Los falsos dioses del fútbol

enCandela

César Jara||

Periodista||

Estoy convencido de que la actual sociedad española adolece de una cierta enfermedad: la pérdida de valores y principios, que conlleva determinadas manifestaciones cotidianas en forma de conductas anómalas y execrables de amplios sectores de las masas populares.

Hace unos días, muere un famoso futbolista de un club de primera división, cuando conducía su coche de lujo a cerca de 240 kilómetros por hora, con despecho descarado de su propia vida y poniendo en riesgo la de otros ciudadanos que transitaban por esa misma vía.

Pues bien, miles de sus seguidores, lejos de criticar o lamentar semejante conducta tan antisocial y temeraria, le organizan un tumultuoso acto de homenaje en un estadio, como si de un dios se tratase.

Esta sociedad fomenta el estúpido culto a los futbolistas que ganan una fortuna, mientras que avanza la precariedad y gran parte de esa gente apenas tiene ya para llegar a fin de mes y mientras consiente que desde los poderes fácticos del país se le vayan arrebatando, sin rechistar, sus derechos sociales y de todo tipo cada día.

El individualismo, el egoísmo y el conformismo son hoy en día, junto al bajo nivel cultural y político lo más caracterizado de una gran parte de la sociedad, incluyendo lamentablemente a la juventud, que en gran medida ha perdido ese sentido crítico que debiera manifestar, esa necesaria rebeldía social.

No es extraño pues que se haya llegado al grado absurdo de paroxismo al que se ha llegado con el espectáculo-negocio del fútbol profesional; ese nuevo “pan y circo” de los tiempos actuales para distraer y alienar a las amplias masas populares, que si en semana santa salen a miles y miles en procesiones católicas de rancio oscurantismo, los fines de semana se enloquecen adorando a los nuevos falsos dioses del deporte prostituido y fomentado por el sistema capitalista, para una mejor manipulación y explotación, junto al vicio estimulado de las jodidas casas de juego que proliferan, como plaga social, en los barrios populares de las ciudades y en los medios de comunicación-intoxicación social.

España vive ya una etapa prefascista a nivel político y todo lo antedicho tiene mucho que ver al respecto.

Me voy a Portugal.

El principio establecido en Crónica Popular exige que, para que los autores de un comentario a un artículo, firmado con nombre y apellidos, vean publicado su comentario, deben firmar de igual modo el textos que nos envíe. En caso contrario, no se publicarán.
Y eso lo haremos aunque el comentario sea favorable al artículo: no se publicará ningún comentario si no va acompañado por la identificación personal de su autor.

1 comentario de “Los falsos dioses del fútbol

  1. Maria
    11 junio, 2019 at 12:22

    Totalmente de acuerdo, si eso lo hace una persona que no fuera una figura futbolista estarían insultando y despotricando, pero el fanatismo parece hacer a quienes los practican irracionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *