética de Puigdemont (y de Junqueras y Forn) y sus planes políticos (y locuras distópicas y el “todo vale”), pueden oír aquí las declaraciones de Ferran López, el que fuera segundo en la Jefatura de los Mossos en tiempos de Trapero: https://politica.e-noticies.cat/buscaven-morts-123393.html

Puede parecer increíble pero este es un vídeo de promoción de la candidatura de los Comunes, de Ada Colau, al Ayuntamiento de Barcelona: https://youtu.be/zak-nJ8reww. ¡Qué cosas se llegan a ver-oír! Un amigo, Joaquín Miras, lo ha resumido así: “Es genial: revela cómo piensa ella y su equipo que es el cerebro de sus votantes: «nens i nenes de tercer, al menjador (comedor)!!!”

En otro orden de cosas: un vídeo de Yayo Herrero, breve también, sobre el capitalismo realmente existente como destructor de la vida yde nuestro planeta. https://www.facebook.com/SpanishRevolutionVideo/videos/372081626980058/. Por si quieren comparar.

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *